domingo 25 de septiembre de 2022
Muy nuboso 19.7ºc | Posadas

En casi todo el resto del país es de 400 KW

Tarifa eléctrica: suben para Misiones a 550 KW el tope mensual subsidiado

Esto implica un aumento de 150 kilovatios más al previsto para otros distritos. Quienes superen ese nivel de gasto, pagarán tarifa plena por cada kilovatio de más

miércoles 17 de agosto de 2022 | 6:06hs.
Tarifa eléctrica: suben para Misiones a 550 KW el tope mensual subsidiado
Royón habló sobre la tarifa eléctrica y Galmarini respecto de la del agua.
Royón habló sobre la tarifa eléctrica y Galmarini respecto de la del agua.

A provincias como Misiones que no tienen gas de red, se le aumentó el tope de consumo de energía eléctrica que pasará de 400 kilovatios/hora (kwh) mensuales a 550 kwh. Había representado un pedido desde diversos sectores de la provincia, al conocerse la inminente actualización de la tarifa de luz, agua y gas, como se concretó ayer por parte del gobierno nacional.

La presentación estuvo a cargo de la secretaria de Energía, Flavia Royón; Federico Bernal (subsecretario de Hidrocarburos), Santiago Yanotti (subsecretario de Energía Eléctrica), Malena Galmarini (titular de Aysa), Raúl Rigo (secretario de Hacienda) y Cecilia Garibotti (subsecretaria de Planificación Estratégica,)

De esta manera, se confirmó ayer que para los hogares que pertenecen al nivel 2 y que, por lo tanto, son beneficiarios de tarifa social, no habrá más aumentos de gas y electricidad en el corto plazo. Los usuarios de ingresos medios (ingresos mensuales totales entre $104.216,80 y $364.758,80), que pertenecen al nivel 3, mantendrán el subsidio siempre y cuando no superen un tope de consumo de gas y electricidad, porque pagarán la tarifa plena sobre el excedente.

En cuanto al servicio eléctrico, como se indicó, el tope de consumo son 400 kWh por mes, o de 550 kWh mensuales para las localidades que no cuenten con gas natural por red, en particular, las provincias del norte. En cambio, para un primer segmento de la población con mayores ingresos equivalentes o superiores a $364.758,80 por hogares, no habrá más subsidios a partir de 2023. Para llegar a pagar la tarifa plena, se aplicarán tres aumentos. El primero regirá con el consumo a partir del 31 de agosto (impactará en las boletas a fines de septiembre), donde se quitará un 20% del subsidio. Se adelantó que la tarifa plena tendrá luego dos incrementos más con los consumos a partir del  31 de octubre y del 31 diciembre. En resumen queda de esta manera: Nivel 1: usuarios de mayores ingresos y gente que no solicitó su registración con unos 269.000 hogares. Nivel 2: usuarios de menores ingresos registrados (provisoriamente se incluirán beneficiarios de la tarifa social) con más de 2,8 millones de hogares. Nivel 3: de clase media, con 2,6 millones de hogares. “No es que si uno se pasa, pierde todo. Sino que, en razón a la progresividad sobre el incremental al tope, se va a hacer la quita del subsidio. El tope de energía eléctrica es de 400 kWh, cuando uno consume 450 no es que pierde -el subsidio- sobre los 450, sino sobre los 50 incrementales”, sostuvo Royón.

Con respecto al registro para mantener los subsidios, hubo 4 millones de usuarios que no se inscribieron y el Gobierno aseguró que ese esquema de inscripción quedará abierto y que se trabajará para identificar a los usuarios que no se inscribieron, pero les correspondería tener tarifa social o subsidios. Por el registro de usuarios que pidieron mantener los subsidios, el gobierno pudo identificar tres categorías por niveles de ingreso.

La Secretaría de Energía no tiene una estimación final sobre cuántos usuarios totales de electricidad hay en el país, consignó ayer el diario La Nación. Proyecciones privadas señalan que podría haber 15 millones de hogares, de las cuales sólo 9 millones se anotaron en la declaración jurada. El gobierno, a su vez, dijo que 4 millones de usuarios no se registraron, pero todavía falta saber qué ocurre con los 2 millones restantes que no están en el sistema.

Además, se está analizando si entre aquellos 4 millones de usuarios que no se inscribieron en la declaración jurada hay hogares de ingresos bajos, que podrían ser alcanzados con los aumentos correspondientes a los usuarios de mayor poder adquisitivo.

Procesar la información

La cartera de Energía, por lo tanto, todavía tiene que procesar la base de datos que reunió con la información que recolectó de las declaraciones juradas. Una vez procesada, se le enviará a cada ente regulador provincial los datos para que, a su vez, elaboren los cuadros tarifarios y se los manden a las distribuidoras de electricidad. Estas empresas, por su parte, deberán cruzar los datos con sus bases de usuarios y aplicar los incrementos. Se trata de un proceso muy complejo y los tiempos son muy justos. En la Secretaría de Energía admitieron que su implementación dependerá del nivel de modernización de cada distribuidora.

Las definiciones

La secretaria de Energía, Flavia Royón, afirmó que el esquema de segmentación de tarifas que aplicará el gobierno nacional “es una política distributiva con sentido social”. Se estima un ahorro fiscal de $47.500 millones para 2022, y de $455.000 millones en base anualizada.

El Gobierno anunció la segmentación tarifaria de los servicios de distribución de energía eléctrica, gas natural y agua corriente, con el que se espera alcanzar un ahorro fiscal cercano al medio billón de pesos en 2023.


En cifras

$47.000

Millones de pesos se estima  desde la Secretaría de Energía como ahorro fiscal para 2022 y de 455.000 millones de pesos en base anualizada.

 

El gobierno nacional apunta a lograr un ahorro fiscal

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias