domingo 25 de septiembre de 2022
Cielo claro 18ºc | Posadas

La causa por el hecho ocurrido el 24 de agosto dio un vuelco el miércoles

Indagaron al presunto parricida detenido por el doble crimen

Martín Santiago del Río (47), preso por el asesinato de José del Río y María Mercedes Alonso, aceptó declarar ante los fiscales de San Isidro. Hay pruebas que lo complican

viernes 09 de septiembre de 2022 | 6:05hs.
Indagaron al presunto parricida detenido por el doble crimen
Martín Santiago del Río (47) complicado por pruebas y testimonios.
Martín Santiago del Río (47) complicado por pruebas y testimonios.

Martín Santiago del Río (47), detenido y acusado por matar a tiros a sus padres José Enrique del Río (74) y a su esposa Mercedes Alonso (72) el pasado miércoles 24 de agosto en su casona de Vicente López, se sentó ayer por más de cuatro horas ante los fiscales de San Isidro Martín Gómez, Alejandro Musso y Marcela Semería y aceptó ser indagado en la causa que lo tiene como sospechoso de doble parricidio.

La declaración de Del Río comenzó a las 17.10 y, en paralelo, se hizo un nuevo allanamiento pero en la propiedad de Rampsay 2055, en el barrio porteño de Belgrano, porque ahí los investigadores creen que “pudo haber dejado el DVR de la casa de sus padres”.

El empresario había sido arrestado el miércoles por la noche cuando ingresaba al barrio privado Barrancas del Lago de Nordelta, donde vive junto a su familia, en lo que fue un vuelco en la causa: justamente, ese mismo día la empleada de las víctimas, María Ninfa Aquino, había sido liberada por el juez Ricardo Costa aunque sigue investigada en la causa.

Los investigadores están convencidos de que el acusado ingresó a la casa de sus padres, ubicada en Melo y Gaspar Campos, y los ejecutó a balazos en el interior del Mercedes Benz estacionado en el garaje y cuando sus padres tenían los cinturones de seguridad colocados.

Para sostener la acusación, los fiscales cuentan con una voluminosa cantidad de pruebas: testimonios, análisis de celulares y, sobre todo, cámaras de seguridad.

El móvil del crimen sería económico y estaría relacionado con el departamento del Chateau de Avenida del Libertador al que la pareja de jubilados tenía pensado mudarse. La hipótesis es que el hijo menor los estafó en casi dos millones de dólares.

Lo cierto es que los investigadores pudieron reconstruir que un sospechoso ingresó a la propiedad de las víctimas a las 17.33 del miércoles 24 de agosto, en base a las cámaras de seguridad de un vecino. Otra imagen se muestra a un hombre salir a las 18.36. Una hora y tres minutos después.

Los peritos confirmaron que, tras dejar la casa del matrimonio, el hombre caminó hasta salir del distrito de Vicente López por Avenida del Libertador. Cruzó la General Paz y continuó hasta llegar a la esquina del Chateau. Fueron casi 40 cuadras las que hizo a pie.

Una cámara ubicada en Richieri y Udaondo, a escasos metros de donde se pierde el rastro, ve pasar a las 19.24 una camioneta Mercedes Benz modelo ML 350. Gracias al anillo digital de la Ciudad se pudo acceder a la patente. Era la camioneta de Martín Santiago del Río. El dato quedó expresado en un informe reservado que figura en el expediente: “se trata de una camioneta color negra, con la particularidad de contar con dos obleas adosadas de la VTV en su parabrisas, idéntica a la utilizada por Martín Santiago del Río y con la cual llegó a la casa de sus padres cuando fue avisado de las muertes”. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias