domingo 25 de septiembre de 2022
Cielo claro 18.7ºc | Posadas

Ricardo Wdowiak construyó su propio avión

La historia de un sueño y un Piper J3 que aguarda surcar los cielos

El obereño realizó una réplica del legendario vehículo aéreo fabricado durante la Segunda Guerra Mundial, al que sólo le faltan los detalles finales para despegar

domingo 21 de agosto de 2022 | 6:05hs.
La historia de un sueño y un Piper J3 que aguarda surcar los cielos
Ricardo tiene la réplica del Piper en un depósito al fondo de su casa. Foto: Luciano Ferreyra
Ricardo tiene la réplica del Piper en un depósito al fondo de su casa. Foto: Luciano Ferreyra

“Ya nací con esta pasión por los aviones, siempre estuvo conmigo”, fue la afirmación que hizo Ricardo Wdowiak sobre el origen del frenesí que tiene por ese tipo de vehículos. Desde chico se interesó por todo lo relacionado de la aviación y ya de grande se dedicó a la construcción de un ejemplar de Piper J3 Cub que aún espera conocer los cielos misioneros.

En una entrevista con El Territorio, el vecino de la ciudad de Oberá contó cómo surgió la idea de fabricar su propio vehículo aéreo y las ansias que lo envuelven de poder culminarlo para probarlo en el aire; acción que se retrasó debido a las propias obligaciones del día a día, la familia y la terminación de las dependencias del hogar en el que vive con su esposa y sus tres hijos pequeños.

“Tengo que dedicarle nomás, darme el tiempo para trabajar porque no me falta mucho. Si me pongo a trabajar realmente dedicándome ocho horas por día, en seis meses o menos está volando el avión”, explicó Ricardo.

En tanto que aseveró: “Lo que más trabajo da es la estructura, el armado, las alas, poner en marcha el motor, y todo eso me llevó un año. Lo más esencial está hecho”.

Asimismo, indicó que ya cuenta con todos los materiales para terminar de dar vida al Piper J3 Cub. “Tengo que entelar, porque lleva un recubrimiento de tela que se impermeabiliza, se tensa, se pinta y parece chapa”.

“Tengo todos los materiales, acá tengo la tela especial de muy baja porosidad, y con esto se entela todo, por lo que queda como la foto. Incluso el avión ya está matriculado también, la parte legal ya está”, adujo. Y añadió que “si quisiera conseguir hoy todos esos materiales, probablemente sean muy caros y más difíciles de encontrar”.

El avión
Ricardo inició hace unos diez años la construcción del Piper J3 Cub, se trata de un avión que se fabricó entre 1938 y 1946. en Estados Unidos.

“Se hicieron unas 13 mil unidades, para la época de la segunda guerra mundial. Y tiene varias características: es un avión que a diferencia de la mayoría, vuela lento pero puede aterrizar en pistas muy cortas. En cien metros aterriza, mientras que un avión normal necesita 600, 700 metros”, explicó Ricardo.

Al tiempo que manifestó: “Este modelo me gusta en particular porque es un avión que le llaman legendario, que todos los pilotos quisieran tener”.

“Es de vuelo muy fácil y seguro comparado con otros aviones. Viaja a baja velocidad, como un auto por la tierra, a unos 130, 140 kilómetros, pero tiene la ventaja de ir a velocidad constante y línea recta, por lo que a misma velocidad y en la misma distancia, siempre llegará antes que un automóvil”, agregó el comerciante obereño.

Sobre la construcción del ejemplar, distinguió que “dentro de todo es fácil de construir, está hecho con tubos de metal y mucha madera”.

“Conseguí los planos para hacerlo como el original. Es económico, gasta poco, porque el consumo de combustible es bastante elevado y caro. Esas son las razones que me llevaron a construir este avión”, remarcó.

“Soy muy autodidacta, consulté, analicé, leí muchos libros para llevar adelante el proyecto que está en marcha”, afirmó.

Ricardo además tiene ya dos motores más para seguir construyendo otros modelos, lo que le genera expectativas. “Hay gente que antes de que termine este avión ya me preguntaron para comprármelo”, contó.

Pasión desde pequeño
Para Ricardo, la aviación es una pasión y lo lleva consigo desde siempre.

“A mí la aviación desde que tengo uso de razón me gusta. De chiquito vivía en la chacra y cada vez que veía un avión me quedaba mirando. Coleccionaba las tapitas de gaseosas que traían dibujos de avioncitos y cosas así”, relató. Y seguidamente prosiguió: “Luego empecé a interesarme por el aeromodelismo, pero en la colonia no había nada para fabricar. Así que me ingenié para conseguir los materiales. Soñaba con hacer el avioncito a control remoto y lo hice finalmente a los 28 años con radio control. El avión grande que estoy haciendo, lo hice en escala también, en un quinto, por lo que es lo mismo pero en miniatura”.

“Ya nací con eso adentro y desde chico me dediqué a los avioncitos pequeños. De grande ya, me acerqué al aeroclub y me interesé por volar, como también por construir. Un avión chico vuela con los mismos principios y el mismo centro de gravedad y equilibro que uno grande. Es lo mismo en chiquito. Tiene que haber una relación entre el peso y la potencia del motor para que pueda volar”, determinó.

En la pared, tiene pintado el avión que construyó como forma de inspiración.

En tanto, afirmó que cada vez más gente se anima a construir sus propios aviones. “Cuando hice el proyecto, presenté al Anac (Administración Nacional de Aviación Civil), me dieron el número de matrícula 475 y hoy en día ya están matriculando el doble, casi 900. Y eso fue hace diez, once años atrás. Habrá sido en 2010, 2011”, explicó.

Su gusto por la aviación también lo llevó a ser parte de la comisión del Aeroclub Oberá, donde supo ser presidente en el año 2013 “para levantar un Aeroclub que estaba muy caído en esa época”, tal como lo definió él mismo.

Hoy es el tesorero de la entidad. Aseveró que además hoy hay más actividad allí debido al cierre del aeropuerto de Posadas, por lo que muchos pilotos trajeron sus aviones al hangar de Oberá y se hace el curso de piloto también en la pista de la Capital del Monte.

Ricardo además es piloto privado de avión. Hizo hace unos años el curso en Posadas que le dio la licencia habilitante. Y aunque ya ha estado volando en diferentes aviones, su sueño es poder surcar los cielos embarcado en el Piper J3 Cub que hoy se encuentra esperándolo en el fondo de su casa.

 

Creación de alto vuelo Los constructores respiran creatividad, pasión y paciencia Categorías y certificaciones dispuestas por la Anac Construyó un helicóptero y ahora está armando un avión por encargo Epet 37, la única de Misiones en formar técnicos en Aeronáutica “La aviación es la forma más segura que existe para viajar” Los aeroclubes cambiaron el rumbo de la historia misionera

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias