lunes 03 de octubre de 2022
Cielo claro 22ºc | Posadas

La víctima fue a entregar una hamburpizza en una camioneta

Pidieron que detenidos por matar a Catriel Urizar en Iguazú vayan a juicio

El hecho ocurrió hace cinco meses y tiene dos detenidos, acusados de homicidio en ocasión de robo y portación ilegal de arma de fuego. Ambos confesaron el crimen

miércoles 31 de agosto de 2022 | 6:03hs.
Pidieron que detenidos por matar a Catriel Urizar en Iguazú vayan a juicio
Urizar fue a entregar el pedido porque el lugar generó desconfianza.
Urizar fue a entregar el pedido porque el lugar generó desconfianza.

Los dos detenidos por el crimen de Catriel Urizar (30), quien falleció de un disparo cuando iba a entregar un pedido de comida en Puerto Iguazú, quedaron más cerca de ser juzgados luego de que se pidiera la elevación de juicio del caso. La solicitud fue realizada por el titular de la Fiscalía de Instrucción de Puerto Iguazú, Horacio Paniagua.

Según señalaron fuentes del proceso a El Territorio, el fiscal solicitó que ambos imputados, identificados como Catalino P. (18) y Anderson Alfredo A. (18), sean juzgados por el delito homicidio en ocasión de robo (previsto en el artículo 165 del Código Penal Argentino) y portación ilegal de arma de fuego en calidad de coautores.

El pedido ahora deberá ser analizado por las autoridades del Juzgado de Instrucción Tres de Cataratas, a cargo del juez Martín Brites. En caso de que el magistrado esté de acuerdo se dictaminará formalmente la elevación a juicio y se notificará a las partes del proceso.

Si bien las defensas pueden apelar el cierre de la instrucción, salvados esos recursos el expediente deberá ser remitido al Tribunal Penal Uno de Eldorado, quienes deberán programar una fecha para el debate oral y público. Los acusados también tienen la posibilidad de acordar un juicio abreviado, aunque para ello deberán admitir su culpabilidad.

El hecho

El crimen ocurrió hace poco más de cinco meses, el lunes 28 de marzo en el barrio Cataratas de la localidad turística. Según detallaron fuentes intervinientes en el caso, cerca de las 23.30 efectivos de la Comisaría Cuarta local recibieron un llamado de alerta por lo que hasta ese momento era un robo.

La comisión llegó al lugar, en una calle sin nombre ni numeración, y se topó con el cadáver dentro de la camioneta. El emprendedor gastronómico yacía muerto en el asiento del conductor con un disparo en el pecho. Se pidieron refuerzos y en el lugar también se hicieron presentes las autoridades judiciales, quienes siguieron de cerca las labores de la División de Criminalística y Policía Científica.

Catalino se fugó por unas horas cuando le dictaron la preventiva.

Del vehículo incautaron el arma de plástico de la víctima, documentos, dos celulares, poco más de 3.000 pesos y una caja con “hamburpizzas”, además de una nota con el nombre y la dirección de un cliente a quien le iba a llevar la comida. El médico policial determinó que Urizar tenía “un orificio de entrada de proyectil en la cara lateral derecha del tórax”. Murió desangrado.

Los dos sospechosos fueron apresados al día siguiente. Investigadores de la Dirección de Homicidios, Brigada de Investigaciones y comisarías locales llegaron a ellos mediante filmaciones y relevamiento de declaraciones testimoniales. El primero en caer fue Catalino, con domicilio en el mismo barrio donde ocurrió el hecho y pedido de detención por amenazas calificadas.

A él lo señalaron distintas voces y sobre él recaen las sospechas de ser quien disparó el arma. Luego de su detención, en horas de la mañana, se procedió a allanar su casa, donde fueron hallados elementos de mucho peso en su contra.

Había en el lugar un revólver calibre 38 con una vaina servida y un cartucho. Voceros consultados detallaron que una pericia recientemente incorporada al expediente confirmó que se trata del arma homicida.

También una mochila que no le pertenecía, pero que en su interior tenía documentos - un currículum vitae - que llevó entonces a los pesquisas al segundo detenido.

Anderson, dijeron las fuentes, se entregó en horas de la tarde junto a su padre y quedó detenido. La Justicia ordenó allanamientos en la morada de ambos, y en un basural ubicado a unos 100 metros de la casa de Catalino se hallaron prendas de vestir que serían las utilizadas por los asesinos al momento de cometer el hecho.

Una trampa mortal

Según detallaron fuentes con acceso al expediente, se pudo reconstruir que fueron los acusados quienes pidieron la comida con intenciones de robarle la moto al delivery. Se cree que, al menos uno de ellos, había actuado de manera similar con anterioridad.

Sin embargo, la hora y el lugar donde había que entregar la hamburpizza llamó la atención de los motomandados y generó desconfianza en la pareja de la víctima, al frente del emprendimiento. Es por eso que fue el propio Urizar a entregar el pedido y se encontró con la muerte.

Con el correr de la instrucción ambos declararon en la indagatoria y, a grandes rasgos confesaron que tuvieron participación en la secuencia al decir que respondieron a un disparo asustados ante un eventual ataque de la víctima (al parecer extrajo la réplica) luego de una discusión. No supieron aclarar qué hacían allí y armados.


La fuga de uno de ellos

Las autoridades del Juzgado de Instrucción Tres dictaron la prisión preventiva y el traslado a una cárcel común de los dos acusados el lunes 25 de abril. Hasta entonces ambos estaban alojados en el sector de celdas del edificio de la Unidad Regional V ubicado frente a la plaza San Martín, sobre la avenida Victoria Aguirre, en el centro de la ciudad.

Ese mismo día Catalino, tras ser notificado, se escapó de la celda y salió corriendo por la puerta principal del edificio, por lo que varias dependencias de la Unidad Regional V tuvieron que montar un operativo para poder recapturarlo.

“Fue un descuido de la sección celdas”, expresaron oportunamente fuentes ligadas al caso. El hecho ocurrió cerca de las 19.30, cuando se hacía el encerramiento de los pabellones. El joven habría atravesado todo un patio interno hasta ganar la calle y desaparecer.

Entonces se abrió un sumario interno para los uniformados de guardia en la dependencias. De todas formas, poco antes de las 22.30 volvió a ser atrapado y puesto nuevamente a disposición de la Justicia.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias