jueves 01 de diciembre de 2022
Nubes dispersas 31ºc | Posadas

El fundador del PT corre con ventaja para volver a gobernar Brasil

Fuertes cruces entre Bolsonaro y Lula marcaron el último debate

De cara a las elecciones de mañana, el actual mandatario y el expresidente fueron los protagonistas de una jornada colmada de acusaciones, chicanas y denuncias

sábado 01 de octubre de 2022 | 6:02hs.
Fuertes cruces entre Bolsonaro  y Lula marcaron el último debate

La campaña para las elecciones presidenciales en Brasil vivió en la madrugada de ayer un momento álgido, con el último debate en el que se cruzaron Jair Bolsonaro y Lula da Silva en busca de los votos de los indecisos.

El actual mandatario busca la reelección contando principalmente con el voto evangélico y empresarial, pero en los sondeos está detrás del expresidente izquierdista, que podría llegar al poder por tercera vez.

Sin compromisos de campaña, Lula, de 76 años, y Bolsonaro, de 67, dedicaron el día a prepararse para el tradicional debate de la TV Globo, habitualmente el más visto antes de las elecciones.

El cruce, que comenzó a las 22.30 locales, fue visto como la última gran oportunidad de los candidatos para atraer votos, a tres días de la primera vuelta.

Intensos señalamientos

Los ánimos se caldearon desde el inicio del encuentro entre los aspirantes a la presidencia de Brasil.

Durante una de sus primeras intervenciones el candidato a la reelección, Jair Bolsonaro, llamó “mentiroso, expresidiario y traidor a la patria” a su contendor más poderoso, el expresidente Lula da Silva, al tiempo que defendió su política económica en el país.

“¿Qué IPC es este? ¿De la farsa? ¿Qué vienes a defender aquí? ¿Qué pensaste de mí? ¡Cualquier cosa! ¿Qué dinero de soborno?”, dijo el mandatario desligándose de acusaciones sobre delitos de corrupción en su contra.

Por su parte el candidato de izquierda respondió señalando como una “desfachatez” la presencia del mandatario en la contienda, cuestionando sus políticas. Pidió al presidente no mentir más al pueblo durante la transmisión del espacio.

“Es insano que un presidente venga aquí a decir eso. Es una desfachatez”, respondió Lula, antes de afirmar que una de las primeras medidas de su gobierno, si es elegido, será acabar con el sigilo de 100 años que Bolsonaro impuso a datos que implican a su familia. “Voy a acabar con esos sigilos para saber qué es lo que quiere esconder”, dijo.

“En un debate entre personas que quieren ser presidente de la República, el actual mandatario tuvo un mínimo de honestidad. El mínimo de seriedad”, añadió Lula.

A los señalamientos entre ambos candidatos surgieron los pedidos de réplicas de cada uno que encendieron aún más el tono del debate.

“Lo que está en juego en las elecciones es el futuro de la Nación. Brasil era una cleptocracia. Lula fue el jefe de una gran organización criminal. No podemos continuar en el país del robo”, afirmó Bolsonaro al recordar escándalos como el de los gigantescos desvíos de recursos públicos de la petrolera estatal Petrobras.

“Es una mentira decir que monté una organización criminal”, añadió Lula en su derecho a réplica. “En lugar de decir eso debería referirse a los desvíos de que son acusados sus hijos, de los robos en su Ministerio de Educación, de la mafia que intentó obtener ventaja con la venta de vacunas contra el Covid”, afirmó el aspirante izquierdista.

En otro de los careos, Lula fue en contra del candidato Ciro Gomes, quien formó parte de su tren ejecutivo durante su mandato.

“Ciro, te encuentro nervioso. Te diré algo que podrías decir, de hecho: saliste del gobierno para ser candidato a diputado federal en contra de mi voluntad. La segunda verdad es que durante mi período de gobierno, en los ocho años que fui presidente, ustedes vivieron el momento de mayor conquista social de este país”, sentenció.

“Participé en el gobierno y me fui precisamente por las graves contradicciones de la economía, eso lo sabes muy bien, y, más grave aún, las contradicciones morales”, respondió Gomes.

Qué dicen las encuestas

Según la última encuesta del Instituto Datafolha publicada el jueves, Luiz Inácio Lula da Silva tiene 47% de las intenciones de voto frente a 33% de Bolsonaro.

Considerando apenas los votos válidos (sin blancos ni nulos), Lula reúne 50% de los apoyos, porcentaje mínimo para obtener una victoria en primera vuelta.

El 86% del electorado ya decidió su voto, según la encuesta.

Además del sondeo de Datafola, otras encuestadoras reflejaron la posibilidad de que Lula gane en la primera vuelta por la mínima.

Si ninguno de los candidatos alcanza el 50% de los votos, habrá una segunda vuelta el 30 de octubre.

Prohibición de portar armas

En un clima polarizado, y para prevenir cualquier hecho de violencia, el Tribunal Superior Electoral decidió el jueves prohibir el porte de armas y municiones en todo el país por parte de ciudadanos con licencia, como cazadores, coleccionadores y tiradores, entre hoy y el lunes.

La corte ya había prohibido anteriormente portar armas de fuego en los diferentes centros de votación y en un perímetro de 100 metros el día de la elección.


Los brasileños no quieren que haya balotaje

Una encuesta de la consultora Quaest señaló que el 90 por ciento de los brasileños quiere que el nuevo presidente del país se decida en la primera vuelta.

El argumento que dieron es que “no pueden soportar más” el tema omnipresente de la votación crucial que será un parteaguas en la historia del país. Un indicio claro del estrés que causa la situación de tensión a la que es sometida esta nación de algo más de 212 millones de habitantes y que llevó a su pico máximo un presidente que machaca desde hace meses con la idea del posible fraude y un autogolpe para evitarlo. ¿Ficción como la novela Pantanal o realidad aumentada por las fake news de las que Bolsonaro hizo un culto?

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias