viernes 02 de diciembre de 2022
Cielo claro 20.7ºc | Posadas

La crisis económica se está llevando por delante a los pequeños negocios, dicen

Por inflación, comerciantes del interior registran decaimiento de la actividad

Desde el sector afirman que la suba de precios provoca una baja en las ventas. Los consumidores cambiaron la forma de compra y se abastecen sólo de lo necesario

sábado 24 de septiembre de 2022 | 6:04hs.
Por inflación, comerciantes del interior registran decaimiento de la actividad
Los compradores dejaron de darse ciertos “lujos” y se llevan solamente comestibles básicos. Foto: Sebastián Velozo
Los compradores dejaron de darse ciertos “lujos” y se llevan solamente comestibles básicos. Foto: Sebastián Velozo

La situación económica golpea a los diferentes sectores y la inflación impacta de lleno en los comercios. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en agosto fue del 7%, uno de los más altos valores mensuales registrados en los últimos tiempos. Desde el sector de comercio sienten esta embestida que repercute en las ventas.

Hay casos, como el de Posadas, en que los comerciantes advierten que viven un buen momento pese a la situación, lo que repercute en el nivel de actividad. Por el contrario, desde otras comunas afirman que se transita por un tiempo de importante caída. En un relevamiento rápido de El Territorio por algunas localidades de la provincia, se indicó que la inflación se está llevando por delante a muchos pequeños comerciantes.

Desde la Cámara De Comercio, Industria, Turismo, Producción y Servicios Libertador General San Martin, su presidente Luis Steffen indicó que “se aprecia una importante caída en las ventas, principalmente en los rubros que no son de primera necesidad, como así también en las marcas de primeras líneas”.

Añadió que “cada mes se nota más de que los sueldos no alcanzan, los productos suben acompañando la inflación, los salarios, jubilaciones se quedaron muy atrasados. La actividad empieza a acusar la crisis económica por la que estamos atravesando en todos los sectores: comercio e industria, entre otros. En todos los rubros se nota la falta de insumos importados, lo que a su vez afecta a la producción nacional en muchos rubros. La inflación es una de las causas de esta crisis, distorsiona precios y elimina la referencia de los mismos, castiga a los de menores recursos económicos como a quienes no tienen la posibilidad de ajustar sus salarios, es el resultado de una emisión monetaria sin control que se realiza para cubrir el déficit fiscal”.

En Montecarlo, la situación perjudica por igual a todos los sectores comerciales. “La inflación en estos niveles afecta negativamente la planificación y realización de proyectos a largo plazo en las empresas, además de generar una carga de trabajo adicional por tener que volver a determinar costos frecuentemente. Se reduce drásticamente el horizonte de planificación de todos los agentes económicos”, analizó Simón Weyreuter, presidente de la Cámara de Comercio local.

Además, dijo que “por parte de los consumidores se percibe que la inflación carcome notablemente su poder de compra. A su vez, genera un desincentivo adicional al ahorro, lo cual afecta el nivel de inversión, que ya venía siendo bajo en nuestro país”.

Respecto a los faltantes, señaló: “Sigue latente la falta de productos e insumos básicos. Existe provisión limitada o cupos en diversos ámbitos, por ejemplo, combustibles, energía eléctrica, metales, divisas, químicos y cubiertas”.

En Jardín América hay distintas realidades en el sector comercial: aquellos que aguardan una mejoría de cara a fin de año con las ventas, como así también los rubros que padecen dificultades con los insumos y la materia prima.

Ramón Fernández, dueño de Caburé Ramón, donde se venden platos típicos de la región explicó que hubo gran suba de productos indispensables que él requiere para trabajar. “En margarina, huevo, leche y almidón se fue el precio a las nubes, por ejemplo el almidón el año pasado la bolsa costaba 4.500 y ahora 11.700 pesos”. A su vez, sostuvo que la sal, que era uno de los elementos más baratos a la hora de comprar al por mayor, también tuvo un incremento importante.

Ante esta situación, Fernández contó que para la semana próxima venderá los platos típicos con un incremento al consumidor. “Con esta realidad no se puede elaborar más nada, estamos al límite, hay muy poca ganancia y se trabaja para mantener el lugar”, expresó.

Los pequeños, los más afectados

La constante suba de precios sumado al incremento en el servicio de energía eléctrica son las principales preocupaciones, sobre todo de los comerciantes pequeños. Desde la Cámara de Comercio de San Pedro aseguraron que “la situación económica debilita al comerciante. Alimentos como lácteos, harina, aceite y verduras presentan un alza de hasta un 80%”.

La inestabilidad de los precios golpea directamente al bolsillo del consumidor final, que deja de invertir dinero en algún bien, como un electrodoméstico pequeño, para llegar con los alimentos del mes y costos de servicios. Con esto bajan las ventas en casi todos los rubros. El comerciante que se enfrenta semanalmente con nuevas listas de precios pierde ganancias.

“El comerciante no logra reponer su stock de mercadería: compra a un precio, lo vende y cuando vuelve a reponer, está más caro de lo que se vendió, eso debilita al comercio. En nuestra localidad los comercios no se manejan con grandes cantidades de stock, son pequeñas empresas que se manejan con stock semanalmente”, indicó Raúl Añais, presidente de la cámara sampedrina. Y agregó: “A eso hay que sumar los incrementos en los costos fijos, como la energía eléctrica y otros servicios. Se torna una situación muy difícil”.

Asimismo, los dueños de un local que se dedica a la reparación de celulares, computadoras y venta de accesorios hicieron referencia a cómo la situación económica afecta a este sector. “Pese a que bajó el dólar, todas las semanas sí o sí tenemos que consultar los precios, así sean los repuestos o venta de equipos. Es impresionante lo que aumenta de una semana a otra; si constantemente no vemos los precios, perdemos plata. El dólar baja, pero los proveedores aumentan o mantienen el precio”, señalaron los dueños de Servi Cel.

En El Soberbio, el aumento de precios es cada vez más acentuado. Por ello, los comerciantes están muy preocupados, ya que las ventas bajaron mucho. El propietario de un kiosco y librería dijo: “Todos los días averiguo los precios para estar actualizado y no perder dinero a la hora de reponer la mercadería”. En la misma línea, un empresario farmacéutico aseguró: “Hoy en día el cliente compra lo indispensable y busca lo más económico”.

 

En la frontera se vende igual, pero con menos ganancia

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias