domingo 02 de octubre de 2022
Cielo claro 20ºc | Posadas

Hoy, último día de la fiesta en Oberá

Las muestras culturales, un viaje al pasado y la esencia inmigrante

Las casas típicas presentan exposiciones de objetos y documentos, pequeños museos para adentrarse en la historia de los pueblos. En la casa checa hay una rica biblioteca y en la colectividad polaca se traza un camino por el origen

domingo 11 de septiembre de 2022 | 6:00hs.
Las muestras culturales, un viaje al pasado y la esencia inmigrante
Nora Bys en la biblioteca de la Sala Liduska, de la casa checa. Fotos: Federico Gross
Nora Bys en la biblioteca de la Sala Liduska, de la casa checa. Fotos: Federico Gross

Las muestras culturales en las casas típicas del Parque de las Naciones de Oberá son una verdadera ventana a la historia y la vida cotidiana de los pueblos.

En el marco de la Fiesta Nacional del Inmigrante, que continúa hasta hoy, las colectividades apostaron por difundir estos espacios de circulación del conocimiento y exhibición del acervo de cada comunidad.

Las exposiciones se despliegan como pequeños museos donde se pueden observar trajes típicos, utensilios de cocina, libros, fotos, postales, documentos de época, artesanías y más.

Estos rincones de la identidad y la memoria suelen ubicarse en los primeros pisos de las casas y quedan amparados del bullicio festivo que es el corazón vivo del evento y a la espera de que alguna mirada curiosa los descubra y emprenda un imaginario viaje al pasado, al origen.

Visibilidad  

“Desde nuestra colectividad la idea es impulsar más este espacio con la difusión, ya que  no mucha gente sube hasta la sala donde está el museo y la biblioteca”, explicó Nora Catherine Bys, reina de la colectividad checa y que resultó elegida segunda princesa de la Fiesta Nacional del Inmigrante.                                 

El museo de la Sala Liduska cuenta con una biblioteca de más de 300 títulos, que fueron donados por familias de la colectividad y hace unos años fueron restaurados y puestos en valor.

El té, un cultivo que inmigrantes polacos contribuyeron a desarrollar.

“La tarea de conservación y restauración de los libros, muchos son en checo, todavía continúa, es un trabajo que hacen personas de la colectividad y pensamos que pronto se sumarán más libros”, relató a su vez Petr Táborsky, profesor checo enviado desde el gobierno de su país a través del programa nacional de apoyo al patrimonio cultural checo en el extranjero.

“La tarea que hace la colectividad checa en Oberá es importantísima, esta Fiesta del Inmigrante es única en el continente y desde el gobierno checo se busca acompañar y dar apoyo a las acciones de preservación y transmisión de la cultura”, expuso.

En los días de la Fiesta del Inmigrante, cuando casas y cocinas permanecen abiertas de par en par, en la colectividad checa hay visitas guiadas al museo.

Sobre la inmigración polaca  

En tanto, en la casa polaca la muestra cultural es una de las atracciones a las que se le dedica mucho tiempo de preparación.

En cada edición se presenta una exposición temática diferente a través de banners y el proyecto cuenta con el financiamiento de la Embajada de Polonia en Buenos Aires.

“Este año se cuentan tres puntos de la historia de la inmigración polaca en la Argentina que quizás son menos conocidos y que nos gustaría rescatar”, consideró Gabriel Enríquez Petroski, de la colectividad polaca.

El profesor checo Petr Táborsky realiza las visitas guiadas

El recorrido por la muestra comienza con la llegada de los primeros inmigrantes polacos, que huían de la guerra y buscaban en este nuevo suelo el sustento y la paz.

“Hay dos oleadas de inmigrantes polacos, la primera es muy documentada y se da desde 1897, esta inmigración es oficial y las familias ingresan por el puerto de Buenos Aires, eran familias campesinas o gente con oficios que traían sus herramientas y no mucho más que eso”, relató y continuó: “Oero hay una segunda oleada que tiene que ver con lo que nosotros llamamos los ‘polacos del monte’ o ‘polacos de la selva’, que son los polacos que cruzaron por el Brasil, llegaron de forma irregular y por eso no hay documentos y es un capítulo poco estudiado de nuestro pueblo y que sería muy bueno poder conocer más, su estudio es una asignatura pendiente aún”.

Otros tópicos son la industria del té, de la que el año próximo se cumplirán 100 años de la llegada de las primeras semillas. “Las trajo de regalo a su hermano un sacerdote ucraniano, las pudo sacar de Europa cosidas entre el ruedo de su sotana y luego los polacos contribuyeron a impulsar su cultivo y la industria del té, que hoy es un sello de identidad de Misiones”, ponderó. 

Por último, la muestra evidencia la convivencia entre los recién llegados y los habitantes originarios, “desde la Nación se impulsó la inmigración y se eligió Misiones para poblar y para frenar el avance de Brasil y Paraguay, pero las familias llegaron y la tierra no estaba vacía, estaban los pueblos originarios y hubo una convivencia entre polacos y guaraníes, este tema es también un poco nuevo su rescate y desde la colectividad y con la embajada se desarrolló un cortometraje que habla de la interacción entre los pueblos”, concluyó Enríquez Petroski.

 

Rusher: “Uno tiene que ser seguro de lo que hace y apostar a eso”

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias