martes 04 de octubre de 2022
Cielo claro 15ºc | Posadas

Juicio por el crimen de Irma Ferreyra Da Rocha

Dos testigos notaron una ‘lesión compatible’ en la mano de Esteche

La lesión que -se sospecha- Alejandro Esteche sufrió por el uso de una rama para atacar a su víctima fue vista por una médica policial que lo examinó y un detective de la Saic

martes 23 de agosto de 2022 | 6:07hs.
Dos testigos notaron una ‘lesión compatible’ en la mano de Esteche
La audiencia de ayer comenzó con la declaración vía videollamada con un ex cuñado del imputado desde Zárate.
La audiencia de ayer comenzó con la declaración vía videollamada con un ex cuñado del imputado desde Zárate.

La quinta jornada del debate oral que ventila las circunstancias del atroz homicidio de Irma Ferreyra Da Rosa  (47), el cual comenzó hace una semana en el edificio del Tribunal Penal Uno de Posadas, sumó ayer por la mañana el relato de otros siete testigos que tuvieron participación en la etapa de instrucción del caso. El hecho que se juzga ocurrió en la madrugada del 17 de diciembre de 2016 en Garupá.

Uno de los más importantes fue el de la médica policial Liliana Benítez, quien en su momento fue la responsable del certificado médico que le hizo al imputado, Alejandro Guillermo “el Porteño” Esteche (34), luego de su detención. 

La profesional explicó que en su informe dejó constancia que Esteche presentaba una excoriación en la palma de la mano derecha y otra en el dorso del lado izquierdo, que demandaban un tiempo de curación aproximado de siete días.

“Es una pérdida de la capa más superficial de la piel y un tipo de contusión de las abiertas, apenas sangrante”, describió la galena haciendo mención en especial a la herida en la palma y que desde un primer momento en el expediente se sospechó pudo haber sido causada por la manipulación y fricción que el imputado hizo de la rama que lesionó gravemente a Irma.

Añadió que puede ser producida por varios mecanismos, ya sea por un rasguño, un golpe directo, o el simple arrastre contra una superficie. 

Al ser consultada por el fiscal Martín Rau sobre si dicha lesión pudo haber sido provocada por la fricción la doctora comentó que sí, pero remarcó que no se lo puede determinar como única forma.

Sostuvo que por su experiencia pudo haber sido causado por un cuerpo con punta, dependiendo del mecanismo de acción utilizado.   

En este punto, al momento de hacer las preguntas a la testigo, el abogado del imputado, Edgardo Cabrera, preguntó si la herida pudo haber sido provocada por un acto de reflejo y de arrastre para evitar una caída, a lo que Benítez dijo que sí, aunque remarcó que a su opinión podría haber sido por otra acción. 

Otro testimonio que se escuchó ayer fue el de José Valdez, bioquímico que analizó las muestras tomadas a prendas de vestir de la víctima, como así también a dos trozos de madera -uno de 30 y otro de 50 centímetros - que fueron secuestrados en la escena por la Policía de Misiones.

Las muestras fueron a un corpiño, una blusa y una bombacha en las que el objetivo del profesional era la búsqueda de rastros de sangre y semen. 

En ese sentido remarcó que en su trabajo detectó manchas de sangre en algunas partes de las prendas de la víctima. 

Durante la exposición de su actuación en el caso, Valdez contó que a pesar de no encontrar rastros visibles de semen sí detectó vestigios de “naturaleza espermática”. Y sobre esto explicó que cuando se busca la naturaleza espermática, se intenta hallar esperma.

Comentó que se trata de un líquido que no siempre se puede encontrar en las manchas y que por el paso del tiempo se pueden destruir.

El bioquímico detalló que esto no indica que no contenga semen y que el paso siguiente es detectar si hay naturaleza espermática en la muestra, las cuales vienen de la próstata. 

Alejandro “el Porteño” Esteche. Fotos: marcelo rodríguez

Aclaró ante la consulta del abogado defensor que su estudio no permite determinar a qué persona corresponde ese esperma y que para ello están los estudios de filiación Y los encargados de esa labor son los genetistas.

También comentó que en su labor, a la hora de buscar sangre, “lo que primero se hace es estudios orientativos y que luego se pasan a estudios de certeza. Todo esto con la finalidad de identificar la naturaleza sanguínea para saber si son humanas o no”. 

“No soportaba tanto dolor”

Cuarta en la lista de testigos de la jornada, pero no menos importante su aporte, estuvo la licenciada en  Psicología Ana María Bogado. La profesional visitó a Irma mientras estaba internada en delicado estado de salud en el hospital Ramón Madariaga.  

“Fui convocada por la Comisaría de la Mujer de Fátima para la contención emocional de la señora Irma. Voy al Hospital Madariaga y paso a la habitación donde estaba ella. Le preguntó cómo estaba, si necesitaba algo, y ella refería que estaba muy dolorida, que estaba sufriendo mucho y por eso le pido a la enfermera para ver cómo parar ese sufrimiento”, comenzó su relató la psicóloga. 

Ante la consulta del fiscal si recordaba alguna otra cosa que le pudo haber dicho la víctima en ese momento Bogado añadió: “Ella refería sufrir mucho, estaba en la cama y me decía ‘me duele, me duele mucho’. Lloraba, gritaba, gemía de dolor. Era desgarrador estar con ella, le ofrecí un vasito de agua pero era desgarrador estar con ella en esa habitación. No soportaba tanto dolor”. 

También contó sobre su intervención en la pesquisa Héctor Giménez, integrante de la Secretaría de Apoyo en Investigaciones Complejas (Saic) del Poder Judicial.

El investigador comentó que por pedido del juez del caso iniciaron distintas averiguaciones que lo llevaron junto a sus compañeros hasta el lavadero donde trabajaba la suegra de Esteche, lugar donde recolectaron datos importantes para la causa. También con vecinos en cercanías al domicilio de la víctima y que luego surgió el nombre del acusado como sospechoso. 

Todo esto, desde el relato de Giménez, derivó en la detención de Esteche. Y recordó a su vez que un dato que le llamó poderosamente la atención fue una lesión que tenía el detenido en la palma de su mano derecha. Dato no menor para las partes en el debate.

A su vez, se escuchó la declaración de la policía Patricia Lorena Gómez, quien fue la encargada de la planimetría del lugar donde fue encontrada malherida la víctima.

El bioquímico Valdez analizó prendas de la víctima en busca de sangre y semen.

También el de la licenciada en Trabajo Social María del Carmen Ortiz quien hizo los estudios socioambientales en la vivienda de Irma como del imputado en el barrio Nuevo Garupá. 

La testigo narró que entrevistó a distintos familiares, entre ellos a la hermana y a la que en ese entonces era pareja de Esteche. Y que en diálogo con esta última, la mujer le contó que ante las consultas por lo que hizo durante la fiesta ocurrida ese viernes su concubino le dijo varias veces que no recordaba nada. 

El primero en declarar frente al tribunal fue  Facundo Uoldi, ex cuñado de Esteche, quien vive en la ciudad bonaerense de Zárate y que ayer testificó por videollamada.

El hombre comentó detalles de la fiesta de despedida del 2016 en el predio de la feria ubicado cerca de la ex Garita del kilómetro 10, en Garupá, a la que asistió junto a Esteche.

Recordó que esa noche su ex cuñado bailó con Irma y  que ambos se fueron del evento minutos después de la medianoche. Y que ninguno de estos regresó luego. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias