miércoles 07 de diciembre de 2022
Muy nuboso 34.7ºc | Posadas

Tapados de vergüenza

En La Plata hubo reventa de entradas, lo que provocó graves incidentes fuera de la cancha de Gimnasia. La Policía reprimió con balas de goma y gases, que inundaron el estadio y obligaron a la suspensión del encuentro con Boca a los 9 minutos del primer tiempo. Horas más tarde se confirmó la muerte de un hombre de 57 años cuando lo trasladaban al hospital tras los disturbios

viernes 07 de octubre de 2022 | 6:05hs.
Tapados de vergüenza

El partido que Boca llevaba a cabo en La Plata ante Gimnasia quedó suspendido a los 9 minutos por graves incidentes fuera del estadio del Lobo, que terminaron con un hombre muerto.

Los gases lacrimógenos lanzados por la policía en las inmediaciones del estadio ingresaron al campo de juego y afectaron a varios jugadores, integrantes del cuerpo técnico y el propio público que entró en pánico. Por “falta de garantías”, la cuenta oficial de la Liga Profesional confirmó la suspensión del partido.

Una probable sobreventa de entradas fue lo que motivó a los hinchas que quedaron sin su ticket a intentar forzar el ingreso. Por ello, las autoridades empezaron a cerrar las puertas de acceso y esto provocó la desesperación de los aficionados que querían entrar igual porque habían pagado sus boletos.

Los incidentes se desencadenaron fuera del estadio Juan Carmelo Zerillo. La policía intentó contenerlos lanzando balas de goma y gases lacrimógenos que invadieron el terreno de juego y afectaron a los aficionados que estaban en las gradas y a los propios protagonistas.

Se dieron situaciones impactantes. Brahian Alemán, referente del Lobo, lanzando bebida a las tribunas. Gorosito cubriendo su cabeza con un saco, totalmente enceguecido. Hinchas recostados en el césped, visiblemente golpeados por el efecto del gas. Un mar de fanáticos ganando el campo de juego. Los altoparlantes indicando los lugares donde se hallaban apostadas las ambulancias. Y los sonidos de las postas de goma como banda de sonido de un momento terrible.

Con el correr de los minutos, la situación se fue calmando dentro del estadio, donde la mayoría de las puertas permanecieron cerradas. No obstante, afuera la situación no se calmó. Siguieron atronando los estallidos de las balas de goma.

Cerca de las 22.15, la Liga Profesional informó oficialmente que “el árbitro Hernán Mastrángelo suspendió por falta de garantías el partido entre Gimnasia y Boca por la fecha 23 de la Liga Profesional. El encuentro estaba 0-0 en 9 minutos del primer tiempo”. Aunque en realidad se trató sólo de una formalidad. No había manera de que el duelo pudiera jugarse con el campo sembrado de fanáticos descompuestos por el gas, mientras afuera los incidentes no aflojaban. Había niños golpeados, o perdidos, sin encontrar a sus padres. Heridos sin atención. Un panorama dantesco, brutal.

Los aficionados del Lobo acusaron al club de haber sobrevendido entradas, (lo mismo deslizaron desde la Seguridad) hecho que provocó que, cuando se colmaron las ubicaciones, la Policía ordenara que cerraran las puertas. El escándalo dejó, también, algunos gestos para destacar. Como la imagen de Marcos Rojo, referente de Boca y ex Estudiantes, tirándoles botellitas de agua a los hinchas en la platea para aliviarles el cuadro por el efecto del gas.

Después de una hora de incertidumbre, desconcierto y violencia, las tribunas se vaciaron, un par de centenares de hinchas se quedaron atemorizados dentro del campo de juego, pero ya con más calma, y de a poco todo fue quedando vacío. Tan vacío como el fútbol mismo (iban 0 a 0), como la violencia misma, y como la falta de organización provoca al haberse puesto en riesgo nada más y nada menos que la vida misma de todos quienes ayer estuvieron en la cancha de Gimnasia.

Pero la peor noticia llegó sobre las 23, cuando se confirmó la muerte de César ‘Lolo’ Regueiro, un hombre de 57 años, que tuvo un infarto a causa de los incidentes y murió camino al hospital. “El fallecimiento se produjo por una muerte súbita. Llegó hasta el hospital San Martín, intentaron reanimarlo sin éxito. Era habitué de la cancha. Tenía antecedentes cardíacos. Dejaba el estadio, se descompensó y murió”, indicó Sergio Berni, ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

Eduardo Aparicio, titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), aseguró que “el partido no se va a jugar mañana (por hoy)”, aunque no hubo confirmación de la Liga Profesional. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias