viernes 09 de diciembre de 2022
Cielo claro 31.7ºc | Posadas

En los últimos meses hubo incrementos de más del 50%

Vinos acumulan fuertes subas y esperan más saltos hacia octubre

Vinotecas dicen que el consumo está estable, aunque las ventas se concentraron más en las bebidas de precios bajos a intermedios de 800 a 1.500 pesos

lunes 26 de septiembre de 2022 | 6:05hs.
Vinos acumulan fuertes subas y esperan más saltos hacia octubre
El consumo local de vinos es liderado por los tintos y en precios que rondan los 1.000 pesos. Foto: Federico Gross
El consumo local de vinos es liderado por los tintos y en precios que rondan los 1.000 pesos. Foto: Federico Gross

Los vinos y espumantes vienen reflejando una suba de precios muy notoria para los consumidores habituales. En algunos casos y sólo en los últimos tres o cuatro meses, se vieron incrementos que rondaron un 50%. Así, por caso, una botella que cotizaba por los 700 pesos en general ya se ofrece por encima de los 1.000 pesos.

Las vinotecas explican que en general las subas mensuales por parte de las bodegas rondan entre un 7 y 9%, pero hubo casos de productos que subieron de golpe un 20 o un 30%. A pesar de los fuertes aumentos, se explicó que no hay una notoria contracción del consumo. Pero sí se nota una mayor preferencia por vinos del segmento medio y más consumidores locales que redujeron su consumo de vinos de alta gama, que hoy arrancan en valores cercanos a los 3.000 pesos.

“Se nota bastante la inflación porque las bodegas pasan todos los meses listas de precios nuevos. Y en algunas oportunidades se reciben dos listas por mes. Por eso hoy se notan mucho los aumentos. Los vinos que antes teníamos como económicos que estaban entre 500 y 700 pesos, hoy ya están en los 1.000 pesos. Y no quedan muchas opciones por debajo de ese precio”, comentó Facundo Vicente, propietario de la vinoteca Pinot.

Acotó que las subas “se notan más en el segmento de alta gama. Por ejemplo, viene una suba del 8% para todas las líneas y por tener mayor valor los vinos más caros son los que más suben”.

En cuanto a la tendencia de compra entre clientes comentó que no hubo cambios muy notorios en el consumo. “Tenemos clientes muy variados, sí por ahí se nota un poco más que hay una compra más acotada en una gama de precios. En general los vinos de entre 800 y 1.500 pesos son los que más se piden”, recordó.

Analizó, por otra parte, que el consumo en Misiones fue creciendo en los últimos años y ahora se mantiene. “Por ahí dependiendo del clima cambia un poco el tipo de vinos que se consume, pero en general el consumo en general creció en nuestra provincia. Hoy todavía no hay tanta demanda de espumantes, pero luego hay una explosión de consumo llegando a fin de año. Hoy impactan más los tintos, liderados por el malbec, pero también se prueban un poco más los rosados”.

Más subas en octubre
Pablo García, propietario de la vinoteca Vinomio, explicó que las subas dependen de las bodegas. “Estuvimos recibiendo algunos correos de bodegas que nos avisan de los futuros aumentos que van a implementar. Por ejemplo, una bodega grande nos avisó que desde el 1 de octubre sube sus productos. En general vienen subiendo entre un 6 y 7 por ciento, pero hay otras que aplicaron alzas de más del 20%”, comentó.

Y auguró que hacia octubre se verán subas más notorias “Ya para el próximo mes puede haber subas grandes por la cercanía de las fiestas de fin de año”.

El comerciante indicó que en la actualidad hay todavía una gran preferencia por uvas tintas, pero siempre aconsejan probar nuevas alternativas.

También es frecuente -en la compra- que los clientes busquen probar con amigos nuevas etiquetas. “Siempre lideramos el malbec, pero tratamos de hacer conocer a la gente otras alternativas. Por ejemplo hace poco degustamos algunas alternativas en pinot noir, que es un vino suave.También hay rosados que son muy interesantes”, recordó el comerciante.

Fuertes subas y se esperan más
Por su parte, Nelson Lukowski, propietario de dos locales de supermercados en Posadas, apuntó que las subas de los vinos fueron muy notorias hace dos meses.

“Los vinos subieron fuerte allá por julio/agosto, en algunos casos hubo incrementos del 30%, pero hacía varios meses que no aumentaban tanto”.

Consideró, en tanto, que con las subas “al igual que otras mercaderías o comestibles esta mostrando una retracción en la venta en general. Obviamente los vinos caros los compran sólo los paraguayos y brasileños que llegan a la ciudad”.

Apuntó finalmente que la cerveza “todavía tiene ofertas, pero ya en los últimos días subió un 6%. Este producto en general sube más cuando se acerca la temporada de verano”, analizó.

Otros comerciantes también señalaron que en el último mes se vieron pocas variaciones en los precios de los vinos, pero sí hubo aumentos notorios en otras bebidas alcohólicas como el fernet (ver En el Sur...).

 

En el Sur provincial ven subas dispares

En la zona del Sur misionero, la suba de los vinos, principalmente las marcas más populares, han aumentado, pero en forma dispar. Así se ven algunas marcas que han retocado menos sus precios y son los más elegidos por los consumidores. El fernet en tanto, según refirieron desde algunos negocios, sí ha aumentado mucho y no se está vendiendo como antes. Y se apunta a conseguir un reemplazo. Para los comerciantres la preocupación no es lo que ha aumentado ahora sino lo que se prevé para las fiestas de fin de año.

“Creo que va a subir mucho más, el vino principalmente, tanto los tradicionales como los espumantes. Los de marcas más caras suben más y son los menos vendidos”, dijo el referente mayorista y minorista de la localidad de San Javier, Nicolás Natividade.

En tanto, un vocero de una distribuidora de bebidas de Garupá indicó que si bien los vinos subieron, siempre salen promociones en los menos vendidos.

Coincidió en que el aumento no impactó tanto en las marcas tradicionales. “Hay muchas marcas y eso ayuda a que el consumidor siempre tenga opciones”.

 

A los productores les pagan el litro a $60 y en varias cuotas

Pablo Martín es productor viñatero de Caucete, San Juan, y en diálogo con El Territorio explicó que a pesar de las fuertes subas del vino en los últimos meses, los productores tienen los precios congelados desde abril pasado. Y detalló que incluso cuando las industrias le compran el vino lo hacen pagando con cheques o en cuotas de cuatro a ocho meses.

“En cuanto a precios estamos mal, los productores seguimos recibiendo los mismos valores que se fijaron en abril pasado. Incluso con una inflación que por mes rondó entre un 5 y un 7%”, disparó el productor.

Y recordó para el público ajeno al comercio de la materia prima de los vinos, que por estas fechas “el productor vitivinícola vende litros de vino que tiene guardado a granel”.

“En la época de cosecha se vende la uva, pero después se hace vino para guardar. Los vinos blancos están entre 60 y 65 pesos y los tintos entre 80 y 85 pesos por litro. Esos precios rigen desde abril”, recordó Martín.

Y comparó: “En góndola subió una barbaridad el vino. En estos últimos meses habrá subido arriba de un 50% y eso lamentablemente no le llega al productor”.

Agregó, en tanto: “Lo que además nos complica, al igual que a todas las economías regionales, es que el dólar está muy quieto. Entonces la inflación al subir más el dólar hace que no seamos competitivos. Así que no podemos exportar vino a granel con los precios actuales”.

Desfinanciados por la inflación
Remarcó que el problema hoy es que el productor “vendió su producción en marzo o abril en pesos y el efecto de la inflación lo está liquidando. Estamos en una situación preocupante. Encima los pagos se hacen con cheques o en cuotas de entre cuatro a ocho meses en algunos casos. En esos lapsos la inflación nos liquida”.

El productor recordó que actualmente el consumo nacional de vino se mantiene en valores similares al 2021, en torno a los 20 litros por habitante por año.

“El consumo se disparó notoriamente durante la pandemia en 2020, pero en 2021 bajó nuevamente. Y este año está siendo muy similar al 2021. El problema más que el consumo es que lo que recibe el consumidor que queda muy atrás”, analizó.

Y comparó que “hoy un vino de los más económicos ronda los 300 pesos, pero el productor recibe sólo 60 pesos por litro y en cuotas. La diferencia es mucho mayor con los vinos en botella que promedian los 600 pesos, de ese monto se recibe casi un 10%. Hay más reparto entre la cadena comercial, el fraccionador, el comerciante. Pero la variable de ajuste siempre es el productor”, concluyó.

Con la información de corresponsalía San Javier

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias