domingo 25 de septiembre de 2022
Nubes 19ºc | Posadas

Su sueño es ser DJ en fiestas

Javier y su anhelo de una silla de ruedas motorizada

El joven de Jardín América tiene Distrofia Muscular Duchenne y busca lograr mayor independencia en su andar diario y poder mejorar su calidad de vida, sostuvo

miércoles 07 de septiembre de 2022 | 6:04hs.
Javier y su anhelo de una silla de ruedas motorizada
Javier Bogado fue diagnosticado a los 5 años. Foto. ESTEBAN GONZÁLEZ
Javier Bogado fue diagnosticado a los 5 años. Foto. ESTEBAN GONZÁLEZ

Cada 7 de septiembre se conmemora el Día de la Concientización sobre la Distrofia Muscular Duchenne, una patología que puede ser detectada en la infancia y afecta a uno de cada 5.000 niños, tratándose de un desorden progresivo del músculo. A su vez, esto genera la imposibilidad de poder mover las piernas o brazos, haciendo que la persona pierda la independencia.

En Jardín América vive Javier Bogado (27), un joven diagnosticado a los 5 años, que hoy en día no puede caminar y se traslada en silla de ruedas, siempre acompañado por un familiar.

“Empecé a hacer tratamientos y estudios en Buenos Aires, aunque eso no me impedía ir a la escuela, tener amigos y tomaba corticoides para mantener la fuerza”, contó Javier a El Territorio sobre cómo inició su proceso.

A los 12 años quedó en silla de ruedas, le costó en un primer momento adaptarse, pero luego logró superarlo. Incluso cuando aún podía caminar sufría discriminación por ir a paso lento o caerse; sin embargo se propuso salir adelante en todo momento.

“Siempre hay que ser positivo, trato de hacer actividades para no pensar tanto en lo negativo, pero también hay momentos de recaídas”, explicó sobre su situación.

La obra social prometió conseguir una silla de ruedas motorizada para su movilidad, que pueda independizarse sin tener que contar con la ayuda de un tercero que lo traslade de un lugar a otro, pero esas intenciones quedaron en la nada y debe juntar fondos para conseguir una.

“Desde la obra social se comunican muy poco conmigo o mi familia, dicen que siguen en la búsqueda de un presupuesto, pero la distrofia no tiene el mismo tiempo que ellos disponen”, sostuvo.

En ese marco, tanto él como sus seres queridos empezaron a realizar diversas actividades para reunir fondos para la compra de la silla de ruedas motorizada.

“Hago porta térmicos personalizados para colocar allí las botellas de cerveza, soy DJ y paso música en los eventos que me piden, además realizamos en su momento ferias para tener más dinero”, comentó.

Además, destacó que con el dinero que ya recaudaron compraron un elevador para que a la hora de levantarlo, la persona que lo acompaña no deba hacer tanta fuerza ya sea para sentarlo en su sillas de ruedas u otro sector.

Por su parte, la subcomisión de la Fiesta de las Colectividades Raíces lo ayudó en ese sueño de contar con la silla de ruedas motorizada y se organizó una campaña solidaria donde se dispusieron de alcancías para que se deposite allí dinero y el pasado 20 de agosto fue entregada la plata, para que él continúe con sus ahorros.

“Mi sueño es que se pueda encontrar una cura o algún método para tener una mejor calidad de vida, muchos proyectos siempre pasan por mi mente como el ser DJ o diseñador gráfico, yo me sentiría feliz de la vida si hoy tengo la silla de ruedas motorizada porque me daría más independencia para trabajar o pasear”, indicó.

Los especialistas que ayudan en el tratamiento a Javier se encuentran en Buenos Aires y el pasado lunes tuvo una comunicación vía Zoom con una médica especialista en su patología. Mientras tanto, Javier está con las ilusiones vigentes para conseguir lo que desea y se propone a continuar adelante a pesar de todo. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias