sábado 03 de diciembre de 2022
Cielo claro 23ºc | Posadas

Nazareno Ferreyra fue notificado de las pericias genéticas en la últimas semanas

Pidieron que Polaquito vaya a juicio por homicidio y abuso agravados

La Fiscalía de Instrucción Tres pidió la elevación a juicio de la causa por el crimen de Bruno Mendes en abril de este año. El acusado también abusó de la novia del joven

viernes 30 de septiembre de 2022 | 6:03hs.
Pidieron que Polaquito vaya a juicio por homicidio y abuso agravados

Se trata de uno de los últimos hechos policiales más terribles en Misiones por el sadismo con el cual actuó el delincuente, acusado de violar a una joven frente a su hijo bebé mientras el novio de ella agonizaba y pedía por su vida en otra habitación. Después, mantuvo secuestrada y sometida a su víctima hasta que logró escapar.

Ocurrió en abril de este año en Puerto Iguazú. La víctima mortal fue identificada Bruno Mendes (25), mientras que los sobrevivientes son una joven que entonces tenía 18 años y su hijo de apenas uno. El testimonio de la joven fue clave para avanzar con la causa contra Jonathan “Polaquito” Ferreyra (33).

Respecto a la situación procesal del implicado, ayer la Fiscalía de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, a cargo del fiscal Horacio Paniagua, solicitó la elevación a juicio. De esta manera, consideró concluida la confección de elementos de prueba para que el expediente sea girado al Tribunal Penal Uno de Eldorado.

Según detallaron a El Territorio fuentes con acceso al expediente, Ferreyra deberá responder por homicidio doblemente calificado por ensañamiento y criminis causae por el crimen de Mendes y abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma y privación ilegitima de la libertad agravada contra la joven, todo en concurso real.

Será el juez Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres, el encargado de elevar la causa a debate luego de la notificación de la defensa, que tiene la posibilidad de apelar la medida. Una vez superada esta última instancia, el Tribunal deberá establecer una fecha para el juicio o bien acordar un juicio abreviado, aunque a Polaquito le servirá solamente para evitar sentarse frente a los jueces y la familia de la víctima.

Al tratarse de un hecho por el cual puede ser condenado a prisión perpetua, no tiene la posibilidad de acceder a una pena menor si admite su responsabilidad.

Ferreyra está alojado en una celda de la Unidad Penal III de Eldorado desde mayo de este año, cuando fue notificado de la prisión preventiva. En las últimas semanas fue trasladado a Puerto Iguazú para una ampliación de audiencia indagatoria en la cual fue notificado de la incorporación de pericias genéticas, claves para sellar la novedad del proceso.

Según pudo averiguar este medio, las pericias confirmaron que él estuvo en la escena del hecho y que accedió sexualmente a la víctima, algo que él mismo había confesado. De todas formas, el joven, que cambió de abogado, se abstuvo de declarar y se limitó a decir esta vez que “no ratificaba” lo que había dicho en su indagatoria.

A grandes rasgos, en esa oportunidad dijo que la noche del hecho los tres habían consumido drogas y bebidas alcohólicas en la casa de la víctima hasta que él se retiró con la joven a su casa, donde tuvieron relaciones. Y que luego apareció Mendes con un cuchillo e intentó apuñalarlo, por lo que se defendió con otra arma blanca y lo mató. “Me defendí y me fui de mambo”.

Declaración clave

El crimen ocurrió el martes 4 de abril, en una casa del barrio Villa Alta, donde vivía el acusado. Según reconstruyó la Justicia , la joven madre -con el bebé en brazos-, Mendes y el anfitrión estaban tomando bebidas alcohólicas y escuchando música hasta que sobrevino el horror.

Según de la sobreviviente, el niño dormía y avanzada la noche la pareja le pidió a Ferreyra una habitación para tener relaciones sexuales y el dueño de casa les facilitó el lugar. Sin embargo, en pleno acto se metió en la pieza y quiso propasarse con la joven, por lo que inmediatamente Mendes lo empujó.

En la habitación empezaron los empujones y gritos hasta que Ferreyra apuñaló a Mendes. Luego lo llevó hasta la sala, donde lo atacó nuevamente, por lo que la víctima quedó en el piso malherida. En esa instancia, Polaquito volvió al cuarto y cometió los abusos.

La joven señaló que el ultraje se repitió durante mucho tiempo mientras su novio agonizaba y gritaba en la otra sala y su hijo dormía -lo hizo toda la noche- en otro sector de la casa. Luego el homicida volvió a la habitación y remató a la víctima, atacando órganos vitales.

En una entrevista al CVI Canal 5 de Iguazú, detalló: “Él -por Mendes- estaba ahí sangrando y me pedía ayuda. Mi bebé lloraba y Polaquito me dijo que lo calmara, entonces le di la teta para calmarlo. Bruno me pedía ayuda y yo no podía ni acercarme porque me dijo que me iba a matar”.

“Él pedía ayuda, vi cómo respiraba hasta que lo apuñaló de nuevo y dejó de respirar”, repitió.

En medio de esa situación tuvo que incluso ser dócil con el homicida para resguardar su vida y la de su pequeño. “Llegué a decirle ‘te quiero’ porque veía cómo le pasaba el cuchillo en la cara de mi bebé”, graficó.

Tras el homicidio, la joven madre estuvo cautiva hasta que se hizo de día. Relató ante los investigadores que en determinado momento vio cómo el asesino tomó una pala, arrastró el cuerpo hacia afuera y se dispuso a cavar una fosa para enterrarlo. Inició el trabajo hasta que se rompió la herramienta y debió buscar otra, instancia que la víctima aprovechó para huir.

Ganó el patio trasero y golpeó el chaperío que había como muro perimetral hasta que un vecino llegó a asistirla. Primero puso a salvo a su hijo y luego saltó ella y pudo zafarse de Polaquito, que intentó retenerla.

En medio de esa situación, Polaquito pudo huir y se refugió en la casa de un vecino.  Efectivos de la Comisaría Segunda de Puerto Iguazú fueron advertidos de lo sucedido cerca de las 10 y lo detuvieron momentos más tarde.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias