lunes 05 de diciembre de 2022
Cielo claro 22.7ºc | Posadas

Los videos en YouTube y redes sociales también animan a innovar

Ganaderos de Azara apuestan a innovar y crecer

Cerca de 50 criadores se asocian para compartir estrategias, ganarle a la sequía y producir más en sus chacras. Multiplicar los recursos forrajeros es la nueva apuesta

lunes 10 de octubre de 2022 | 6:05hs.
Ganaderos de Azara apuestan a innovar y crecer
Alexis Fernández incorporó ganado de raza y pasturas para intensificar la producción de terneros. Fotos: Natalia Guerrero
Alexis Fernández incorporó ganado de raza y pasturas para intensificar la producción de terneros. Fotos: Natalia Guerrero

A casi 90 kilómetros de Posadas, en el municipio de Azara (en el Sur de la provincia, dentro del departamento Apóstoles), un grupo de productores se está juntando y compartiendo experiencias para mejorar la productividad de sus rodeos vacunos. Si bien en la zona hay mucha tradición en la cría de ganado, ahora, con la llegada de jóvenes que se han capacitado en otras ciudades y productores que se animan a innovar, hay nuevas expectativas. Parte de ese cambio puede verse en la mayor cantidad e integración de razas como brangus, brahman y braford en la zona.

Los terneros reciben alimento y todos los mimos de la familia.

Con el seguimiento y asistencia del Inta, el Ministerio del Agro y la Producción, el municipio de Azara, el Instituto de Fomento Agroindustrial y otras organizaciones, apuntan a potenciar el valor agregado que puedan tener en sus explotaciones agrícolas.

Uno de esos productores, joven y nuevo en el municipio es Alexis Fernández (32), quien junto a su familia se instaló en su chacra hace unos dos años. En su propiedad de 100 hectáreas comenzó la cría con algunos vacunos criollos. Luego con el agregado de más opciones de alimento en la propiedad fue sumando algunas vaquillas brangus colorado. Los animales quedaron separados en la chacra de los criollos, para poder dispensar un cuidado más particular.

“Estoy haciendo cría y dividí la producción en dos módulos. Por un lado el rodeo general y tengo otro sector con 29 animales entre vacas, vaquillas, toros y terneros”, comentó el joven productor.

Alexis es oriundo de Gobernador Virasoro, recordó que una inversión oportuna de su padre le permitió instalarse en Azara y armar un proyecto propio.

Carlos Markiewicz apunta a engordar novillos para la venta en la región.

“Siempre me gustó la ganadería y  ahora que pude instalarme acá con mi familia le estoy dedicando esfuerzo. Incorporé algo de genética con vacas de la raza brangus y tengo un torito que es un brahman colorado”, detalló.

Para potenciar la cría reconoció que es esencial tener más recursos alimenticios en el campo. Tras debutar en su inicio con una histórica sequía en los últimos años, valoró que pudo probar algunos forrajes que lograron resistir la escasez de lluvias.

“Nos afectó bastante la sequía que ya lleva unos tres años, tratamos de buscarle una vuelta con la suplementación en invierno, plantamos un poco de avena, hay un poco de pasturas y estamos en camino de mejorar”, señaló.

Comentó, en tanto, que hasta el momento “el problema es el forraje, no se le puede dar al total de animales, por eso hay que seleccionar a los que más requieran. En este último caso fue a los que estaban por parir”.

En ocasión de mostrar su terreno a la prensa, explicó en las últimas semanas estuvo atendiendo el nacimiento de los primeros terneros de sus vaquillas brangus.  “Algunos ya nacieron en julio y me queda una vaquilla que va a parir por estos días”, precisó.

En cuanto al trabajo con los terneros, que son los animales a generar para la venta a terceros, destacó que proyecta hacer un manejo sustentable cuidando mucho a las madres.

Generar el forraje propio es clave para abaratar costos. Fotos: Natalia Guerrero

“La idea es destetar estos terneros apuntando a que la madre conserve buen peso corporal para que después pueda entrar en celo más rápido. El destete aproximado será en unos 70 u 80 días. En general se hace el destete del ternero hacia marzo o abril para la venta. Ahora por ahí se va a destetar antes. Pero en general se entregan los animales de siete meses y se venden bien”, consideró.

Además del alimento, Alexis recordó que algo que cuida mucho es el acceso al agua de calidad. “Es algo muy importante, a veces creo que más imprescindible que el alimento. Hay que cuidar que el agua esté bien limpia, fresca, eso incide en el confort de los animales”.

El joven ganadero comentó que además de los conocimientos que ya traía de su familia y lo que pudo aprender de su paso por la universidad en una carrera orientada a la producción, también busca constantemente material por internet.

“Me gusta leer mucho sobre la cría de ganado y también en YouTube veo todos los videos sobre estos temas, casi todo lo que consumo es sobre ganadería”.

Todo es posible

Carlos Markiewicz (49) también es productor ganadero de Azara y en diálogo con El Territorio manifestó que se pueden realizar varias alternativas para mejorar la productividad. Así, resaltó que hoy la cría de animales es posible y rentable gracias al mercado interno que demanda alimentos. Ejemplificó que en su caso tiene constantes consultas para la venta de animales, ya que la carne tiene una demanda asegurada en el consumo de la región de Azara. Y sobre esto, resaltó además la mejora en la calidad de los alimentos que se ofrecen.

“Hay miles de cosas que se pueden hacer en ganadería, lo que falta es financiación accesible para el productor”, comentó al mostrar el manejo de su campo de 200 hectáreas.

Carlos indicó que apunta a engordar novillos de unos dos años y medio para la venta a frigoríficos locales. “Todo lo que vendo es carne para el mercado de la zona, por suerte hoy a pesar de los problemas económicos hay demanda de alimentos. Hace 15 años había un escaso consumo y era mucho más difícil vender los animales”, recordó.

El productor tiene un rodeo de unas 200 cabezas y apunta a multiplicar las opciones de forraje para ampliar su oferta.

“Apunto a hacer algo sustentable, sumar calidad, de a poco en base a mis posibilidades. Además del ganado tengo un poquito de yerba mate y algo de eucaliptos. Ahora lo que tengo en mente es hacer una laguna para comenzar a hacer un forraje asistido con riego por goteo. También tengo heno en pie y me sirvió para darles de comer en el invierno a las vacas, lo estoy sacando con una guadaña”, explicó.

Relató que con el apoyo de las máquinas se puede incrementar mucho la producción porque la obtención del alimento es más sencilla.

“Con el riego artificial seguramente voy a poder ampliar mucho la producción. Ya con lo que hice actualmente estoy seguro de que mejoré mucho la productividad que tenía el campo en tiempos de mi abuelo. Antes no había árboles, no se hacía forraje. Ahora poco a poco se fue mejorando todo. Lo que más mejoró sin duda es la calidad de la carne que se produce, ahora es muy tierna y no hay diferencias con otras regiones”, aseguró.

Enfatizó que hay muchas alternativas para generar más alimento en la tierra misionera.  “Acá se podría plantar mucho más con riego artificial, el tema está en producir alimentos, pero siempre apuntando a que sea una chacra sustentable. Esta chacra hace 100 años que produce y si se la sigue cuidando, seguirá así siempre”.

Consideró, en su opinión, que sería muy importante garantizar el acceso al riego para ampliar las posibilidades productivas.

“Estuve viendo que hay un equipo completo de riego solar que vale unos 5.000 dólares. Es muchísimo dinero, pero no es tanto si se piensa todo lo que permite hacer ese equipo. Sería bueno si se pudiera acceder a algún crédito internacional de esos que se ofrecen para generar bonos de carbono o algo parecido para que la gente cuide más sus terrenos. Sería un incentivo para que los productores protejan los árboles y los bosques en sus chacras”, sugirió.

Carlos contó que vive en Azara junto a su esposa y agregó que siempre trata de compartir conocimientos útiles que puedan servirle a otro productor.

“Soy muy curioso y trato de aprender siempre. Tuve la suerte de irme a Buenos Aires a estudiar, conseguí un buen trabajo y luego pude volver e invertir en la chacra de mi familia. Hace 15 años que estoy y cuando empecé la chacra tenía unos 20 años abandonada. Todavía me falta mucho por hacer pero ya algo se produce y me es rentable”, recordó.

Agregó que junto al grupo de productores de Azara, trata de compartir experiencias. Y que a pesar de las limitaciones en general los ganaderos tienen interés en progresar. 

“Siempre que puedo comparto en mi Facebook lo que hago. Acá vamos a todos los campos, nos copiamos mucho los unos a otros y la gente quiere mejorar lo que hace. En lo particular mucho de lo que hago lo hago para ver que resultados tengo. Trato de probar alternativas y también me preocupa mucho mantener el medio ambiente y los árboles nativos”, sintetizó. 

 

Trabajar en nuevas opciones y sumar tecnología para ganaderos

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias