jueves 01 de diciembre de 2022
Algo de nubes 31.7ºc | Posadas

Se inauguró el 9 de septiembre en Puerto Iguazú

El Museo Marta Schwarz, faro de la obra del Ángel de la Selva

Se emplaza en la histórica vivienda y consultorio de la destacada médica fallecida en 2005. El centro recibe la visita de turistas y estudiantes y cuenta con un laboratorio que continuará investigando y difundiendo su memoria y acervo

martes 27 de septiembre de 2022 | 6:06hs.
El Museo Marta Schwarz, faro de la obra del Ángel de la Selva
Delegaciones escolares visitan la Casa Museo Marta Schwarz, en Puerto Iguazú, para conocer más sobre su vida y legado. Foto: Norma Devechi
Delegaciones escolares visitan la Casa Museo Marta Schwarz, en Puerto Iguazú, para conocer más sobre su vida y legado. Foto: Norma Devechi

La recientemente inaugurada Casa Museo Doctora Marta Schwarz ya recibe a turistas, vecinos y escuelas locales. Al recorrer el espacio se puede acceder a la historia y el legado de una de las mujeres más destacadas de Puerto Iguazú, como así también de la provincia ya que llegó a ser ministra de Salud de Misiones.

En la tarde de ayer visitaron las instalaciones del museo los alumnos del 4º C de la Escuela Nº 462 General Manuel Belgrano, en compañía de la docente Luana Bosch. La entusiasta delegación fue recibida por Emma Miranda, encargada de atención al público.

“La verdad estamos sorprendidos con todo lo que aprendimos en el museo. Yo soy joven y sinceramente desconocía mucho de la vida de la doctora. Hoy aprendimos juntos con los chicos”, expresó la maestra en diálogo con El Territorio.

Puesta en valor
Desde 2018 el proyecto de recuperación de la casa de la médica Marta Schwarz estuvo entre las prioridades de la Dirección de Patrimonio Histórico de la Municipalidad de Puerto Iguazú y se concretó este año, aunque aún falta recuperar objetos que le pertenecieron. El museo abrió sus puertas el pasado 9 de septiembre, en el marco de las actividades por el aniversario Nº 121 de la Ciudad de las Cataratas.

El museo tiene la sala de exposición permanente y la muestra temática anual. Foto: Norma Devechi

Actualmente, el museo cuenta con una sala de exposición permanente: “La habitación que fuera utilizada como consultorio”, una sala de usos múltiples destinado para charlas y proyección audiovisual, sala de exposición temática anual y el laboratorio donde se continuará el trabajo de investigación del acervo de la doctora, como así también desde allí elaborar las distintas exposiciones anuales.

María Esther Rolón, directora de Patrimonio Histórico de Puerto Iguazú, elaboró el Proyecto Huellas, una colaboración que realizó para el Ministerio de Educación y que se comenzó a difundir una vez inaugurada la puesta en valor de la casa museo.

Este proyecto consiste en una serie de actividades que el docente de primaria puede realizar con sus estudiantes para cumplir con los objetivos de cada ciclo. De esta manera, las escuelas pueden ir identificando aspectos de índole patrimonial, cultural e histórica de su barrio y ciudad.

Al abordar el circuito cultural, se invita a recorrer y trabajar con los museos existentes en cada lugar, donde las escuelas pueden desarrollar el bagaje de contenidos y objetivos.

Un poco de su historia
Este museo tiene un gran valor histórico y sentimental para gran parte de los ciudadanos de Puerto Iguazú y propicia que la figura de Schwarz, su ejemplo de vida y su obra se siga difundiendo.

Marta Teodora Schwarz nació el 8 de marzo de 1915 en Buenos Aires. Luego de cursar sus estudios y convertirse en médica, emprendió un duro viaje junto a su madre, con destino a Puerto Naranjito, Misiones. A este lugar llegó también junto a quien fuera su prometido, el médico Rolandelli, quien se desempeñaba en Gobernador Roca en el área de salud.

Fue en Puerto Naranjito donde Schwarz dio sus primeros pasos como médica y se instaló en una modesta casa junto a su madre. Pronto pidió el traslado a Posadas, previo a eso rompió el compromiso con Rolandelli.

En 1949, radicada en Iguazú continuó el mismo trabajo que en Posadas, de médica interna, y en septiembre de ese año aceptó el cargo de directora del Hospital de Puerto Iguazú (Samic). También abrazó y enfrentó las desavenencias que encontró en la ciudad (pueblo entonces): la falta de medicamentos, el paludismo, el clima, eran obstáculos que muchos trataron de sortear para establecerse y terminaron claudicando.

Schwarz participó activamente de la vida social de la provincia. Para ejercer su profesión con conducta y conocimiento es que realizó cientos de horas en administración de hospitales, cirugía, oxigenoterapia, parto sin dolor, y muchas otras certificaciones.

En julio de 1963 volvió a Posadas y aceptó el cargo de ministra de Acción Social, Salud y Educación, convirtiéndose en la primera mujer en ese puesto, el cual ejerció hasta el 12 de octubre de ese mismo año y del cual se alejó, porque consideraba que la medicina no se practicaba “detrás de un escritorio”.

Entonces, regresó a Puerto Iguazú para retomar su tarea como especialista en ginecología y obstetricia y continuando con su cargo de directora por más de 40 años hasta su retiro.

El consultorio en su domicilio se volvió el refugio de su trabajo y el lugar donde la grandeza de su ser creció hasta trascender el umbral de la palabra médico. Allí trabajó bajo la atenta presencia del dicho que llevó como bandera de su labor, las palabras que eligió para regir su acción: “El bien no hace ruido, el ruido no hace bien”. Una frase que pertenece al sacerdote San Vicente de Paul.

Schwarz fue miembro fundadora de varias asociaciones y entidades como el Círculo Médico Zona Sur de Posadas, Zona Norte de Eldorado e infinidad de otros emprendimientos. Fue en su momento la primera mujer médica al frente de la Subsecretaría de Salud y luego ministra de Salud Pública de Misiones. Asimismo, representó a la Argentina y países limítrofes ante la ONU y la OEA ocasión en que reflejó la realidad de la hermandad tripartita en pos de la salud. Becada por la Provincia, se perfeccionó como obstetra y ginecóloga en la Universidad Federal de Frankfurt, Alemania, y en otros países europeos. Diseñó, realizó y patentó instrumental quirúrgico específico aún en práctica, donando el valor total de la propiedad intelectual a la salud.

Fue bautizada por la gente del Norte provincial como El Ángel de la Frontera o más conocida en estos días como El Ángel de la Selva. Falleció en su querida Iguazú el 29 de marzo de 2005, tenía 90 años y dedicó su carrera a dar atención sanitaria a los habitantes de Misiones y de Brasil y Paraguay.

Hoy, la puesta en valor de su histórica vivienda, que abre al público como casa museo es un faro para conocer su pionera e inspiradora labor en la salud pública.

 

Para agendar

Visitas al museo
La Casa Museo Marta Schwarz se ubica en avenida Victoria Aguirre 585, Puerto Iguazú. Recibe al público de lunes a sábados de 8 a 12 y de 14 a 18.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias