sábado 10 de diciembre de 2022
Cielo claro 29ºc | Posadas

Aumentan los pedidos de alimentos y medicamentos

Por la inflación, comunas suman asistencia social

Cada vez se torna más difícil el sostenimiento de las familias, sobre todo en sectores de mayor vulnerabilidad. Ante esto, las municipalidades refuerzan la ayuda

martes 18 de octubre de 2022 | 6:06hs.
Por la inflación, comunas suman asistencia social
Las oficinas de Acción Social de municipios, como la de San Pedro, reciben a decenas de vecinos todos los días. Foto: Carina Martínez
Las oficinas de Acción Social de municipios, como la de San Pedro, reciben a decenas de vecinos todos los días. Foto: Carina Martínez

El último viernes se conocieron los nuevos números de inflación. De acuerdo al informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), el Índice de Precios al Consumidor (IPC) representativo del total de hogares del país registró en septiembre una variación de 6,2% con relación al mes anterior. Los bienes registraron una variación de 7%, mientras que los servicios tuvieron una variación de 4,2 % con respecto a agosto. Esto sumó una inflación interanual del 83% en el último año y del 66,1% en los primeros nueve meses de este año.

Estos números incluso fueron mayores en el Nordeste (NEA) argentino, región que tuvo la inflación más alta de todo el país y donde la escalada de precios se sintió aún con más fuerza. El IPC alcanzó el 6,8% en septiembre y el acumulado interanual fue del 87,5%. Y en el período enero-septiembre 2022, la región exhibió un alza de precios del 68,4%.

En paralelo, el índice barrial de precios que lleva adelante el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci) determina cifras aún más preocupantes. En su último informe advierten que “los alimentos en los barrios populares aumentaron 95,99 por ciento en el último año”. “Una familia de dos adultos/as y dos hijos/as en septiembre de 2021 necesitaba para adquirir sus alimentos indispensables para un mes, $29.609,89 y en el mismo mes de este año requirió $58.031,05 (es decir, casi, $60.000 solamente para alimentarse)”, sostuvieron (ver En los barrios sale...).

Esta variación deja en el alerta a comerciantes y consumidores, que incluso están aún más preocupados por lo que va a ocurrir de cara al fin de año. Por eso, todas las medidas que vienen a alivianar un poco esta presión sobre los precios es bienvenida. Así opinaron sobre el nuevo programa Precios Justos, que se anunció desde el gobierno nacional y pretende poner un freno a la inflación mediante un congelamiento. “Este programa parece ser un programa mucho más corto, más acotado de menos productos, menos surtido, buscando un poco más de eficiencia”, sostuvo Lucas Kerps, sumermercadista de Posadas al respecto (ver página 5).

No obstante, la crisis económica no sólo se siente al ir a comprar a los supermercados, sino que tiene impacto, principalmente, en los sectores más vulnerables.

Desde las municipalidades advierten que las áreas de Acción Social están trabajando con los pedidos de alimentos y medicamentos que los vecinos no cesan de solicitar ante la imposibilidad de adquirirlos por sus propios medios.

Alta demanda en asistencia

En un relevamiento rápido que realizó El Territorio por algunas comunas de la provincia se pudo constatar que cada vez es más alta la demanda en mercadería que las dependencias municipales deben afrontar para ayudar a la comunidad.

Un caso es el de la localidad de San Pedro, donde el impacto negativo de la inflación de hace notar fuertemente en la Municipalidad. Allí, diariamente se acercan vecinos a fin de obtener algún tipo de ayuda. En ese caso, indicaron que la mayor demanda pasa por mercadería y asistencia para cuestiones de salud, tanto medicamentos como combustible para viajar a centros de mayor complejidad.

Esto se debe a la crisis económica, pero también a la época del año, ya que resulta muy complicado para las familias que se dedican a las changas o a la tarefa, conseguir trabajo, en un municipio donde el mayor movimiento económico pasa por la yerba mate, actividad que se encuentra en pausa.

Al respecto, el intendente Miguel Dos Santos mostró preocupación: “La demanda crece día a día, no solamente alimentaria, tenemos muchos pedidos para traslado de los pacientes. Nos preocupa bastante la situación, todos los días tenemos familias con necesidades”.

En Eldorado, las crecientes dificultades económicas que atraviesan los sectores más vulnerables de la sociedad acarrean una mayor demanda de ayuda por parte de vecinos al área de acción social del municipio.

Luis Jara, director de Acción Social, explicó: “En los últimos meses vemos un aumento en el número de personas que requieren ayuda. Se debe a las dificultades por las que atraviesan los vecinos que muchas veces no les alcanza el dinero para vivir”.

La ayuda es tanto en la cuestión alimentaria como para otros aspectos como pedidos de chapas, colchones, o carpas.

“Por día entre 40 y 50 personas asisten a la sede de Acción Social del kilómetro 2. Pero a ello hay que sumarle otros pedidos de que nos llegan por WhatsApp o por otros mecanismos. Trabajamos mucho con las comisiones vecinales y estamos organizando a través de los CIC a los vecinos para coordinar las ayudas necesarias, dentro de los recursos qur tenemos. Es una situación complicada porque a veces no alcanza pero intentamos contener de manera rápida los pedidos de ayuda”, añadió asimismo Jara.

Otros requerimientos

La cuestión alimentaria tiene dos frentes: las ayudas individuales focalizadas a personas o familias, y los merenderos existentes en la ciudad.

“En total hay 49 merenderos distribuidos en Eldorado que reciben asistencia. Esa asistencia se coordina a través de una comisión que la integran organizaciones sociales, el municipio y otras personas, pero dependen en gran medida de los recursos que envía la Provincia. Por otro lado están los pedidos puntuales de personas con familias a las cuales también asistimos. Pero lo que sí notamos es que hay un aumento en los pedidos de ayuda al municipio”, expresó al respecto el director de Acción Social eldoradense.

Asimismo, en relación al trabajo que se realiza desde acción social en Ruiz de Montoya, Fernando Schmidt, contó que se hace hincapié en la salida a terreno. “Hay demandas de todo tipo, predominan siempre la solicitud de mercadería, vivienda y trabajo”, dijo.

Además, expresó que cotidianamente hay gran cantidad de pedidos para turnos en hospitales de la provincia, sobre todo en lo referido con estudios de alta complejidad y solicitudes para tomografía, resonancia, entre otras cosas. “Nosotros gestionamos los turnos con traslados y medicamentos, también la asistencia mensual con los módulos de mercadería mediante el programa Contención y Acompañamiento al Paciente Oncológico”, expresó.

A su vez, mencionó que la demanda en el mencionado municipio nunca va en descenso y se trabaja con búsqueda de información directa a terreno.

En tanto, en Montecarlo se continúa con la asistencia de distinta índole a vecinos de distintos barrios. “Se sigue haciendo normalmente y en aumento progresivo, hacemos asistencia en medicamentos, alimentos, pasajes para tratamientos médicos, traslados, medicamentos oncológicos, entre otras cosas”, explicó el secretario de Desarrollo social de la Municipalidad, Jorge Núñez.

Por otra parte remarcó: “Relativamente se sostiene la cantidad de personas, sí hay aumento en cuanto a lo económico por el incremento en las tarifas, se gasta más en presupuesto, se hacen ajustes para llegar bien, casi siempre es la misma cantidad de gente pero personas que rotan”.

Mientras, en El Soberbio, cada vez aumentan más los pedidos de  asistencia a los ciudadanos en situación vulnerable, quienes están asentados en los barrios de bajos recursos.

En la Capital Nacional de las Esencias, la Municipalidad ha notado un marcado aumento en materia de necesidades básicas como alimentos, ropa y techo, producto de la crisis económica que deja en estado de vulnerabilidad a muchas personas, que tienen un trabajo de bajo salario o muchas veces están desempleados, lo que impide cubrir sus necesidades básicas. Los pedidos son constantes, y desde el área de acción social del municipio mencionaron que se trabaja para cubrir esas necesidades.

En diálogo con este medio, el jefe comunal Roque Soboczinki ratificó: “La demanda social siempre está, pero en estos últimos meses se ha potenciado aún más”.

Igualmente, Miguel Lima, secretario de Gobierno de la Municipalidad de San Vicente confirmó que durante este último tiempo, se acrecentaron los pedidos de ayudas económicas, por parte de la población más vulnerable de la localidad. 

 

En los barrios sale aún más cara la canasta básica

Expectativas por el nuevo programa Precios Justos

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias