domingo 25 de septiembre de 2022
Nubes 19.5ºc | Posadas

Gratitud ante todo

En la previa a su debut del sábado en el Sudamericano de Atletismo U18 en San Pablo, Yonathan Varese puso foco en lo importante y agradeció a su profesor de educación fisica del CEP Nº5, Juan Carlos Nazer, por su apoyo diario. “Él me banca en todo, cuando estuvimos mal me ayudó con ropa y hasta mercadería”, compartió el crack del A4 que gracias

jueves 08 de septiembre de 2022 | 4:30hs.
Gratitud ante todo
Foto: Víctor Paniagua
Foto: Víctor Paniagua

“Hay que ser agradecido”, es muchas veces la frase de cabecera de abuelos y padres para resaltar a quién desinteresadamente da una mano; y Yonathan Varese (17) tiene con quién serlo. Es que gracias a su profesor de educación física del CEP Nº5, Juan Carlos Nazer, hoy está en San Pablo, Brasil, en la previa al Campeonato Sudamericano de Atletismo U18, a la espera de su estreno el sábado en lanzamiento de jabalina.

“Si no fuese por él, no sé cómo haría”, resaltó el actual campeón argentino de la categoría, apuntando desde el inicio de la charla retribuirle el cariño especial que le tiene a su profe. Es que el alto rendimiento es sumamente sacrificado y para estar en la órbita de la selección hay que poner tiempo y dinero para progresar. En este contexto, de familia trabajadora del barrio A4, Yonathan sale adelante y no baja los brazos con el esfuerzo de su mamá Andrea, que cuida sola a cuatro hijos, y su profe que se convirtió en su figura paternal.

“Él es el que me banca en todo. Es profesor educación física y biología de mi colegio, y para entrenar nos coordinamos los horarios, porque él trabaja y yo estudio; y tratamos de llevarlo todo al día con el deporte”, detalló el atleta sobre su programación diaria con Juan Carlos para llevar adelante su perfeccionamiento en lanzamiento de jabalina.

Juan Carlos Nazer, el profe que entrega parte de su vida al crecimiento de Yoni.

Fue justamente Nazer quien motivó a Yonathan a tomar este camino del deporte al ver sus cualidades en las clases de educación física; y luego, el trabajo diario también se trasladó al Centro Provincial de Alto Rendimiento Deportivo (Cepard), por lo que el tiempo que pasan juntos los hace equipo y familia.

“Es como mi papá, le tengo mucho aprecio, me bancó siempre en todo, no sólo en el atletismo, me ayudó en casa cuando la situación estuvo fea y ante todo quiero agradecerle. Él sale de su trabajo y, si estamos cerca del barrio, vamos en auto hasta el Cepard y después de entrenar me acerca hasta Quaranta para que tome el cole, se porta muy bien conmigo”, señaló el lanzador.

Yonathan tuvo sus primeros pasos en el atletismo a los 13 años apenas comenzó la secundaria  y fue creciendo, pero en el 2020, cuando estaba en un lindo momento deportivo, llegó la pandemia y estuvo casi un año sin actividad y remándola con su mamá para salir adelante económicamente, pero su amor por el lanzamiento de jabalina no mermó y en el 2021 volvió con todo.

“Ahora estamos bien, pero tuvimos momentos malos y el profesor me ayudó muchas veces con ropa, mercadería, con todo, y se nos dio la posibilidad de estar mejor económicamente”, expresó.

Su mamá Andrea, su otro pilar

Muchas veces se ve sólo al campeón, al premio, pero detrás hay mucho empeño y en particular para Yonathan es un esfuerzo a diario de su mamá para pagar los pasajes que lo llevan al Cepard.

“Mi familia me súper apoya en el deporte y mi mamá se esfuerza para que siga, porque para nosotros es difícil. Tengo sólo madre y a veces cuesta. Vendemos algunas cosas en casa, también mi mamá es ama de casa y trabaja en casas de familias. Es mucho el sacrificio, pero ahora estamos mejor”, dijo contento el posadeño.

En su día a día, Yonathan estudia en el CEP Nº 5 por la mañana; luego sale de allí y va a entrenar dos horas, según el día al gimnasio o a la pista del Cepard, por lo general ambos, durante dos horas en cada actividad; y luego regresa a casa entrada la tarde.

“Es que empecé a tomarme bien en serio todo desde inicios del año pasado. Los anteriores fueron para conocer el atletismo; y realmente lo disfruto, sino no lo haría porque lleva mucho esfuerzo, dedicación, sudor y disciplina”, explica Yonathan que está cursando el último año del colegio secundario y además viviendo un gran momento con el atletismo.

Y vaya si le gusta que sus días se basan en entrenar y estudiar. “Me manejo en cole, con una hora de viaje de ida y otra de vuelta, y termino muerto -risas- , pero vale la pena y lo disfruto, no lo veo como sacrificio porque es algo que me apasiona y lo mejor es el proceso. Ir disfrutando todos los días, sintiendo como uno trabaja y va mejorando, sinceramente creo que el proceso es lo más lindo”, reflexionó.

Justamente ir a San Pablo, es la posibilidad que se le da de la mano del deporte. “Nunca se me hubiera habilitado la posibilidad de viajar como viajo si no fuera por el atletismo”, atinó.

Es que Yonathan va teniendo experiencia fuera de casa, con viajes dentro del país como lo fueron los Juegos Sudamericanos de la Juventud en Rosario, en mayo, donde fue cuarto, arañando el podio, y ahora ante los mismos rivales buscará como él dice “su revancha” en Brasil.

“Siempre apuntando para arriba. Es una emoción muy grande participar de un Sudamericano, sabiendo que te pones la celeste y blanca, y llevás a la argentina en el pecho. Es una sensación única e irremplazable”.

El atleta de la Tierra Colorada obtuvo boleto a esta competencia al coronarse campeón en el Argentino U18 en Resistencia, Chaco, a principio de agosto, pero tuvo su suspenso su salida a San Pablo “porque había que ganar, pero  también que hacer una marca mínima y no la había hecho porque llovía y no me salió como esperaba; aunque hace unas semanas, me llegó un mensaje de Whatsapp que decía que iba y exploté de emoción”,

Ayer Yonathan llegó a tierra brasileña, dejó los bolsos y tuvo contacto con su jabalina para dar los detalles finos para cumplir el sábado con sus objetivos. “Me propuse superar mis marcas porque ganar sin superarlas para mí no sería ganar, pero sé que la competencia va a estar muy fuerte porque son muy buenos de todos. La idea es  dar lo mejor de mí y poder alzar la bandera en el podio”, enfatizó.

Actualmente su mejor registro es de 60,26 metros que hizo en los Juegos Odesur en Rosario y ahora quiere ir un poco más allá de esa marca y poder acceder a entrar entre los mejores tres de la cita: “Van a estar los mismo que en Rosario y lo lindo del deporte que siempre te da una revancha”, cerró el crack misionero dentro y fuera de la pista.


Korniejczuk, la otra misionera en el Sudamericano

Además, de Varese la cita sudamericana tendrá también la presencia de Anelis Korniejczuk, de Andresito, ambos atletas de la Federación Misionera de Atletismo, integran el equipo nacional que competirá desde mañana en el Estadio de Atletismo del Centro Olímpico de Treinamento e Pesquisas de San Pablo, Brasil.

En el Chaco, Korniejczuk se consagró campeona en jabalina (40.63m) y logró el 3º puesto en bala (12.85m). Sin embargo, las marcas tenidas en cuenta por la Cada para incluirla en el equipo fueron las registradas en los Juegos Suramericanos de la Juventud 2022, en Rosario.

En esa cita, la joven no sólo ganó la medalla de oro en jabalina sino que también registró la mejor marca personal con un lanzamiento de 47,97m. Así pasó a ubicarse en el tercer lugar del ranking argentino permanente de la categoría U18. También ganó la medalla de plata en bala, con 14,03m. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias