domingo 25 de septiembre de 2022
Cielo claro 18ºc | Posadas

Asunción Neris (56) fue asesinada a golpes en 2017

Imputados por el robo y crimen de una mujer acordaron penas de 6 y 14 años de prisión

La víctima fue hallada dentro de un pozo de agua de su casa en Candelaria. Cuatro de los acusados aceptaron un juicio abreviado entre sus abogados y el fiscal del Tribunal Penal Dos de Posadas

miércoles 24 de agosto de 2022 | 6:03hs.
Imputados por el robo y crimen de una mujer acordaron penas de  6 y 14 años de prisión
El cuerpo de la pensionada fue encontrado a siete metros de profundidad.
El cuerpo de la pensionada fue encontrado a siete metros de profundidad.

La agenda de debates del Tribunal Penal Dos de Posadas estipulaba que este último lunes debía comenzar el juicio oral y público por el asesinato de Asunción Neris, una vecina de 56 años de Candelaria que en mayo de 2017 fue ultimada a golpes dentro de su humilde vivienda del barrio San Cayetano. El cuerpo fue hallado horas más tarde por bomberos dentro de un pozo de agua de la misma propiedad. 

Por este hecho, seis personas llegaban acusadas del homicidio en ocasión de robo y en el debate se debía esclarecer las distintas responsabilidades que tuvieron estos en el hecho.

Sin embargo, cinco días antes del comienzo del proceso, mediante un juicio abreviado entre los abogados defensores de los encartados y Antonio Glinka, representante del Ministerio Público Fiscal, reconocieron todos su participación en el hecho y acordaron penas de cárcel de 6 a 14 años y medio de prisión. 

De acuerdo a los datos suministrados por fuentes judiciales consultadas por este matutino, los hermanos Marcelo Fabián, alias Queso, y Carlos Adrián Giménez, alias Carlitos, acordaron penas de 14 años y 6 meses y 10 años de prisión, respectivamente.

El asesinato se produjo en abril de 2017 en el barrio San Cayetano, de Candelaria.

En tanto, los otros dos que aceptaron la culpabilidad del hecho fueron Mariano Gabriel “Chapu” Zarza y Luis Daniel “Pili” Silva, con penas de 11 años y 6 meses y 6 años y 6 meses, respectivamente. 

Mientras, en el caso de Luis Daniel Ponce, alias Chino, se le declaró la responsabilidad penal en el hecho, ya que al momento del asesinato era menor de edad.

Alex Gonzalo Da Luz, otro implicado en el caso, fue declarado en rebeldía por no presentarse ante la Justicia. 

Los primeros tres nombrados fueron acusados como coautores del delito de homicidio en ocasión de robo, mientras que en el caso de Silva, como cómplice secundario del mismo delito. 

Los voceros consultados agregaron que los acuerdos fueron suscriptos por los abogados Julio César Loto y Guillermo Fernández, en representación de los hermanos Giménez.

También participaron el letrado Ricardo De la Cruz y los defensores oficiales Miguel Ángel Varela y Griselda Moreira, en el patrocinio de los imputados Zarza, Silva y Ponce, respectivamente. 

Todas las actuaciones celebradas entre ambas partes serán remitidas a los miembros del Tribunal Penal Dos de Posadas, quienes deberán analizar la admisibilidad del acuerdo y en caso de creer conveniente homologar las penas antes señaladas. 

Robo y muerte

La pensionada Asunción ‘Chona’ Neris (56) fue encontrada muerta a siete metros de profundidad dentro del pozo de agua que tenía en su casa del barrio San Cayetano, el miércoles 17 de mayo de 2017.

Bomberos de esa localidad llegaron hasta allí debido a que su morada estaba siendo consumida por un incendio. Su cuerpo estaba envuelto en frazadas y anclado con un tronco de gran tamaño y los autores del crimen cubrieron todo con una chapa y ladrillos.

Los investigadores de la Dirección de Homicidios de la Policía de Misiones, personal de comisaría local y la Secretaria de Apoyo de Investigaciones Complejas del Poder Judicial (Saic) rápidamente establecieron que había sido asesinada en medio de un robo.

La autopsia ordenada por el juez Carlos Giménez, en ese entonces titular del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas, determinó que la mujer fue asesinada a golpes con una madera en la cabeza, lo que le causó diversas fracturas.

La descomposición del cuerpo también permitió establecer que la violenta secuencia habría sucedido dos días antes aproximadamente, entre la noche del domingo y la madrugada del lunes.

Se cree que los delincuentes se llevaron dinero, un televisor y una garrafa de gas y volvieron ese miércoles para causar el incendio en la vivienda y borrar todo tipo de rastros que los podrían incriminar.

Los investigadores atraparon a los sospechosos esa misma noche y la prueba principal es que se supo que habían intentado vender el magro botín a pocas cuadras de la casa de la mujer. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias