sábado 03 de diciembre de 2022
Cielo claro 23ºc | Posadas

Caso Galeano: uno de los testigos ratificó que Zielinski había consumido alcohol y ocupó el auto sin permiso

Matías Luciano Zielinski (23) comenzó a ser juzgado hoy por la muerte de Alberto Rubén Galeano (31) y las lesiones que sufrió Juan Báez (30), en un siniestro vial ocurrido en 2019. Los tres circulaban en un coche al mando del acusado que, en estado de ebriedad, terminó contra un colectivo urbano en Posadas.

jueves 06 de octubre de 2022 | 13:16hs.
Caso Galeano: uno de los testigos ratificó que Zielinski había consumido alcohol y ocupó el auto sin permiso
Zielinski se abstuvo de declarar en el inicio del debate oral, aunque podrá hacerlo antes de los alegatos. //Fotos: Víctor Paniagua.
Zielinski se abstuvo de declarar en el inicio del debate oral, aunque podrá hacerlo antes de los alegatos. //Fotos: Víctor Paniagua.

Cabizbajo y con un rosario entre sus dedos. De esa manera Matías Luciano Zielinski (23) atravesó la primera jornada de debate oral que lo tiene en el banquillo de los acusados por el delito de homicidio culposo y lesiones culposas en concurso ideal.

Es que el domingo 24 de febrero de 2019, manejando alcoholizado (1.06 g/l) un automóvil al cual se había subido sin permiso del propietario, haciendo zig zag y a excesiva velocidad por la avenida Quaranta (casi San Martín) perdió el control y terminó contra un colectivo urbano que avanzaba en sentido contrario, es decir, hacia la estación de transferencia y en ese impacto, sus acompañantes se llevaron la peor parte: Alberto Rubén Galeano (31) murió en el acto y Juan Alejandro Báez (30) fue hospitalizado con graves lesiones.

Esta mañana -casi cuatro años después- comenzó a ser juzgado por un tribunal unipersonal cuya titular es la jueza Correccional y de Menores Uno de Posadas, Marcela Leiva.

Zielinski tiene a los abogados Sebastián González y Vicente Halfonso como defensores, en tanto que la parte acusatoria está representada por la fiscal Correccional y de Menores Uno, María Laura Álvarez, quien como cuestión preliminar solicitó a la magistrada a cargo del debate que se adjunte el informe de alcoholemia practicado al acusado en razón de que no aparece en ninguna foja del expediente.

Posterior a la lectura del auto de elevación a juicio que había sido formulado por la fiscal de Instrucción Amalia Spinnato, en el que se describieron los hechos y elementos de prueba, el acusado decidió abstenerse de declarar y mantuvo en todo momento los ojos pegados al suelo. En la sala, además de sus defensores, estuvo acompañado por la mamá y hermana.

Ya en la ronda de testimoniales, los más relevantes de la jornada fueron los del sobreviviente, Juan Báez; del propietario del Toyota Corolla con el que Zielinski protagonizó la tragedia, Rubén Eduardo Ramírez, y del chofer de la unidad de trasporte contra el que terminó chocando, Alejandro Branchesi. También un perito accidentológico brindó detalles de cómo fue la secuencia en base al trabajo que hicieron en la escena.

En ese contexto, si bien durante la instrucción Zielinski negó haber estado alcoholizado e incluso aseguró que no consumió bebidas alcohólicas -"No podía tomar porque me sacaron la muela de juicio días anteriores del accidente", había dicho- esta mañana el testigo Ramírez admitió que sí, que tomaron, primero en un boliche posadeño y después en el after hours de donde victimario y víctimas salieron con el coche.

"Me había recetado el médico dos pastillas, por lo cual no podía tomar bebidas alcohólicas", había ampliado Zielinski en su indagatoria hace casi cuatro años, pero contrario a eso, en el caso de Ramírez, hoy declaró bajo juramento que estuvieron la noche previa "en Cristobal", que él tomó "whisky con cerveza y Zielinski solamente cerveza", que habían ido en autos distintos hasta la casa de otro conocido y desde ahí se dirigieron hasta la propiedad donde junto a otras personas terminaron haciendo una pool party hasta el día siguiente.

Recordó ante la jueza que se había metido a la pileta y que la llave de su coche y de otros más estaban sobre una mesa en el quincho. Dijo que en determinado momento Zielinski le pidió prestado el auto pero se negó "porque estaba empedo". Reveló que más tarde, cuando salió del agua para atender una llamada, notó que tenía poca batería, quiso buscar el cargador y se dio cuenta que no estaba la llave ni el vehículo. "Pocos minutos después llamaron para avisarme lo que había pasado", aseguró Ramírez, calculando que entre que notó que no estaba su auto y el siniestro vial "pasaron entre 15 y 20 minutos".

En cuanto a Báez, fue bastante cauto al momento de brindar su testimonio, considerado clave en razón de que fue testigo directo y sobreviviente.

"Yo no lo vi tomar alcohol", dijo y acotó: "para mi estaba normal", evitando en todo momento afirmar que Zielinski estaba alcoholizado, aunque en ese punto la fiscal Álvarez le recordó que durante la etapa de instrucción había declarado lo contrario.

Báez aclaró entonces que él no había salido ni con Galeano ni con Zielinsk aquella noche, que estaba en su casa cuando decidió llamar al primero para pedirle prestado dinero. En ese contexto, por pedido de Galeano, lo fueron a buscar a su domicilio y lo llevaron al after.

Al llegar -dijo- los presentes estaban juntando plata para comprar más bebidas. Contó que Galeano le dio el dinero acordado y cuando se dispuso a regresar a su casa, éste le insistió para que se quedara. Volvió a decir que no tomó nada, pero que poco después acompañó a Zielinski y el resultado ya es conocido.

El colectivero, en tanto, ratificó lo que está visto en el video del siniestro, que el Corolla manejado por Zielinski se cruzó de carril de forma repentina y a alta velocidad. "Traté de esquivar para evitar el impacto pero no pude", dijo, recordando que llevaba 16 pasajeros a bordo que resultaron con lesiones leves.

Próximo jueves, la sentencia

Las partes escucharon las declaraciones de nueve testigos en total y decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta el jueves de la semana próxima.

En esa jornada, primero van a declarar tres testigos -dos buscados por la fuerza pública si es que no se presentan de manera voluntaria- y después se escucharán los alegatos de la fiscal Álvarez y de los defensores González y Halfonso. Finalmente se conocerá el veredicto de la jueza Leiva.

Si bien posterior al trágico hecho vial la familia Galeano se mantuvo firme en el reclamo de justicia para la víctima e incluso había anticipado presentar una querella conjunta con Báez, en esta primera jornada nadie de su entorno estuvo en la sala de debate.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias