domingo 02 de octubre de 2022
Cielo claro 19ºc | Posadas

En la Murga de la Estación reactivan los tambores

El repique llama a lo comunitario

Con talleres de candombe buscan impulsar esta manifestación cultural, que tiene raíz en lo colectivo. “La esencia es tocar y compartir, el tambor y la amistad”, dijeron

miércoles 24 de agosto de 2022 | 5:30hs.
El repique llama a lo comunitario
Lihué Lautaro Herrera Godoy y Miguel Ángel ‘Micho’ Acuña, coordinan los talleres de candombe en el Galpón de la Murga. Fotos: Nicolás Arce
Lihué Lautaro Herrera Godoy y Miguel Ángel ‘Micho’ Acuña, coordinan los talleres de candombe en el Galpón de la Murga. Fotos: Nicolás Arce

Los tambores suenan, con vocación de alegría y resistencia, con memoria de pueblo y origen, su sonoridad convoca y se expande. Del cuero al aire comunica música y cultura y en esa rítmica marcha la calle baila y dialoga.

Es el candombe en la práctica y en su principio colectivo y comunitario el que llama a ser parte de un ritual, a formar cuerpo común, comparsa, sinergia, vecindad.          

La ancestral percusión proviene de El Galpón de la Murga de la Estación, donde hay clases de candombe y los talleristas buscan impulsar esta manifestación en la ciudad y celebrar su esencia de comunión y solidaridad.

Así lo expusieron los músicos percusionistas Miguel Ángel ‘Micho’ Acuña y Lihué Lautaro Herrera Godoy en una entrevista con El Territorio en la que contaron sobre esta iniciativa de dar nueva vida a los tambores en el centro cultural.          

Micho es local, es director musical de la Murga de la Estación y coordina los talleres de los viernes a la tarde de percusión de folclore latinoamericano y candombe junto a Mauricio ‘Chori’ Ovando, mientras que Lihué es oriundo de Buenos Aires, llegó a Misiones hace tres meses y está al frente del taller de candombe afro-uruguayo que tiene lugar los lunes desde las 16.   

“Un legado”

Lihué va por su segunda clase y al hablar de los tamboriles del candombe describió: chico, el más agudo y pequeño; repique, el de registro medio; y piano, el más grave y de mayor tamaño.

“El repique llama y dialoga, el piano contesta y el chico toca hasta sangrar, ya que suele pasar que la gente se lastima las manos, pero sigue tocando igual”, sintetizó.

Para asistir a los talleres no se requiere conocimiento de música.

Al enunciar los patrones rítmicos de cada instrumento y que al tocar juntos crean el particular sonido del candombe, el músico precisó: “El taller está orientado a toda la gente, a la que quizás nunca tocó el tambor o nunca hizo música también, lo importante es que vengan con ganas de aprender este ritmo que tiene mucho de lo que sucede acá en la murga”.

Y continuó que “el candombe es música grupal, yo estoy hace poco acá y todavía estoy conociendo, pero todo esto que es gestión comunitaria, independiente y autogestiva, de alguna forma tiene un trasfondo de resistencia y lucha social y me pasa que siento que va espectacular con este espacio de la murga”.

De profesión herrero y carpintero y, músico desde hace 15 años, remarcó: “Mi idea es compartir lo poco que sé de esta cultura que no es mía y que la abordo hace años con mucho respeto, porque tiene una historia detrás de lucha, de esclavitud, cosas que nosotros no hemos vivido y por me gusta hablar no sólo de la parte musical sino de toda esta historia, tener conciencia de que el tambor es un legado”.     

La Moretá y otros proyectos   

Micho se sumó a la Murga de la Estación en 2009, desde los 14 años hace música, su primer instrumento fue la guitarra y también es percusionista. Además de su actividad en el grupo de teatro comunitario, tiene otros proyectos artísticos.   

“Descubrí los tambores cuando entré a la Murga de la Estación, el Chori Ovando era el referente de la percusión, nos hicimos amigos y junto con otras personas formamos una comparsa de candombe que se llamó La Mamboretá, integrada por gente de toda la provincia, llegamos a ser 30 entre percusionistas y bailarines”, indicó. La comparsa estuvo activa hasta el 2018 y por distintos motivos se paró.

“Ahora estamos retomando en la murga la actividad de los tambores impulsando los talleres de percusión y candombe”, resaltó.

Asimismo, integra la banda de canciones candomberas La Moretá con otros músicos, proyecto que pronto prevé volver a tocar en vivo. “La banda se llama así en homenaje a Angelito, un amigo afro-uruguayo que giró con nosotros con la comparsa y hace unos años falleció. Él decía ‘la moretá’ por La Mamboretá, y de ahí quedó el nombre de nuestro grupo, que tiene canciones propias, que es candombe fusión con música y letras, con tambores, vientos, guitarras, teclados, bajo, batería, estamos buscando nuevos integrantes y queremos volver con recitales dentro de poco”.  

Por último, refirió que siempre está la idea de constituir una nueva comparsa, y que los talleres pueden dar un buen pie para ello, “la esencia del candombe es tocar entre varios, tocar en grupo y compartir el tambor y un montón de cosas, la vida, la amistad; el candombe habla de muchos valores, de reinvindicar esta cultura afro que muchos se olvidan y nosotros tratamos de recordarla y vivirla cada vez que tocamos”.


Para agendar

Los talleres
En el Galpón de la Murga de la Estación, Pedro Méndez 2260, los lunes de 16 a 17.45, taller de candombe afro-uruguayo con Lihué, informes al número de WhatsApp 11-58622219.
En tanto, los viernes de 16.30 a 18 taller de percusión y, de 18 a 19 taller de candombe,   coordinan Micho Acuña y Chori Ovando. Para saber más escribir al 376-4940607.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias