jueves 06 de octubre de 2022
Tormenta con lluvia ligera 20ºc | Posadas

Interviene la Fiscalía de Instrucción Dos de Oberá

Joven denunció que policías le inyectaron un tranquilizante

Apuntó a efectivos de la Seccional Cuarta. La Policía argumentó que actuaron por una denuncia del padre, lo que fue desmentido

miércoles 24 de agosto de 2022 | 6:03hs.
Joven denunció que policías le inyectaron un tranquilizante

La Fiscalía de Instrucción Dos de Oberá recepcionó ayer la declaración de un joven de 27 años que denunció que fue golpeado por efectivos de la Seccional Cuarta, dependiente de la Unidad Regional II, quienes además le habrían suministrado un tranquilizante inyectable sin prescripción médica.

Las autoridades judiciales fueron alertadas por la concubina y la madre del detenido, quien al cierre de esta edición permanecía alojado en la Seccional Cuarta en condición de incomunicado.

En diálogo con El Territorio, la progenitora aseguró que pudo entablar un breve diálogo con su hijo cuando era trasladado hacia la fiscalía, ocasión en que le mencionó que los uniformados lo redujeron, esposaron y golpearon.

“Le pegaron mucho y estaba muy dolorido. Aparte dice que le aplicaron un tranquilizante que los policías dicen mata caballos, pero que el médico policial no le vio ni autorizó eso. Le aplicaron y le tumbaron. Hoy (por ayer) al mediodía no le podían levantar para llevarle a la fiscalía. Pero pudo ir y denunció todo”, precisó la madre.

Por su parte, Ernesto Castro (62) -progenitor del joven- desmintió la versión difundida por la UR II respecto a que su hijo fue detenido porque le robó una garrafa y lo amenazó de muerte.

En tal sentido, aseguró que “la Policía quiere justificar su mal proceder y los golpes con una mentira, porque mi hijo no me amenazó ni le denuncié por el robo de la garrafa. Los policías le tienen marcado y esta vez se les fue la mano, por eso inventaron algo que no pasó. Aparte está todo golpeado y no quieren que le veamos”.

Asimismo, remarcó que el muchacho identificó a todos los integrantes de la patrulla que lo detuvo el lunes por la noche.

Testigo directa

El arresto se produjo cerca de las 21 sobre calle Balcarce, en Villa Stemberg, circunstancia en que el joven se movilizaba a pie con su concubina y sus tres hijos menores.

“Veníamos de la casa de mi suegra y en eso paró el móvil. Se bajaron el oficial, el chofer y una mujer, pero ella no le pegó. Mi marido estaba un poco tomado, así que ni se pudo defender. Le tumbaron boca abajo, el oficial le puso le rodilla en la espalda, le esposaron y le pegaban. Ahí pararon porque les dije que paren, pero después le siguieron pegando en el móvil”, detalló.

Ante tal situación, la mujer dio aviso a los padres de su pareja y se dirigieron a la Seccional Cuarta, donde habrían sido muy mal atendidos por la guardia.

Todavía sobresaltada por el hecho, mencionó que “más de una vez él me contó que los policías le pegan mucho, pero esta vez yo lo vi. Por eso fui a la fiscalía para denunciar. Mi marido también contó que le aplicaron un tranquilizante fuertísimo que le tumbó. Por suerte en la fiscalía nos atendieron bien y hasta fueron a la Cuarta para verle. De ahí le llevaron y él mismo pudo hacer la denuncia”.

Y agregó: “No me aparto de que la autoridad haga su trabajo, pero como corresponde. Mi marido no hizo nada, veníamos caminando y el móvil paró de una y ya le tumbaron. Eso es abuso de autoridad. Aparte no le pueden aplicar cualquier cosa sin que un médico diga, que tal si era alérgico y le hacía mal”.

Desde el área prensa de la UR II emitieron un comunicado en el que informaron que “la Policía detuvo a un hombre que robó una garrafa a su padre y lo amenazó de muerte”, versión que en la víspera fue desmentida por el propio progenitor ante la fiscal Miryam Silke.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias