viernes 02 de diciembre de 2022
Cielo claro 20.7ºc | Posadas

El hecho ocurrió El Progreso y lo atraparon el viernes en Paraguay

Cayó Makale, prófugo por un crimen del 2018 en El Soberbio

Por infracción migratoria en Ciudad del Este, detectaron el pedido de captura y apresaron a Daniel Tavares (36), quien habría asesinado a Leandro Noguera (18)

domingo 25 de septiembre de 2022 | 10:00hs.
Cayó Makale, prófugo por un crimen del 2018 en El Soberbio
El hallazgo ocurrió por un cotejo de datos de la Policía Nacional de Paraguay
El hallazgo ocurrió por un cotejo de datos de la Policía Nacional de Paraguay

El personal de la Policía Nacional de Paraguay identificó el viernes al misionero prófugo por un homicidio ocurrido el 12 de agosto de 2018 en el Paraje El Progreso de El Soberbio. Fue expulsado del país vecino y luego trasladado a la ciudad misionera de San Vicente.

La demora del argentino ocurrió en la ciudad de Tava-í, en el departamento de Caazapá de Ciudad del Este, Paraguay cuando solicitaron sus antecedentes y el implicado, identificado como Daniel Tavares (36), alias Makale, resultó tener una orden de detención por el asesinato de Leandro Noguera (18).

El puerto fluvial de Iguazú fue el punto donde finalmente aprehendieron a Makale, el prófugo por el hecho ocurrido hace cuatro años en un alejado paraje de la fronteriza localidad de El Soberbio.

Según consignaron fuentes de la Policía de Misiones, la identificación y captura ocurrió cuando la Secretaría de Enlace del Comando Tripartito y personal del Departamento de Investigaciones Alto Paraná de la Policía Nacional del Paraguay solicitaron los antecedentes de un ciudadano de nacionalidad argentina demorado por infracción migratoria en Ciudad del Este.

En el cotejo de datos por parte de los uniformados se estableció que el hombre, quien manifestó llamarse Daniel Tavares, registra una orden de detención por una causa de homicidio ocurrido en agosto de 2018 en el Paraje El Progreso, sobre la ruta costera 2, municipio de El Soberbio.

Los agentes realizaron las consultas pertinentes a las autoridades del Juzgado de Instrucción Tres de San Vicente desde donde confirmaron el pedido de detención. Por ello,  se solicitó que, concretada la expulsión de Paraguay, Tavares sea trasladado para luego comparecer ante la Justicia argentina.

El hombre fue trasladado hacia el puerto donde el personal de la Prefectura Naval Argentina (PNA) lo recibió para alojarlo en la base de la fuerza hasta que recibió la orden judicial para entregarlo a las autoridades policiales.

Finalmente, según consignaron fuentes de la policía provincial, el detenido fue alojado en la División de Resguardo de Detenidos y trasladado a San Vicente por el personal policial de la Unidad Regional VIII de esa localidad.

A los tiros en un bar

En la tarde del domingo 12 de agosto, dos hombres se enfrentaron a balazos y como consecuencia, uno de ellos murió desangrado en las inmediaciones de un bar y el otro se dió a la fuga.

El fallecido se llamaba Leandro Noguera, tenía 18 años y el asesino fue señalado por los testigos como Makale, luego identificado como Daniel Tavares.

Según registró este matutino en vísperas del hecho, el episodio se había desarrollado a causa de una serie de desencuentros y un supuesto negocio irresuelto. El enojo fue en aumento a tal punto que en el interior de el bar pool colmado de clientes, se encontraron y decidieron zanjar sus diferencias a tiros.

Los detectives de la comisaría de El Soberbio concluyeron, en base a testimonios obtenidos, que una moto de dudosa procedencia estaba inicialmente en manos de Makale, pero éste la dejó momentáneamente en la casa de Noguera con el compromiso de buscarla más tarde.

El dueño de casa, lejos de cumplir con lo pautado, habría pretendido venderla en complicidad de un conocido, por lo que Makale, enterado de eso, fue hasta la propiedad de Noguera y aprovechando que éste no estaba, recuperó por sus propios medios el rodado.

Fue el punto de quiebre, interpretaron las fuentes consultadas, puesto que al regresar a su casa y no encontrar la moto, el fallecido caminó junto a dos secuaces (Ernesto y Maicon) hasta un bar cercano a su casa, donde justamente estaba quien buscaba.

Sin mediar palabras, los acompañantes de Noguera habrían ido por la moto mientras éste ingresó raudamente al comercio apuntando con un arma de fuego a los presentes, sin tener en cuenta que su contrincante también estaba armado con un revólver. 

Según los circunstanciales testigos, mientras Noguera amenazaba a los clientes del bar para que se quedaran en sus lugares, Makale no dudó y efectuó varios disparos, impactando tres de ellos en el pecho de la víctima fatal, que intentó buscar refugio, pero después de correr algunos metros se desplomó en el suelo y murió desangrado.

El presunto asesino aprovechó el desconcierto de la gente, que corrió para todos lados, para darse a la fuga a pie, dejando el objeto de disputa estacionado frente al bar. Noguera no sobrevivió mucho tiempo. Cuando los paramédicos llegaron a bordo de la ambulancia, estaba sin vida.

Búsqueda

Entonces UR VIII dispuso un imponente despliegue por la zona rural de El Progreso, con el objetivo de capturar a los cómplices de Noguera y al sindicado asesino, Makale.

Comisiones de distintas dependencias recorrieron las chacras y detuvieron a cuatro personas, que fueron llevadas ante el titular del Juzgado de Instrucción Tres de San Vicente, Gerardo Casco, quien como primera medida ordenó la autopsia y la recolección de testimonios para reconstruir la secuencia derivada en la muerte.

El principal sospechoso no había sido detenido y se presumió que había cruzado hacia Brasil aprovechando los innumerables pasos clandestinos que existen en la zona. Días después del hecho, se informó que podría haber cruzado para buscar refugio en casa de conocidos que tendrían vínculos con el narcotráfico.

Los investigadores policiales tuvieron indicios de que la fuga fue hacia la zona de la costa del río Uruguay, por lo que se movilizaron hacia ese sector de la frontera con Brasil y pidieron colaboración a la Policía Militar del vecino país.

Fue en la tarde del viernes que, finalmente, lo detuvieron en el paso fronterizo y fue aprehendido para luego comparecer ante la justicia tras cuatro años de lo ocurrido.

Makale era conocido en el ambiente delictivo de la localidad, según fuentes policiales, pero nunca había rendido cuentas ante la Justicia por un delito de esa magnitud.

Por otro lado, le pesaban dos órdenes de captura en el Brasil por Tráfico de Estupefacientes y Asociación Criminal.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias