lunes 03 de octubre de 2022
Cielo claro 15ºc | Posadas

Femicidio de Horacelia Marasca en agosto del 2015

El STJ destrabó el caso Horacelia pero el defensor de Monzón se inhibió

El Superior Tribunal de Justicia rechazó la recusación por una audiencia ocurrida en diciembre del 2020. Eso abre el camino a que se establezca una fecha de juicio

jueves 08 de septiembre de 2022 | 6:03hs.
El STJ destrabó el caso Horacelia pero el defensor de Monzón se inhibió
El cuerpo de Horacelia fue diseccionado en cinco partes, que luego fueron descartadas diferentes lugares.
El cuerpo de Horacelia fue diseccionado en cinco partes, que luego fueron descartadas diferentes lugares.

El Superior Tribunal de Misiones rechazó el planteo de la defensa de Martín Monzón, acusado de asesinar a la adolescente Horacelia Marasca en agosto del 2015, y de esta manera se allanó el camino a que se establezca una fecha de juicio. Sin embargo el derrotero de la causa aún no parece haber llegado a su fin ya que el abogado defensor  Miguel Ángel Varela presentó se inhibición y apartamiento. 

Como informó El Territorio oportunamente este medio, el titular de la Defensoría Cuatro,  Varela, recusó al juez César Yaya, entonces presidente del Tribunal Penal Dos de Posadas, por considerar que hizo una audiencia con el imputado sin su presencia.

Esto ocurrió en diciembre del 2020,  pocos días antes del inicio del juicio oral y público donde Monzón se tendría que sentar también ante los jueces Gregorio Busse y Ángel Dejesús Cardozo. En ese entonces, por los protocolos impuestos por el avance del coronavirus, se le notificó mediante videollamada a Monzón los pormenores del debate, como los magistrados participantes y las fechas en las que se iba a realizar.

En su momento trascendió mediante fuentes judiciales que Monzón había manifestado su intención de someterse a un juicio abreviado, lo que implicaba aceptar su culpabilidad de los hechos y así evitar sentarse en el banquillo de los acusados. Sin embargo, el defensor consideró que no había actuado correctamente y recusó al juez, lo que hizo que finalmente el juicio se suspenda.

Ahora, casi dos años después a pocos días del séptimo aniversario por el conmocionarte femicidio, El Territorio pudo confirmar que el máximo órgano judicial se expidió y rechazó los argumentos del defensor oficial, por lo que avaló la actuación de Yaya.

Inhibición

El procedimiento indica que la defensa tiene diez días hábiles desde su notificación para presentar un recurso extraordinario federal ante la Corte Suprema de la Nación, que deberá ser analizado. Caso contrario, el expediente será girado otra vez al Tribunal para que se establezca una nueva fecha de juicio.

Sin embargo, esa carta no está en consideración por parte de Varela. El día lunes el letrado presentó ante el STJ una inhibición y apartamiento, solicitando que “se dé intervención al/a la Defensor/a Oficial a quien por competencia corresponda actuar en el carácter de Defensor/a Oficial General ante el Excmo. Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Misiones”.

“Comunico que me encuentro legalmente impedido de intervenir por ante el Excmo. Superior Tribunal de Justicia, como asimismo de interponer recurso extraordinario federal o queja por ante la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación, atento la competencia asignada por ley a los Defensores Oficiales de Instrucción y el colapso en la función debido a tener que intervenir en la etapa de juicio ante los Tribunales Penales, por disposiciones reglamentarias dictadas por fuera de la competencia establecida por Ley Orgánica del Poder Judicial Nº 15 (Antes Decreto Ley 1550/82)”, se lee en los argumentos a los que tuvo acceso este medio.

A grandes rasgos y en pocas palabras, Varela considera que no le compete actuar como defensor de juicio ante el STJ, sino solamente ante los Juzgados de Instrucción y por eso se debe asignar otro abogado a Monzón.  

Esto abre así una nueva incógnita de lo que puede suceder.

El caso

Según la descripción de los hechos, relatados por el implicado ante el juez instructor Ricardo Balor, la noche del 16 de agosto del 2015 Horacelia planteó su intención de ponerle fin a su relación y rehacer su vida con otra persona. Eso generó una fuerte discusión en la pareja que derivó en el sangriento final.

Fuentes consultadas en su momento expresaron a El Territorio que Monzón dio muerte a su pareja con tres puntazos -el último en el corazón, que incluso dañó su columna vertebral- en la sala de la vivienda que compartía en la chacra 150 de Villa Cabello, entre las 22 y las 22.30. Luego de esto, llevó el cuerpo al baño, donde lo desmembró en cinco pedazos con un cuchillo tipo carnicero.

Los restos de la adolescente fueron descartados en bolsas de consorcio en dos tandas entre la madrugada de ese domingo y la mañana del lunes 17. Todo indica que los restos fueron trasladados en el cochecito de bebé del hijo de ambos que, en ese momento, tenía siete meses.

Luego de deshacerse de las bolsas que contenían los restos de su mujer, Monzón se dirigió a la Comisaría Séptima para hacer una exposición expresando que la joven había abandonado la casa, dejándolo al cuidado de su hijo. Los investigadores dijeron después que “no se preocupó siquiera por traer una foto”, lo que activó sospechas hacia su persona.

Con el correr de los días, la madre de la muchacha, Norma Benítez, amplió la denuncia y señaló directamente al yerno, a quien también acusó por reiterados episodios de violencia de género. Con estos elementos, el 26 de ese mes la Policía intervino por sorpresa en el inmueble y realizó una rápida requisa, en la cual hallaron prendas con sangre en un balde de lavandina.

Con esta pista, los efectivos detuvieron preventivamente al sujeto y la Justicia ordenó que la vivienda sea custodiada hasta la realización de nuevos procedimientos, que finalmente fueron concretados al día siguiente con pruebas de luminol, que develó los rastros de una sangrienta escena.

En una declaración que siempre fue cuestionada por la defensa, el detenido se quebró en varios momentos y se atribuyó la autoría del brutal hecho. En la noche de ese mismo jueves, con los datos certeros, los rastrillajes se intensificaron y en la casa había pruebas suficientes que confirmaban el atroz crimen, como los cuchillos utilizados.

De esta manera, a última horas del viernes, algunas bolsas fueron encontradas dentro de un túnel o alcantarilla que desemboca en el arroyo Mártires. Los envoltorios estaban a unos 80 metros de su desembocadura, por lo que se sospecha que el asesino  ingresó por la boca de salida y recorrió agachado esa distancia bajo tierra hasta descartar los restos.

Monzón también señaló en las inmediaciones a las avenidas Costanera Oeste y Kolping otra alcantarilla donde fueron halladas otras extremidades. Finalmente, entre López y Planes y Blas Parera se produjo el tercero de lo estremecedores descubrimientos. En total, fueron cuatro bolsas, que ya emanaba olores nauseabundos.

Se cree que la quinta, que contenían las extremidades inferiores, se coló en una recolección de residuos y terminó en un basural. Así fueron despedidos los restos de la joven.

Luego de diez meses de investigación, el juez de Instrucción Penal Seis, Ricardo Balor, dio por agotada la etapa de recolección de pruebas y, por ello, quedó cerrada la investigación del caso. En su momento, durante una ampliación de la declaración indagatoria, el sospechoso manifestó haber actuado en defensa propia.

En ese contexto, agregó que se generó una fuerte discusión, con agresiones físicas mutuas. Dijo que primero hubo un breve forcejeo que terminó cuando el hombre empujó a la joven contra un banco de madera, pero inmediatamente ésta se levantó y buscó un cuchillo para atacarlo.

Monzón declaró que su pareja le tiró el primer puntazo, que él alcanzó a esquivar, y se inició una lucha que culminó cuando al doblar el brazo de la joven madre, ésta perdió fuerza y la hoja del cuchillo terminó clavada en su pecho. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias