domingo 25 de septiembre de 2022
Cielo claro 18.7ºc | Posadas

Caso Ramírez: imputaron por lesiones graves a los tres policías detenidos

La carátula incluye abandono de persona e incumplimiento de los deberes. El delito que se imputa conlleva una pena de hasta diez años de prisión, por lo que no es excarcelable

lunes 12 de septiembre de 2022 | 4:30hs.
Caso Ramírez: imputaron por lesiones graves a los tres policías detenidos
Los imputados están alojados en el albergue de la Unidad Regional II de Oberá.
Los imputados están alojados en el albergue de la Unidad Regional II de Oberá.

Los tres policías obereños acusados de perseguir y propiciar el grave accidente vial que padeció Rodolfo Agustín Ramírez (24) fueron imputados por “abandono de persona, incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos y lesiones graves culposas”.

Se trata del oficial subayudante Nicolás S., del sargento primero y chofer Ariel C. y de la agente Camila C., quienes permanecen detenidos desde el pasado 2 de septiembre por orden del juez de Instrucción Dos de Oberá, Horacio Alarcón.

La semana pasada los tres fueron citados a indagatoria y prestaron declaración. Si bien reconocieron que persiguieron y luego abandonaron a Ramírez, negaron que el móvil en el cual se movilizaban haya impactado la moto que conducía la víctima.

De todas formas, el delito que se imputa hasta el momento conlleva una pena de hasta diez años de prisión, por lo que no es excarcelable.

El siniestro vial se registró el pasado 16 de agosto, alrededor de las 21.20, sobre calle Catamarca entre Urquiza y Quintana, en Villa Vick, Oberá.

Desde un primer momento fue clave el aporte de un testigo que declaró que un móvil policial perseguía a una moto cuyo conductor perdió el control y despistó, tras lo cual el vehículo oficial abandonó la escena y no prestó asistencia a la víctima.

Dicha versión fue confirmada con el registro fílmico de las cámaras de seguridad de dos viviendas de calle Catamarca que dan cuenta de la persecución de la patrulla.

Luego la agente que integraba la patrulla se quebró y confesó que persiguieron y después abandonaron al motociclista, aunque negó la colisión.

Al momento del hecho los policías prestaban servicio en el Comando Radioeléctrico Sur de la Unidad Regional II.

Encuadre legal

Con relación a los delitos imputados, un vocero del caso precisó que la carátula podría modificarse en función al resultado de las pericias -como ser el análisis de los teléfonos de los implicados-, el aporte de testigos y la evolución médica de la víctima, quien permanece internada en el Hospital Samic de Oberá.

Respecto de la calificación del hecho, el artículo 106 del Código Penal referido al abandono de persona cita que“el que pusiere en peligro la vida o la salud de otro, sea colocándolo en situación de desamparo, sea abandonando a su suerte a una persona incapaz de valerse y a la que deba mantener o cuidar o a la que el mismo autor haya incapacitado, será reprimido con prisión de 2 a 6 años”.

“La pena será de reclusión o prisión de 3 a 10 años, si a consecuencia del abandono resultare grave daño en el cuerpo o en la salud de la víctima. Si ocurriere la muerte, la pena será de 5 a 15 años de reclusión o prisión”, agrega.

En tanto, el artículo 248 avanza sobre el incumplimiento de los deberes de los funcionarios públicos y establece un máximo de 2 años de cárcel e inhabilitación especial por doble tiempo.

Respecto de las lesiones, el artículo 91 del Código Penal precisa que “se impondrá reclusión o prisión de 3 a 10 años, si la lesión produjere una enfermedad mental o corporal, cierta o probablemente incurable, la inutilidad permanente para el trabajo, la pérdida de un sentido, de un órgano, de un miembro, del uso de un órgano o miembro, de la palabra o de la capacidad de engendrar o concebir”.

Sobre el último punto, fuentes médicas anticiparon que Ramírez arrastraría secuelas neurológicas de por vida, ya que padeció fractura de cráneo.

Pericias técnicas

Los policías implicados en el caso Ramírez permanecen detenidos desde el 2 de septiembre.

En tanto, por razones de seguridad los tres se hallan alojados en el albergue de la UR II.

“Se ordenó la detención preventiva luego de tener vista del sumario policial. Además se secuestraron los celulares de los tres funcionarios”, precisó un vocero del caso.

Días antes la Jefatura de la Policía de Misiones había ordenado el pase situación de disponibilidad los tres implicados.

Con relación a la causa judicial, si bien por el momento no se probó fehacientemente que el móvil policial haya impactado a la moto, tal como surge del relato de un testigo presencial, la detención ordenada pretende “evitar el riesgo de entorpecimiento en la investigación”.

Además, se consideró “la gravedad del delito en sí mismo por parte de funcionarios públicos que abandonaron a una persona en grave estado”, detalló.

Al haber policías implicados, el juez Alarcón solicitó la intervención de la Secretaría de Apoyo para Investigaciones Complejas (Saic), dependencia que tendrá a su cargo el peritaje de los celulares y otras medidas de prueba.

Ante la consulta de El Territorio, una fuente precisó que “hay videos donde se corrobora que el móvil está en persecución de Ramírez. En una cámara se ve que el móvil está a diez metros y en otra más encima”.

Si bien los registros no lograron grabar el presunto choque, sí muestran las luces de la sirena de la Policía en el horario en que ocurrió el accidente, entre 21.10 y 21.20.

“Por el minuto 21.14 se logra ver el reflejo de las luces azules, por eso se sabe que no fue la ambulancia, que llegó más tarde”, explicó el vocero.

“En el mejor de los casos tendrá secuelas”

Producto del gravísimo accidente del pasado 16 de agosto, Rodolfo Agustín Ramírez sufrió fractura de cráneo, traumatismo de tórax, fractura de clavícula y múltiples excoriaciones.

Permaneció dos semanas en coma inducido en terapia intensiva, lapso en el que fue intervenido quirúrgicamente y le extrajeron parte del cráneo, por lo que requerirá una prótesis.

Con relación a su estado actual, hace diez díaz pasó a sala de recuperación y su evolución es favorable, precisó una fuente médica.

En diálogo con este diario, su familia comentó que “ya se sienta y camina unos pasos, pero todavía no consume alimentos sólidos. Tiene lapsos de lucidez, pero por ahí se pierde. Los médicos ya nos anticiparon que tendrá secuelas neurológicas”.

La víctima es padre de una pequeña y reside en calle San Juan, a pocas cuadras de donde se registró el accidente.

Se trata de una familia conocida y apreciada en el barrio. Son un total de once hermanos y el joven es el menor de los varones. En tanto, una de sus hermanas integra las filas de la Policía de Misiones. “Los médicos ya nos anticiparon que en el mejor de los casos quedará con secuelas. Es decir que esto nos cambió la vida a todos”, comentó un familiar.

“Llegaba a mi casa y escuché un estruendo terrible”

Si bien hasta el momento los policías imputados negaron haber impactado a la moto de Ramírez, dicha versión contradice a la del testigo presencial, como también las de otros vecinos que escucharon un fuerte impacto previo al despiste.

“Vivo a una cuadra y media del hecho, justo llegaba a mi casa en mi moto y escuche un estruendo terrible, a eso de las nueve y diez de la noche. Fui a un negocio y en eso apareció un chico que vive casi en frente a donde ocurrió el hecho y vio todo. Apenas nos contó que hubo un accidente fuimos para ayudar al muchacho, el cual estaba muy mal”, precisó un vecino en diálogo con El Territorio.

En tanto, comentó que “el chico que vio todo nos contó que un patrullero estaba persiguiendo a la moto y la chocó, el conductor perdió el control y cayó”.

Precisó que la ambulancia demoró alrededor de 20 minutos, mientras que la Policía tardó más de media hora.

“Hasta que por fin llegó un móvil con tres uniformados, dos hombres y una chica en un Chevrolet Cruze. Apenas llegaron, el chico que vio el choque les comentó lo que pasó y les dijo que el móvil que chocó al muchacho era igual al de ellos”, indicó.

Minutos más tarde los vecinos volvieron a sus respectivos domicilios, circunstancia en que habrían notado que “los uniformados comenzaron a alumbrar con sus celulares al paragolpes del móvil, como buscando marcas o demás”, opinó el testigo, dando a entender que se trataría de la misma patrulla que propició el siniestro vial.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias