sábado 24 de septiembre de 2022
Cielo claro 19.7ºc | Posadas

La Escuela N° 645 cumple medio siglo educando niños

La escuela Ejército Argentino de Posadas celebra este miércoles 50 años brindándole educación a chicos de Posadas.

miércoles 21 de septiembre de 2022 | 16:13hs.
La Escuela N° 645 cumple medio siglo educando niños
La escuela N° 645 Ejército Argentino se erige en la esquina de las avenidas Urquiza y San Martín de Posadas. / Fotos: Sebastián Velozo
La escuela N° 645 Ejército Argentino se erige en la esquina de las avenidas Urquiza y San Martín de Posadas. / Fotos: Sebastián Velozo

En la esquina de las avenidas Urquiza y San Martín de Posadas, una esquina que hoy es asfaltada asfalto y concentran buena parte del tréfico de los vehículos que llegan o salen del centro de Posadas en dirección oeste, se erige el edificio de la escuela N° 645 Ejército Argentino. Escuela que cuando nació, un 21 de septiembre de 1972, se encontraba en el cruce de dos avenidas de tierra, mucho menos transitadas. Hoy la escuela medio siglo educando a niños de esa zona de Posadas

La Escuela nace "en una Argentina convulsionada caracterizada por grandes movilizaciones populares, sindicales y estudiantiles como también por el accionar de los diferentes grupos armados de izquierda y de derecha", cuenta Estela Mary Sosa, quien hoy es directora del establecimiento.

Según relata la directora, una de las grandes precursoras de la fundación del establecimiento fue la vecina Ester Eleonora Cristin de Allende Vega, Tita para los vecinos de aquella Posadas. Vega vivía en el barrio “Tiro Federal”, y recorría aquella zona en busca de una zona del Paraná en la que poder aplacar el calor misionero. En un libro escrito sobre la historia de esta escuela la mujer cuenta que "luego de andar cuatro chacras, extasiada de sol, de río y de monte, cuando desde la avenida Justo José Urquiza tome por la Avenida Fracrán deseosa de recrearme con las aguas del Paraná, surgió antes mis ojos todo un barrio densamente poblado, un barrio de emergencia cuya existencia ignoraba. Donde los ranchos y los niños se sucedían continuamente… recuerdo con cierto dolor aún el asombro con que me miraban. Fue como si el cielo todo de pronto se oscureciera, y la lluvia se hizo lágrimas en mi alma de maestra…!. Los niños solo sabían pasar el día jugando en patotas por la orilla del ancho Paraná…!” .

Sigue relantando que en aquel entonces “golpee varias puertas, converse con varios padres, madres y los comprometí a mantener una reunión general de vecinos al día siguiente en el mismo lugar. Me entere que estábamos en la chacra 184 y que en la 181 había un edificio abandonado del Ejército Argentino, que podía servir para que en él funcionase la escuela. El diálogo se formalizo con los vecinos y se constituyó la comisión Pre Creación Escuela.”

Luego relata el períplo que significó realizar los trámites para poder poner en marcha un complejo que trabaje en la educación de los pequeños de aquel barrio densamente poblado, en una zona que para ese entonces era recóndita en la capital provincial.

Vega cuenta que “en los primeros días de marzo recibí mi casa, a una colega titular del interior, que necesitaba asesoramiento respecto a los tramites que debía a realizar para conseguir sus traslado a Posadas, Hilda Lezcafete de González. A fin de fundamentar la creación grados en esa zona necesitaba hacer un censo de población escolar y le pedí a Hilda que ayudara. Decidimos ir a censar el primer domingo de marzo. Al final de la jornada teníamos ciento sesenta y nueve niños censados, de las cuales más de cien, no fueron nunca a la escuela. Eran todos para primer grado y había niños de hasta trece años, sin saber escribir aunque sea su nombre". La mayoría de esos chicos serían los primeros alumnos de aquella escuela que hoy tiene más de 300 chicos en sus aulas.

El tragín para llegar a la concreción de semejante empresa emprendida fue largo y pesando, y así lo cuenta Vega, "lLos meses fueron pasando al llegar marzo la impaciencia me devoraba, yo quería que el comienzo del lectivo nos encontráramos ya instalados en el edificio aquel, transformado en una escuela. El edificio era un galpón viejo que nos prestó el Ejército.
Los días y las notas de pedidos se sucedían. Termino abril, entretejiendo ilusiones entre cartas y audiencias. Las frías noches de julio y agosto supieron de mi marcha cabizbaja, desde la chacra 184 hasta mi casa. Moría agosto y yo también sentía que mis esperanzas morían. Sin embargo esos ojos brillantes y esas sonrisas confiadas de los chicos, volvían a darme
fuerza para persistir. Llegó septiembre enverdecieron los arboles del monte y también
nuestra fe. Por Resolución N° 1214 del 21 de septiembre de 1972 la escuela estaba creada".

Desde allí comenzó un camino de enseñanzas y aprendizajes que llevó a que esta escuela, en aquel entonces en los márgenes de la ciudad y hoy casi céntrica, formara niños que hoy son padres y hasta abuelos de los chicos que asisten al establecimiento. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias