sábado 03 de diciembre de 2022
Muy nuboso 29ºc | Posadas

Desde Migraciones insisten en más personal para cubrir el actual contexto

El contrabando de nafta por el puente sigue a full

La demora, de varias horas, se debe a la cantidad de cruces diarios potenciado por la diferencia de precios. En auto, el pase es de hasta seis veces al día y en moto, hasta 18

viernes 30 de septiembre de 2022 | 6:05hs.
El contrabando de nafta por el puente sigue a full
Para atender la demanda actual, desde Migraciones afirman que se necesitan 130 operadores más. Fotos: Natalia Guerrero
Para atender la demanda actual, desde Migraciones afirman que se necesitan 130 operadores más. Fotos: Natalia Guerrero

Desde la reapertura del puente San Roque González de Santa Cruz, que ocurrió el 19 de octubre del año pasado, la postal es la misma, de kilométricas filas sobre el viaducto para ingresar a Posadas desde Encarnación. El principal motivo radica en la actual diferencia cambiaria entre Argentina y Paraguay, hecho que disparó la demanda de un producto en particular: el combustible argentino, que resulta hasta 50% más económico de este lado del río Paraná.

Con el objetivo de generar un ahorro, centenares de vecinos de Encarnación transitan diariamente la frontera en búsqueda del combustible, que para extranjeros se vende a 240 pesos, equivalentes a 6.000 guaraníes. En tanto, en los surtidores paraguayos, el litro de nafta se vende a 9.500 guaraníes, esto es, 380 pesos con el peso a 25.

El cruce diario no sólo es para llenar el tanque propio, sino para la reventa informal en el vecino país, en botellas de 2 litros o en bidones de mayor cantidad, a un precio de 6.500 guaraníes, es decir, a 260 pesos. Significa que el combustible argentino resulta entre 120 y 140 pesos más barato.

La búsqueda del combustible y la reventa informal explican, en parte, las extensas filas sobre el puente internacional, cuya espera demanda al menos unas cuatro horas por estos tiempos de temporada baja e incluso es mayor en tiempos específicos, de hasta ocho horas, como ocurrió entre enero y febrero pasado. 

Se pudo conocer que, de manera aproximada, un auto realiza hasta seis cruces por día por el puente internacional, mientras que si el paso es en moto, la cantidad puede acercarse hasta 18 veces por jornada.

Asimismo, la falta de personal en Migraciones también es un tema que preocupa y demora el ingreso al país. En este sentido, indican que en Posadas se necesitan al menos 130 personas para cubrir la capacidad actual que demanda el puente. Cantidad que sería aún mayor en el marco del proyecto para ampliar el Centro de Frontera capitalino que, como se informó ayer, contará con once casillas más para el ingreso a la Argentina.

En el medio, Misiones volvió a registrar un récord en la venta de combustible. De acuerdo a datos relevados por la Secretaría de Energía de la Nación, durante agosto se comercializaron 53.530 metros cúbicos, que significan un crecimiento intermensual y también con el comparado con el mismo mes del año pasado, superando el consumo registrado en diciembre pasado (ver Misiones, otra vez con...).

Combustible, lo más solicitado

Las estaciones de servicio de Posadas también repiten desde hace meses la postal de largas filas para llenar los tanques, así como se registra escasez como consecuencia de la gran cantidad de demanda, tanto de argentinos como de extranjeros. A fin de mes, conseguir combustible se convierte en una odisea. Misma fila que, en la antesala, se replica en la fila del puente San Roque González de Santa Cruz.

Sobre este punto, el edil encarnaceno Andrés Morel expresó a El Territorio que “el movimiento sobre el puente es masivo y uno de los motivos radica en el precio del combustible entre Posadas y Encarnación, que hace que se sature el puente en el ingreso hacia la capital misionera”.

“El hecho de que haya ciertos productos que son más baratos en la Argentina, como pasa con el combustible, hace que el puente esté saturado las 24 horas y que en ningún momento disminuya”, manifestó.

Como efecto de la gran demanda, escasea la nafta en surtidores posadeños.

Para entender el motivo, detalló los precios del litro de nafta en Encarnación, donde la de tipo súper se vende a 9.500 guaraníes, es decir, a 380 pesos. En el mercado informal, un litro de combustible argentino se vende a entre 6.000 y 6.500 guaraníes, equivalente a 240 y 260 pesos.

Como consecuencia de la brecha cambiaria en el segmento combustible, los surtidores de la Perla del Sur disminuyeron notablemente la demanda. De 100.000 litros mensuales, en algunos casos pasaron a apenas 30.000 litros de nafta al mes, precisó el edil encarnaceno.

“Por esta diferencia de precios que hay actualmente, el puente siempre está lleno, e incluso se observa que hay paseros de combustibles que realizan entre cuatro y cinco veces el cruce por el puente por día para llevar y traer nafta para la reventa en Encarnación, que se observa en bidones que se comercializan por fuera de la ciudad”, comentó Morel.

Luego, precisó que desde la comuna encarnacena se desalienta la venta informal e insisten que se consuma en los surtidores locales, pero considera: “Creemos que esta situación va a persistir hasta tanto mejore el precio internacional del petróleo, más teniendo en cuenta que en Brasil y Paraguay el combustible es mucho más caro, y en la Argentina el litro está por debajo del valor del mercado global”.

Por su parte, Faruk Jalaf, presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio y Afines del Nordeste (Cesane), comentó que “en general en la Argentina cayó 3 por ciento la venta de combustible porque se levantó la cosecha de soja, pero en la frontera se mantiene la venta y el faltante de gasoil pese al cupo extra que se consiguió, por lo que sigue faltando porque la demanda es muy grande y la provincia no tiene gas natural, además de que el hecho en que la frontera vienen camiones de afuera que están de paso, quieren cargar, y cargamos unos 50 litros para decir que se les abastece, pero van cargando de a poco en cada estación”.

El directivo dijo: “Nos damos cuenta por el aumento de las ventas, que es algo normal en la frontera, ya que cuando ocurrió al revés (la asimetría a favor de Paraguay), fuimos a cargar del otro lado y lo mismo con otros rubros. Vivimos en un 90 por ciento alrededor de la frontera y con su moneda pueden comprar combustible y otros productos”.

Después, Jalaf reflexionó: “La frontera es una ley no escrita y siempre fue así. Es una costumbre y hasta cierto punto lógico y normal para compensar los faltantes y los no beneficios que tenemos en la frontera, porque en este punto del país, en Misiones pagamos el combustible más caro, la electricidad más cara y lo mismo en otros rubros, que resultan más costosos que en otras zonas del país, además de que no tenemos gas natural y eso es un factor que juega en contra”.

Falta de infraestructura

En medio de la gran demanda de combustible desde el vecino país, el Centro de Frontera carece de infraestructura que se adapte al actual contexto económico de diferencia cambiaria a favor de la Argentina.

Al respecto, Hugo Osudar, delegado de ATE Migraciones, precisó que hubo una reducción en la cantidad de personal en 2020 y que desde ese tiempo insisten en la reincorporación del personal, además de sumar a más personas para el trabajo en la frontera.

“Hay menos personal, por lo que no podemos utilizar completamente la estructura del puente. Hay proyectos de incorporar más personal en Iguazú, donde la situación es más grave aún, pero que esperamos que se pueda solucionar”, refirió en diálogo con Meta Data, el programa político de El Territorio.

“El movimiento del puente depende mucho de los momentos particulares. Actualmente, el tipo de cambio, puntualmente en el combustible, beneficia a los paraguayos, que trasponen el viaducto no sólo una vez, sino varias veces y eso hace que el puente esté siempre cargado, sobre todo en lo que es ingreso. Y hace que estemos sobrecargados de trabajo, con la responsabilidad que conlleva”, explicó.

Precisó que, en este contexto, se solicitó contar con 130 trabajadores, “que es la cantidad para tener la dotación óptima y poder atender los puestos actuales”.

Lo mismo para el puente Tancredo Neves, que une Iguazú con Foz, que requiere de 200 trabajadores más para cubrir la demanda actual.

Sobre el proyecto de ampliación del centro de frontera posadeño, lo calificó de importante, “porque una solución a las largas filas tiene que ver con la infraestructura”, al recordar que el viaducto Posadas-Encarnación se inauguró en 1990 y para ese momento se proyectaba un cruce promedio de 5.000 personas. Actualmente, el tránsito promedio por día es de 30.000.

“Las largas filas son el resultado de una combinación de cosas, como la falta de infraestructura, teniendo en cuenta que necesitamos un espacio mucho más amplio y contar con más personal, más teniendo en cuenta el momento en el que vivimos, con la ventaja que hay en el combustible que hace que la persona circule muchas veces por el día por el puente”, expresó Osudar.

Sin embargo, insistió en la necesidad de contar con más personal no sólo para cubrir la demanda sino también para garantizar mejores condiciones de trabajo para el empleado de Migraciones.

“Independientemente del momento, tenemos que tener una buena infraestructura para Posadas e Iguazú, teniendo en cuenta que ingresan divisas. Pero también más personal porque el rol del trabajador de Migraciones es fundamental en el control de ciudadanos en el país. Tratamos de hacer nuestro trabajo de la manera más rápida posible, pero hay que tener en cuenta que además del control de la frontera, somos auxiliares de la seguridad del país y eso es de una gran responsabilidad”, subrayó el delegado de ATE Migraciones.


Venta informal persiste en Puerto Iguazú

Si bien durante septiembre se observó un menor caudal de vehículos extranjeros en las estaciones de servicio, el contrabando y la venta ilegal continúan registrándose en Iguazú. De acuerdo a lo observado por El Territorio, en las filas se puede ver a muchos motociclistas que compran combustible en bidones homologados de 25 litros, muchos de los cuales los transportan en dos viajes desde la Argentina hacia Brasil.

Si bien muchas de las personas que se dedicaban a la reventa dejaron de hacerlo luego del ultimo aumento de combustible, son varias las familias que se dedican a la venta ilegal en moneda extranjera y logran hacer una diferencia con la venta de las divisas a valor blue.
En este contexto, desde las estaciones de servicio indican que este tipo de venta sigue, aunque en los últimos días disminuyó como consecuencia de las lluvias en la zona, ya que muchos de los revendedores se movilizan utilizando en moto.

 

Misiones, otra vez con suba en la venta de combustibles

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias