domingo 02 de octubre de 2022
Cielo claro 20ºc | Posadas

A tres días del atroz asesinato de Lorenzo Da Rosa (40) en Cerro Corá

“Lo que me queda es recordarlo como él era y que se haga justicia”

Graciela, hermana del fallecido, habló de las amenazas previas que recibió su familiar de parte del detenido. La familia no descarta que haya más implicados en el feroz ataque

sábado 10 de septiembre de 2022 | 4:00hs.
“Lo que me queda es recordarlo como él era y que se haga justicia”
Graciela recordó a su familiar como una persona muy trabajadora y querida entre su familia. Fotos: Marcelo Rodríguez
Graciela recordó a su familiar como una persona muy trabajadora y querida entre su familia. Fotos: Marcelo Rodríguez

Apenas un puñado de horas después de sepultar los restos de su hermano, entre el silencio que de a ratos se apodera por completo de su casa emplazada en el corazón de la localidad de Profundidad y el fuerte dolor que aún persiste en su corazón luego de sufrir semejante pérdida, Graciela Da Rosa sigue sin comprender cómo una persona actuó con tanta saña y maldad hacía un prójimo.

Si bien estaba enterada que su hermano Lorenzo Ramón Da Rosa (40) había recibido amenazas de muerte previas por parte de quien hasta hace poco fue concubino de su pareja, Teresa del Carmen Venecio (42), nadie imaginó que quién anticipó tan tremendo final iba a terminar cumpliendo con su palabra y de una forma tan atroz. 

Mientras la Justicia continúa con las pesquisas y testimoniales para terminar de esclarecer el escalofriante caso que conmocionó a la provincia y que por el momento tiene como único detenido a José Andrés Quednau (37), la familia de la víctima aguarda expectante cualquier novedad en el caso.

Mucho más aún la evolución del estado de salud de Teresa, quien hasta ayer por la tarde continuaba internada en el Hospital Ramón Madariaga con tres graves cortes que sufrió durante el mismo ataque que le costó la vida a su pareja y que por poco también alcanzó a su propio hijo de 14 años, quien, al igual que la mujer, pudo escapar justo a tiempo de la escalada violenta del homicida. 

Visiblemente afectada por lo sucedido, Graciela recibió a un equipo periodístico de este matutino en su humilde vivienda en donde además funciona un kiosco y narró lo que pudo averiguar de parte de los investigadores en torno al feroz ataque.

En primera instancia comentó que su hermano ya había sido amenazado recientemente por el detenido, quien, según pudo averiguar este matutino también registraría antecedentes por episodios de violencia previa con los hijos de Teresa durante el tiempo en que el agresor estuvo en pareja con la mujer. 

“Había sido que mi hermano venía y se encontraron por el camino. Él (detenido) le estaba amenazando que le iba a matar. Como le había amenazado antes, él no hizo nada porque pensó que no le iba hacer nada. Por ahí pensaba que hablaba al pedo y por eso nunca pensó que pasaría”, sostuvo la mujer. 

En el lugar del ataque aún quedan las mercaderías que llevaba la víctima.

Al ser consultada sobre cómo tomó conocimiento del suceso, recordó: “Una sobrina mía me llamó porque el patrón de él (el agresor) le llamó porque tenía el número de ella y me avisó. Fuimos hasta el lugar donde pasó todo, pero no nos dejaron entrar. Vimos de lejos porque la policía no nos dejó entrar”.

A su vez, añadió que con el correr de las horas y tras entrevistarse con responsables de la pesquisa, pudo obtener algunos datos más sobre lo ocurrido, aunque no muchos. 

Relató que su familiar era una persona muy trabajadora y que siempre, a pesar de haber perdido su pierna izquierda hace un par de años, buscó trabajar de lo que sea para poder subsistir.

Al respecto contó que “cargaba los hornos para hacer carbón, macheteaba, la changa que a él le salía, él hacía. También cortaba leña, él trabajaba de lo que sea”. 

Además confió que su hermano no tenía paradero fijo, ya que solía moverse por varios lugares. Pero que siempre cuando podían se encontraban y pasaban lindos momentos en familia, tanto en Profundidad como en Candelaria. 

“No sé mucho más qué decir, porque a fondo no sé bien cómo sucedió todo, ellos llegaban y estaban juntos cuando pasó todo esto. Con nosotros (Lorenzo) tenía una muy buena relación. Con los chicos también. Obviamente que lo voy a extrañar porque no lo voy a volver a ver más. Lo que me queda es recordarlo como él era y que se haga justicia”, sentenció la entrevistada, quien con la muerte de Lorenzo es el segundo de un total de once hermanos que pierde en pocos años. 

La sospecha de más implicados

Otro de los que habló brevemente con El Territorio fue Martín, cuñado de Lorenzo, quien tampoco ocultó su tristeza y su firme pedido de esclarecimiento del caso.

Si bien, al igual que Graciela, tiene muy pocas precisiones sobre cómo fue el ataque, y más allá de tener acceso a numerosos trascendidos que surgieron en el pueblo a partir de supuestos testigos que podrían echar más luz al caso, el hombre no descartó que el agresor haya actuado con ayuda de un cómplice. 

“Hay dudas, según dicen, no puede ser que sea uno solo. Nosotros no tenemos certezas, pero hay dudas”, señaló el entrevistado.

Avanzó sobre esto al afirmar que “las pericias sabrán decir algo más porque yo no he visto, pero supuestamente había tres machetes. No sé si Lorenzo tenía un machete, porque no he visto, sí escuché comentarios que decían que encontraron tres machetes, otros dicen cinco, pero, ¿por qué tres machetes si Lorenzo no llevaba nada? Esa es la pregunta que me hago yo...bah, no sólo yo, varios se hacen la misma pregunta. No se descarta que haya otra persona, no quiero decir que haya, pero no se descarta”. 

Sobre el atacante, confió que según lo que sabe estaba intentando mudarse del lugar donde vivía a la chacra donde trabajaba como peón de una carbonera del paraje Las Tostadas y que está ubicada a unos 500 metros del lugar del asesinato. Y que de camino a ese lugar se habría topado con Lorenzo, Teresa y el adolescente. 

En relación a testigos que puedan ayudar en el caso, Martín señaló que “se habló de una camioneta, pero nadie sabe, porque como dijeron si hay una camioneta las personas que vieron tienen que decir qué fue lo que vieron. Según comentarios, dicen que fue hasta donde estaba el cuerpo y volvió para atrás. Hay cosas que pegan y otras que no cierran”. 

También comentó que la sobreviviente presenta tres cortes, uno en la cabeza, otra en la espalda y otro en la cara. Sobre esto sostuvo: “Sé que tiene un corte en el pulmón, eso quiere decir que fue un corte de atrás, que se estaba escapando y que le pegó de atrás, eso creo yo”. 

Por otro lado, el entrevistado recordó que la noche anterior tanto Lorenzo como Teresa se quedaron a dormir en su casa y que al día siguiente salieron rumbo a Cerro Corá.

También remarcó que ambos se llevaban muy bien. En tanto que para finalizar Martín sostuvo: “Quiero que se siga averiguando, que si hay una segunda o tercera persona involucrada que salga a la luz”. 

 

La evolución de Teresa y la posible indagatoria al presunto homicida

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias