martes 27 de septiembre de 2022
Niebla 15.7ºc | Posadas

La mayoría empezó en 2012 tras la sanción de dos leyes nacionales en 2005 y 2006

Jornada extendida: fortalezas y debilidades desde su implementación

En Misiones hay 64 primarias con este sistema. Destacan que los talleres refuerzan conocimientos, pero la falta de espacio es un obstáculo. Son 47 las de jornada completa.

domingo 07 de agosto de 2022 | 2:30hs.
Jornada extendida: fortalezas y debilidades desde su implementación
En los talleres los chicos refuerzan conocimientos desde otra perspectiva de aprendizaje. //Foto: Esteban González.
En los talleres los chicos refuerzan conocimientos desde otra perspectiva de aprendizaje. //Foto: Esteban González.

En 2012 se implementó en Misiones la jornada extendida en las escuelas primarias, dispuestas por dos leyes: la de Financiamiento Educativo (2005) que determinó como meta para 2010 que el 30% de estudiantes estén dentro de este parámetro, y la Ley de Educación Nacional (2006), que planteó que todas las primarias debían ser de jornada extendida o completa.

A más de diez años de eso, en la tierra colorada hay 64 escuelas de jornada extendida (más de cuatro horas), 47 de jornada completa (ocho horas) y 761 de jornada simple, según los datos aportados por el Consejo General de Educación (CGE).

La extensión de la jornada tiene el propósito de que los chicos puedan incorporar diferentes herramientas de aprendizaje y disfrutar de experiencias educativas alternativas, más lúdicas y estimulantes, en espacios pedagógicos que retoman los contenidos curriculares.

Ahora, con la propuesta del Ministerio de Educación de añadir una hora de clase en todas las escuelas primarias públicas, los ojos fueron puestos en las instituciones de jornada extendida como parámetro ante este panorama.

"En ese momento yo era coordinador de Planeamiento y trabajamos mucho en eso porque venía un modelo de escuela donde se quería implementar el inglés, teatro, actividades que le ayuden al estudiante a tener un refuerzo de lo que a veces se hacía afuera de la escuela", recordó Alberto Galarza, titular del CGE.

En esa misma línea, añadió: "Se pensó en sistemas integrales de construcción, es decir, el compromiso de Nación en ese momento había sido construir espacios abiertos que pudieran luego cerrarse y establecerse como aulas, pero la verdad es que el sistema de infraestructura no avanzó y las escuelas que nosotros tuvimos que haber reconvertido no se pudieron hacer y con el gobierno de Macri se quedó prácticamente sin efecto".

Galarza detalló que por ley se establecía que el 30% de las escuelas de la provincia debían ser de jornada completa o extendida, sin embargo, solamente es del 12,7%.

Y si bien en materia aprendizaje resultaron positivas para el estudiantado por las diversas estrategias implementadas, lo que destacó Galarza en cuanto a la falta de espacio físico para que este sistema sea efectivo, es uno de los grandes inconvenientes.

Así lo contó Stella Vera, directora de la Escuela N° 346 del barrio San Isidro de Posadas, que aplica la jornada extendida solamente a los chicos de cuarto a séptimo grado, que tienen clases de 7.40 a 14.40.

"El primer ciclo (de primer a tercer grado), tiene jornada simple pero es solamente por el espacio. Tenemos cuatro salones, un salón de usos múltiples que ocupamos como aula y tenemos una capacidad para 200 niños y no tenemos más porque no hay más espacio", comentó en diálogo con este medio.

En la institución, los pequeños tienen diversos talleres que les sirven para reforzar los contenidos curriculares que se dieron durante la mañana. También reciben el desayuno y el almuerzo.

"Los talleres nos sirven para aplicar todos los procedimientos, lo que aprenden en el transcurso de la mañana. Tenemos taller de matemática, de lengua, laboratorio, de cocina, educación física. Tenemos la ventaja de hacer en el taller lo que no se puede hacer en el transcurso de la mañana, por ejemplo, en el taller de matemáticas los niños trabajan en juegos donde puedan estar calculando", detalló sobre su manera de trabajar.

Comentó que hay un diálogo constante entre los docentes sobre qué se está dando en el aula y puede ser reforzado en estos talleres. "Ahora estamos muy enfocados en lo que es la lectura y la escritura, que como es de público conocimiento el rendimiento ha bajado. En el taller se hace todo más distendido, escriben, hacen obras de teatro. En el taller de radio aprenden a contar a los otros chicos lo que hacen en sus trabajos o leen cuentos a los chicos del primer ciclo que entran a la tarde", comentó.

Y además, dijo: "Comenzamos con la jornada extendida en 2012, llevamos diez años. Desde nuestro punto de vista fue muy beneficioso para los niños porque esta extensión horaria nos ayudó a abarcar los tres campos del conocimiento: el saber, el ser y el saber hacer".

Vera destacó que el plantel docente de su escuela, que la tenía a ella como una más en ese entonces, tuvo que capacitarse y aggiornarse a los cambio en base al espacio y el personal que tenían disponible.

Por su parte, Mirta Chemes, representante por Misiones de Unión Docentes Argentinos (UDA), coincidió en que este sistema fue beneficioso para los alumnos de primaria, las que funcionan actualmente tienen grandes falencias en lo que refiere a infraestructura.

"El chico que se queda entre cinco y ocho horas en la escuela debe estar provisto de una alimentación adecuada, por ende, tiene que haber comedores, cocineras. Muchas escuelas no cuentan con los espacios para poder brindar los talleres. Entonces antes de empezar a ampliar el porcentaje primero hay que poner en condiciones el porcentaje que ya en la provincia funciona como jornada extendida o completa", cuestionó Chemes.

En tanto, aseguró que como sindicato están de acuerdo en que los chicos tienen que estar más horas en la escuela para desarrollar allí todas sus actividades.

"Estamos lejos de esa realidad. Si la educación está en agenda debe haber más inversión, no hay otra forma de pensar en escuelas de jornada completa y extendida", dijo con seguridad.

Nuevas formas de aprender y la escuela como refugio

La Escuela N° 214 de Santo Pipó entró en la modalidad de jornada extendida en septiembre de 2012. Para que pueda implementarse, el edificio escolar debió ser refaccionado y ampliado. La institución fue dotada de una cocina y comedor totalmente equipados, se hizo un pozo perforado, se adquirieron elementos de laboratorio, se recibió el carrito digital, otros medios audiovisuales y material didáctico para las distintas áreas.

"Pronto vamos a cumplir 10 años, no fue fácil la organización porque era un mundo desconocido", afirmó la directora Sonia Ester Fleitas.

Y agregó: "Los alumnos de cuarto a séptimo grado permanecen en la institución desde las 8 hasta las 15. Por la mañana desarrollan las áreas curriculares de Matemática, Lengua, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales, Educación Física, Educación Artística, Ética, Informática, Inglés y ESI, y por la tarde, se dictan talleres de huerta orgánica y jardinería, cocina, lectura y escritura, Educación Emocional, entre otros, que en una jornada simple no es posible".

"Como fortalezas tenemos un equipo directivo y docente predispuesto, comprometido e innovador, padres que acompañan y apoyan, equipamiento didáctico adecuado, infraestructura edilicia en condiciones, a pesar de que necesitamos la construcción de más aulas, porque la población escolar va incrementándose año a año", expresó, por su parte, la vicedirectora Cristina Álvarez.

Y agregó que las debilidades se centran en la falta de mobiliario y la poca cantidad de netbooks para el desarrollo de Tics. "El objetivo es fortalecer la función de la escuela desarrollando propuestas educativas inclusivas y participativas de construcción del conocimiento, planteando la necesidad de una gestión institucional y pedagógica articulada, promoviendo la formación integral de los alumnos", dijo a su vez la vicedirectora.

Mientras que en la localidad de El Soberbio, se encuentra la Escuela Provincial N° 740, que actualmente cuenta con 395 alumnos divididos en dos ciclos: en el turno mañana asisten niños de cuarto a séptimo grado de 7 a 14.30 y por la tarde concurren niños de primer a tercer grado.

La jornada extendida, arrancó en 2012 con el objetivo de brindar una mejor calidad de enseñanza a los niños y la fortaleza de la escuela, reside en que los alumnos logran realizar todas sus tareas dentro del horario de clases, mientras que la dificultad está en la falta espacio para albergar a todos los estudiantes dentro del aula.

En la misma localidad se encuentra la Escuela de Frontera N° 617, de jornada completa y la primera institución educativa del pueblo. Actualmente, la institución cuenta con una matrícula de 490 alumnos inscriptos. Las clases arrancan a las 8 y finalizan a las 16. La escuela es considerada por los chicos como su segundo hogar.

El debate de la hora más de clases

La propuesta del Ministerio de Educación de la Nación de extender el dictado de clases una hora en las escuelas primarias públicas instaló dos debates: por un lado, el de la calidad educativa y si representa un beneficio para el desarrollo de los estudiantes y, por el otro, el reclamo de los gremios respecto de la sobrecarga de trabajo. Un punto que atraviesa ambas instancias de discusión es la logística y el traslado tanto de alumnos y docentes.

Esta cuestión se dio luego de que se hiciera público el resultado de las Pruebas Aprender 2021 en las que se demostró que los alumnos del nivel primario tienen complicaciones para la aprehensión de contenidos en las áreas de Lengua y Matemáticas.

*Con información de corresponsalías Santo Pipó y El Soberbio

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias