viernes 30 de septiembre de 2022
Nubes 14.7ºc | Posadas

Rodrigo Alves fue asesinado el 4 de octubre de 2019

“Luis le disparó, Alves cayó en el piso y el papá vino y le cortó con el machete”

El testigo Ezequiel Weber complicó la coartada de los imputados. Luis André Konrath y su padre Romaldo Konrath afrontan la pena de prisión perpetua. Hoy se harán alegatos

jueves 01 de septiembre de 2022 | 6:03hs.
“Luis le disparó, Alves cayó en el piso y el papá vino y le cortó con el machete”

La coartada de los imputados por el brutal homicidio de Rodrigo Alves (35) comenzó a desmoronarse ayer con la declaración de un testigo presencial del hecho, quien no sólo relató cómo mataron a la víctima, sino que también aportó detalles que avalan la premeditación de crimen.

Luis André Konrath (38) y su padre Romaldo Konrath (63) están siendo juzgados por el asesinato de Alves, perpetrado el 4 de octubre de 2019 en una chacra de Colonia Paraíso, municipio de Soberbio. 

También está imputada Carina Silveira Dos Santos (20), ex concubina del menor de los Konrath, acusada de encubrimiento.

En la víspera, Ezequiel Weber (26) se presentó ante el Tribunal Penal Uno de Oberá y ratificó lo que había contado en la instrucción. El joven se mostró con cierto temor, aunque las autoridades le garantizaron la seguridad necesaria para sí mismo y su familia.

Precisó que era vecino de Luis André Konrath y cada tanto realizada alguna changa para él.

El día del hecho se presentó en su chacra después del mediodía para cortar madera, pero como llovía se quedó con los acusados y otro vecino en el galpón, ya que habían faenado un chancho y estaban cortando la carne.

“Alves llegó con una moto roja, Luis estaba con nosotros y salió rápido, por eso medio que desconfié y salí a mirar. En eso Luis le disparó, Alves cayó y el papá vino y le cortó con el machete”, aseguró el testigo.

Padre e hijo están detenidos desde el hecho, mientras que Silveira Dos Santos llegó en libertad al debate.

Agregó que la víctima “no tuvo posibilidad de defensa”, al tiempo que “la chica (por Silveira Dos Santos) se desesperó, pero no había nada que hacer”.

Testigo clave

Ante la consulta de las partes, Weber mencionó que luego de ultimar a la víctima los homicidas trasladaron el cadáver al baño de la casa y limpiaron la sangre del corredor.

“La chica no ayudó, se agarraba la cabeza y no sabía qué hacer. Pero ellos estaban tranquilos”, describió.

Y agregó: “Me dijeron que no era para decir nada. Que me quede quieto, que no pasaba nada (…) Primero no sabía qué hacer, tenía miedo por mi familia. Yo tengo una nena chiquita. El domingo (6 de octubre) hablé con mis hermanos y me dijeron que de parte. Entonces hice la denuncia”. Los imputados fueron detenidos el lunes 7.

La fiscal Estela Salguero le recordó a Weber que en la instrucción había declarado que Luis André Konrath le confesó que planificó el homicidio, para lo cual se hizo pasar por su concubina.

Frente al tribunal ayer el testigo ratificó su versión: “Luis me dijo que le mandó mensajes a Alves y se hizo pasar por la mujer. Le dijo que venga a la casa, que él no estaba porque se había ido al Brasil”.

También afirmó que padre e hijo cargaron el cuerpo en el baúl del Corsa del primero, aunque no los vio hacer eso, tal como reconoció ante una pregunta de la defensa de los Konrath. Sí identificó a la joven conduciendo la moto de la víctima.

“Vi cuando pasaron frente a casa. Ella iba en la moto y el Corsa atrás”, indicó.

En tanto, se mostró sorprendido por el accionar de Luis André Konrath, de quien tenía buen concepto.

“No sé qué pasó en la cabeza de él para hacer eso, porque era mi vecino y veía que sólo trabajaba”, agregó. 

Rogó por su vida

Lionel Rodríguez (50) fue el segundo testigo presencial del hecho, quien en la víspera evidenció cierta falta de memoria respecto a sus declaraciones en sede policial y judicial.

Ante el tribunal dijo que vio cuando Alves llegó y entró a la casa, que escuchó un tiro y corrió, pero no vio quien disparó.

La fiscal Salguero le recordó que estaba declarando bajo juramento, tras lo cual el testigo recordó que “Luis se puso algo en la cintura, después le pegó el tiro y el chico cayó”.

Por las dudas exhibidas, tal vez por el paso del tiempo, se leyó su declaración ante la Policía, donde incluso mencionó que Alves rogó por su vida.

“Noté que Luis iba y venía. Estaba raro. Después, como a las dos horas, llegó un chico en moto (…) Fue a la casa y le quiso abrazar a Carina, pero ella se sacó. Comenzaron a discutir, Luis sacó un arma y el muchacho dijo ‘te voy a dejar tranquilo. No te molesto más’, y Luis le tiró”, señaló oportunamente y ayer ratificó.

Las coartadas

Los Konrath son brasileños y en la víspera contaron con la asistencia de una traductora de portugués para garantizar su derecho de defensa.

Luis André precisó que hacía menos de dos años que residía en Colonia Paraíso y hacía nueve meses que estaba en pareja con Carina Silveira Dos Santos, entonces de 17 años.

En tanto, su padre llegó del Brasil un día antes del hecho para ayudar en la faena del chancho, comentó. Mencionó que el coimputado es su único hijo y se abstuvo de declarar.

Luis André sí se dirigió al tribunal y aseguró que mató a Alves porque habría tratado de violar a su concubina.

“La chica pidió socorro porque el tipo le agarró, le dijo que se calle o nos iba a matar a los dos. Fui y le pegué un ladrillazo, le saqué el arma y forcejamos; así se dispararon dos tiros e infelizmente uno le pegó en la nuca”, argumentó.

Señaló que no conocía a la víctima y negó haberle enviando mensajes haciéndose pasar por la chica. Afirmó que no amenazó a los testigos.

Sí reconoció que tiró el arma en un arroyo y que se deshicieron el cuerpo a un costado de la ruta costera 2. También señaló que el lunes 7 pretendía entregarse, pero la Policía llegó antes.

En su defensa, ensayó una coartada donde se ubicó en el rol de víctima de un complot orquestado porque tiempo atrás se había negado a comprar un tractor robado en la zona.

A su turno, Carina Silveira Dos Santos fue muy escueta y se aferró a la teoría del presunto intento de abuso por parte de Rodrigo Alves.

“El tipo este llegó en casa y me quería violar. Yo no le conocía”, dijo ciñéndose a una hipótesis poco probable, sobre todo teniendo en cuenta que al momento del hecho había otros cuatro hombres a metros del lugar donde se registró el supuesto intento de abuso.

La chica también insistió en que el padre de su ex concubino no agredió a la víctima.


Hoy, alegatos y sentencia

La imputada es defendida por Roberto Delacour, mientras que los Konrath cuentan con la asistencia de Rodolfo Riotorto y Gonzalo Miño. El Tribunal Penal es presidido por Francisco Aguirre, quien es secundado por José Pablo Rivero y Jorge Villalba.

Si bien en principio estaba prevista una jornada, la de la víspera se demoró porque el testigo Ezequiel Weber no se presentó a primera hora y por ello tuvo que ser conducido por la fuerza pública desde El Soberbio, donde reside.

En consecuencia, luego de la declaración del citado, el Tribunal resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta hoy a las 8.30, instancia en la que se escucharán los alegatos y luego se dictará la sentencia.

Luis André Konrath está acusado de homicidio triplemente agravado por alevosía, premeditación de dos o más personas, por uso de arma de fuego y amenazas, delito que contempla la máxima pena.

Romaldo Konrath afronta cargos por homicidio triplemente agravado por alevosía, premeditación de dos o más personas; y Silveira Dos Santos es juzgada por encubrimiento agravado.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias