viernes 09 de diciembre de 2022
Cielo claro 26.7ºc | Posadas

Hay industrias que emigraron del país

Brasil y Paraguay exportan más yerba y le quitan mercados clave a la Argentina

Complica la limitación para importar materia prima impuesta por la Nación. Además está el atraso del tipo de cambio y los costos en alza. Avanzan inversiones en los países vecinos.

domingo 02 de octubre de 2022 | 2:30hs.
Brasil y Paraguay exportan más yerba y le quitan mercados clave a la Argentina
Misiones y Corrientes son las principales provincias yerbateras. //Foto: Natalia Guerrero.
Misiones y Corrientes son las principales provincias yerbateras. //Foto: Natalia Guerrero.

Como en otras economías regionales, en la industria yerbatera están en alerta por las crecientes limitaciones para vender su producto al mercado internacional.

Además de estar limitados con el tipo de cambio oficial, desde el sector recordaron que el costo productivo argentino supera ampliamente al de países vecinos. Por ello, están viendo que la yerba mate de Brasil y Paraguay, está ganando lugar en varios países.

De esta manera, se pone en riesgo el mercado externo obtenido con tanto esfuerzo desde Misiones y Corrientes, como principales provincias productoras de yerba mate, en el mercado externo como Siria, Chile, Líbano, Estados Unidos, España y Francia, que son los que demandan mayor volumen de esta materia prima además de otros destinos.

Ya a principios del 2020, se destacaba desde el gobierno nacional que la Argentina era el principal productor y exportador de yerba mate en el mundo, y sus ventas al exterior estaban encabezadas ampliamente por Siria con 59,8 millones de dólares, seguido por Chile 8,65 millones, Estados Unidos con 2,37 millones y Líbano con 2,01 millones de la misma moneda. Además, países europeos como Francia, Alemania y España siguen siendo grandes compradores de yerba mate.

Abrir estos mercados representó enorme esfuerzo de gestión e inversión y ahora se corre del riesgo de perder.

De hecho, va en contra del proyecto original que tenía el gobierno nacional, como se indicó hace dos años, de consolidar estos destinos para las exportaciones de yerba mate o fortalecer las ventas de nuevos mercados. Por entonces desde la Nación se reconocía que era uno de los productos más consumidos en los países citados e incluir a Medio Oriente o Alemania y el potencial de crecimiento en mercados como China y la India, que valoran especialmente las propiedades para la salud.

Informe reciente del Inym indica que entre el mercado interno y las exportaciones, el consumo de yerba mate alcanzó un total de 213.531.347 kilos.

En cuanto a la exportación todo esto está en riesgo, por las múltiples trabas que impone la Argentina para exportar, sumado a las diferencias de costos. Por tal razón, algunas industrias ya avanzaron en operar desde países vecinos.

Habría otras que analizan operar desde Paraguay para no perder del todo el mercado internacional que costó varias décadas alcanzar.

Lo que hacen los países vecinos

"Brasil por lo que sabemos no está alentando nuevas plantaciones, pero Paraguay sí. En los últimos 10 años las hectáreas de producción de yerba paraguaya se duplicaron. Es muy importante el desarrollo que están teniendo", consideró Raúl Karaben, presidente de la Cooperativa de Productores de Santo Pipó (Piporé).

Ejemplificó que por el buen momento de la yerba mate en Paraguay "ya hay una empresa misionera que se instaló en Paraguay con secadero propio. También hay empresarios metalúrgicos locales que están trabajando allá, adecuando la molienda al gusto de la yerba que elaboramos en Argentina. Hoy en Paraguay están fabricando una yerba de excelente calidad", afirmó.

El también contador público y asesor de empresas, recordó que el vecino país "tiene un costo más barato en personal, menos impuestos, menos cargas sociales. Todos los costos son muchos más baratos. Y además aquí tenemos el problema con el dólar oficial por el que recibimos la mitad del precio real. Entonces todo nos está perjudicando mucho".

A su vez detalló que "actualmente se está enviando un volumen de yerba mate similar al de los últimos años. Pero la diferencia es que muchas veces los envíos se hacen a pérdida, sólo para mantener esos mercados. Claramente venimos pidiendo que se mejore el tipo de cambio, pero lamentablemente para nosotros no hay dólar soja. Es un problema".

Vale recordar que también este año una importante empresa de origen sirio, presente en Misiones, informó que desarrollaría inversiones en Paraguay para poder seguir exportando y ser competitiva. Y de hecho este año no realizó compras de hoja verde en Misiones afectando las previsiones de los productores.

Mercado interno

En tal sentido, al explayarse sobre la falta de oportunidades para exportar, el productor yerbatero de Andresito Víctor Chamula, comentó "lo estamos sintiendo los productores y en gran medida, porque una empresa siria (exportadora) no abrió las puertas este año para la compra de hoja verde. Y la otra empresa compró, pero destinó más del 90% de su producción al mercado interno, que termina sintiendo ese mayor abastecimiento. Y a eso, se le suma la importación de yerba mate empaquetada desde Uruguay que no produce yerba. Todo ayuda a que el mercado argentino esté sobre abastecido hoy", puntualizó.

El productor también recordó que "así como a las empresas les afecta el costo impositivo, al productor también. Tenemos casi un 62% de impuestos, todos los insumos suben al valor del dólar libre. Nos está costando pagar los servicios de cosecha. Y para colmo, los pagos por nuestro producto se están empezando a ofrecer a 30, 60 y 90 días. Esta situación la veíamos venir, lamentablemente el Inym no hizo nada", opinó.

Muchas diferencias

Desde el sector industrial regional agregaron que en el último año las diferencias con Paraguay son más evidentes. "Los costos nos van dejando de lado. En Paraguay les cuesta 1,50 dólares preparar un paquete de yerba para ser enviado al exterior. A la industria argentina el mismo paquete le cuesta 2,50 dólares", detallaron desde una industria.

Remarcaron que "ya en los últimos años, la yerba paraguaya igualó y en algunos casos hasta superó el nivel de calidad que tenemos en Argentina".

Los industriales destacan que tanto en Brasil como en Paraguay "tienen más libertades para hacer yerba y por eso, están siendo más competitivos".

Recordaron que en los últimos años, por caso en Brasil, hubo inversiones de extranjeros (de origen árabe) para desarrollar una mayor exportación de yerba mate.

Desde las industrias añadieron que proyectar el abastecimiento de un mercado requiere de muchas inversiones y planificación.

"Hoy no estamos preparados para nada. Es cada vez más chico el colchón de yerba que se puede prever para enviar afuera. No hay una previsión tampoco de cómo estará la producción argentina en unos años".

Pese al escenario adverso y la urgencia de medidas, se consideró que poco se puede hacer para liberar el tipo de cambio para la yerba mate. Ya que consideran que el centralismo porteño, considera a la yerba un producto "marginal" de poco peso en el comercio exterior.

En Corrientes

Desde Corrientes se apuntó en tanto, que los crecientes costos afectarían en mayor medida a algunas industrias misioneras que estaban exportando.

"Las industrias de Corrientes exportan productos terminados a sus mercados y entonces, en situaciones donde se ponen complicados, los costos, en general al exportar marcas, estas están más protegidas. Porque su producto es más difícil de reemplazar. En cambio, algunas empresas de Misiones exportan productos a granel y en ese caso, están más expuestas a ser reemplazadas por competidoras de Brasil o Paraguay", recordó Claudio Anselmo, ministro de la Producción de Corrientes y director representante en el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym).

El directivo también reconoció que este año, las exportaciones podrían mostrar un leve retroceso.

"Hasta ahora vemos que las estadísticas emitidas por el Inym hasta el mes de agosto, hay una tendencia a que este año las exportaciones totales van a ser menores. Estamos hablando de 24 millones de kilos en ocho meses, eso está dando anualizado unos 36 millones de kilos. Si se mantiene el promedio mensual de 3 millones de kilos, que ha caído un poco en los últimos meses, estaríamos todavía cerca del promedio histórico de las exportaciones de yerba mate".

 

Desde las industrias recordaron que el consumo en el país de la yerba mate también está al tope y preocupan las crecientes regulaciones internas.

Un informe mensual elaborado por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) señala que durante el mes de agosto el volumen de yerba mate elaborada con destino al mercado argentino fue de 24.465.517 kilos, acumulando un consumo interno de 189.641.223 kilos durante enero y agosto del corriente año. Respecto a las exportaciones, las estadísticas indican que en agosto se despacharon 4.503.588 kilos de yerba mate.

Sin muchos cambios

"No hay demasiados cambios del consumo en el país. La posibilidad de vender más, está afuera. Pero si no se puede, todos los kilos que sobran y que no tengan destino pasan a valer cero", plantearon.

Alertaron por otro lado del peligro de limitar el comercio con los países vecinos. "Hoy se están tomando medidas para desalentar la importación. Se llegó a afirmar incluso que la yerba de nuestros vecinos estaba contaminada y es una locura. Ellos cuidan su calidad de acuerdo a sus reglamentaciones y son celosos de sus productos".

Por ello, entre los industriales, se plantean que pasaría si en el día de mañana, desde Brasil o Paraguay, le dicen al mundo que la yerba argentina está contaminada por humo.

Sobre la importación de yerba mate, Raúl Karaben apuntó por su parte que las compras a Paraguay permitieron equilibrar el volumen interno. "Hoy estamos con más de 10 millones de kilos de stock en el sistema a pesar de la sequía y más de 30 millones de kilos arriba si nos comparamos al 2020. Con lo cual hay una recomposición fuerte de stock, en esto no hay que olvidarse que en los últimos dos años hemos importado a razón de 30 millones de kilos de Paraguay. Es decir, la baja o la faltante del mercado interno la suplimos con importaciones. Es lo que ha nivelado más o menos el mercado, si no se hubiese importado yerba, habría serios problemas con el abastecimiento local", analizó el también ex director en el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) por las cooperativas.

Las industrias yerbateras coinciden en que debe fomentarse la mayor formalidad dentro del sector, así como el cuidado de un producto saludable y producido de forma sustentable. También la necesidad de ser más productivos. Pero hay malestar con las regulaciones que se toman sin la debida consulta y planificación para su implementación. "Lo que se plantea hoy con las críticas a la cosecha mecanizada es una locura. Es como si se prohibieran los tractores para volver a los bueyes. El uso de las máquinas siempre se pensó para algunos tipos de plantaciones. E incluso esos yerbales después requieren el trabajo de podadores, que son trabajadores más calificados", explicaron desde una industria.

También recordaron que "los propios productores quieren tener máquinas porque no consiguen tareferos y se les retrasa la cosecha. Las máquinas hacen un trabajo muy necesario sobre todo en invierno. Es bueno que haya nuevos desarrollos, que las máquinas se abaraten y el esfuerzo del trabajador sea menor. Antes que cortar un yerbal seguro un trabajador elegirá manejar una máquina cortadora o un camión para llevar la cosecha. Sin dudas la tecnología incentiva una mejor calidad de vida", analizaron.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias