sábado 24 de septiembre de 2022
Cielo claro 20ºc | Posadas

Korfball: rompiendo barreras

El deporte colectivo mixto tiene base en Oberá y espera seguir creciendo a pesar del escaso apoyo. Los Korfblaks, equipo de la escuela municipal, representará a Misiones en el Nacional

miércoles 10 de agosto de 2022 | 6:01hs.
Korfball: rompiendo barreras
Foto: Luciano Ferreyra
Foto: Luciano Ferreyra

Si bien el fútbol se lleva las luces y el protagonismo en cada rincón del país, hay deportes colectivos que están en plena lucha por el reconocimiento, buscando un lugar digno a base de trabajo.

El korfball toma color en este grupo selecto. Fundado a principios de 1900, el deporte consiste en dos equipos mixtos, cada uno conformado por ocho personas (cuatro hombres y cuatro mujeres)  que buscan introducir una pelota dentro de una canasta.  Algo similar al básquet pero con la inclusión de género como principal motor.

Para fortuna de unos pocos el korfball en Misiones tuvo su lanzamiento reciente en Oberá gracias al gran aporte de un grupo de estudiantes de educación física que decidieron llevar los entrenamientos a otro nivel.

Bajo la tutela de los profesores Jeremías Paredes y Luciana Muller se fundó ‘Korfblaks’, el equipo oficial de la Capital del Monte que ya compitió en certámenes nacionales e internacionales con resultados auspiciosos como el bicampeonato del torneo ‘Hermandad Sin Fronteras’.

Llegó la pandemia y con ella la desintegración parcial del plantel. Pero en este 2022 la historia promete ser otra. Aún con poco apoyo y escasos entrenamientos (lunes y miércoles por la noche en el Complejo Uno) los diez sobrevivientes del equipo decidieron fusionarse con el club del municipio de Guaraní -de presente similar- para competir en el próximo nacional de korfball a desarrollarse el 23, 24 y 25 de septiembre en Ensenada, Buenos Aires.

Oberá y Guaraní, los únicos clubes en la provincia, se fusionaron para competir en el próximo Nacional. Foto: Luciano Ferreyra

Este evento representa una luz al final del túnel para los chicos/as que resistieron las embestidas del Covid-19 y sostienen a puro pulmón este desafío único.

Así lo ve la profe Muller, entrenadora principal: “Nos juntamos pocas veces porque la mayoría trabaja o están ocupados. Somos los de siempre, con algunas bajas”.

“Nuestra idea es sumar chicos sabiendo que es un deporte que cuesta mucho enseñar. Básicamente es algo nuevo acá y la gente todavía no lo entiende”.

“En algún momento pensamos en cobrar cuotas para tomar clases, por ejemplo, pero la ‘escuela’ siempre fue municipal. Como alternativa, entonces, hablamos con el Guaraní Korfball Club para armar algo juntos y lo logramos…vamos a fusionarnos para los torneos que se vienen”, agregó.

Como prueba de los grandes escollos a sortear, Luciana no dudó en describir la situación actual: “Los contratos que teníamos con la municipalidad no se lograron renovar debido a que el deporte no tuvo la atención necesaria”.

“Aún así la municipalidad nos da canchas y seguros para todos los integrantes del equipo, además de un bus para viajes cortos en la provincia”.

“Vamos a seguir consiguiendo todo a pulmón, no quiero dejar ésto porque costó mucho iniciarlo”, remarcó la también fundadora del equipo.

Replanteando el juego

El concepto de integración se marca a fuego en esta disciplina que es mixta y tiene un dato curioso: los hombres no pueden tocar a las mujeres.

Así lo describió Muller: “Hice otros deportes de contacto como el básquet y cuando escuché del korfball no me llamaba la atención, pero cuando empecé me enganché por lo inclusivo que es. Además de ser mixto, podes compartir cancha con personas de todas las edades. Descubrí algo nuevo que me atrapó”.

“No se siente la diferencia física como en otros deportes. Estuve jugando cuatro años y nunca evidencié una superioridad por el género”, aclaró.

“Fuimos al Sudamericano en Río de Janeiro y lo ganamos, pero lo importante es que la inclusión que tiene el korfball no lo tiene otro deporte”.

Lo que viene

Respecto al Nacional a jugarse en territorio bonaerense el próximo mes, el grupo ya cuenta con el hospedaje costeado por la organización y ahora necesita recaudar fondos para los gastos restantes.

“Ya nos fusionamos con Guaraní y los entrenamientos están a pleno, pero tenemos que pagar los pasajes, la comida y las cuotas mensuales a la asociación para estar al día”.

Sin dudas el korfball marca una leve tendencia de crecimiento en Misiones, aunque todo depende de los Korfblaks-Guaraní.

El desafío será seguir rompiendo paredes para asentarse definitivamente y sobre todo tener un espacio físico fijo, el sueño de cualquier deporte en desarrollo. Por lo pronto hay promesa de crecimiento.

Para saber

Países Bajos domina el juego de una disciplina única

El korfball es un deporte único en el mundo que se juega de manera mixta por reglamento. Si bien la asociación argentina es relativamente nueva (AKA-fue fundada en 2013-), esta disciplina surgió en 1903 en Países Bajos y ganó gran popularidad en Europa. Hasta fue deporte de exhibición en los Juegos Olímpicos de Amberes 1920 y París 1924.

Su inventor fue Nico Broekhuysen, un profesor de educación física que quiso crear un juego donde hombres y mujeres pudieran jugar en las mismas condiciones.

Respecto al reglamento, el korfball se juega entre dos equipos mixtos. Cada uno está compuesto por ocho jugadores (cuatro de cada género) y el objetivo es introducir la pelota en una cesta que se denominan korf (en holandés); los pases se realizan entre jugadoras/es y no está permitido caminar con la pelota en la mano, es decir que las únicas opciones son el pase o el tiro.

La cancha es de 20 por 40 metros (similar a la de básquet) con dos cestos a 3.5 metros de altura y adentradas 6.67 metros en el rectángulo, por lo que los jugadores también pueden moverse por detrás de los korfs.

Otro dato curioso es que en un partido, los hombres marcan a los hombres y las mujeres a las mujeres en dos zonas: ataque y defensa. Gana quien logre pasar más veces el balón a través de la cesta en los cuatro cuartos de 15 minutos que dura el encuentro. Actualmente el korfbal se juega en al menos 68 países alrededor del mundo y estos buscan cada cuatro años uno de los 16 cupos para participar en el Mundial. Históricamente el país dominante es Países Bajos.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias