viernes 07 de octubre de 2022
Muy nuboso 18.7ºc | Posadas

Antes hubo dos incrementos en los meses de marzo y junio

Por tercera vez, mañana sube el boleto en Posadas, Garupá y Candelaria

El pasaje valdrá $50 con la tarjeta plástica en la capital misionera y $70 en efectivo. Vecinos disconformes se quejan del servicio prestado y piden más frecuencias

domingo 07 de agosto de 2022 | 6:04hs.
Por tercera vez, mañana sube el boleto en Posadas, Garupá y Candelaria
Uno de los reclamos más enérgicos fue el pedido de más frecuencias en horario pico. Foto. Natalia Guerrero
Uno de los reclamos más enérgicos fue el pedido de más frecuencias en horario pico. Foto. Natalia Guerrero

Desde mañana regirá en toda el área metropolitana la tercera suba del boleto urbano de pasajeros que había sido aprobada en marzo pasado para los municipios de Posadas, Garupá y Candelaria. Los dos incrementos anteriores se habían dado en marzo y junio pasado.

De esta manera, mañana el valor de un viaje costará 50 pesos con la tarjeta Sube en Posadas y 70 para quien abona el pasaje en efectivo. Hasta hoy se pagan 40 y 60 pesos respectivamente.

En tanto, el servicio entre Posadas y Garupá pasará a costar mañana 65 con Sube y 90 pesos para quien paga en efectivo. Hasta hoy los pasajeros abonan 52 pesos con Sube y 80 sin el plástico.

Y el servicio entre Posadas y Candelaria pasará a valer mañana 76 pesos con Sube y para quien abone en efectivo el costo llegará a 100. Hasta este domingo los viajes cuestan 61 con Sube y 90 sin la tarjeta.

En ese sentido, vecinos y referentes barriales consultados por El Territorio mostraron su disconformidad no sólo con el incremento sino también con el servicio que brindan las empresas, ya que argumentan que pese a plantearlo en diferentes instancias como las audiencias públicas o notas cursadas a los municipios, sienten que no son escuchados.

Daniel Rojas, vecino del barrio Santa Rita de Posadas, contó: “Tenemos un sólo colectivo que llega acá desde la Transferencia Quaranta a Villa Cabello y en el camino hay más barrios y vecinos que también necesitan hacer esa ruta. Si perdés el único que va, la línea 32, esperás el otro que tarda 40 minutos y siempre va repleto, porque no se tiene en cuenta los barrios populosos como Yacyretá, Villa Cabello y Santa Rita que están en la zona donde pasa esa línea”.

Por su lado, Carlos Brunaga, del barrio San Lucas de la capital misionera, señaló: “La situación se volvió insostenible para el pobrerío que tiene salarios de 40.000 y tiene que volver a pagar un aumento. Pero esto no le importa a ningún político. En época de escolares no se puede subir a las unidades porque te llevan como ganado. Me gustaría que los concejales entiendan que esto así no puede seguir”.

Barrios carenciados
En tanto que Julia, referente de Cáritas en el barrio Manantial de Posadas donde trabaja con población vulnerable, planteó la difícil situación que viven. “Acá están muy disconformes con la suba del pasaje ya que son personas de barrios muy carenciados y la gente vive con lo justo, dependen de comedores y hay unas 50 familias que buscan asistencia de Cáritas”, explicó al tiempo que agregó: “En nuestra parroquia San Benito funciona un comedor donde todos los sábados se sirve el desayuno a unos 30 niños que concurren”.

También Ángela, referente de Cáritas en la Chacra 145, sostuvo: “La verdad es que no vemos con buena cara el aumento del boleto. Hay tanta necesidad acá y mucha gente camina por no tener para cargar la Sube, hay muchas familias que viven el día a día”.

Y destacó que otra complicación son las pocas frecuencias: “Normalmente suelen estar atrasados, pasan cada 30 o 40 minutos. Y en horario pico van muy llenos y no paran, a la mañana suelen dejar a los chicos que van a la escuela en las paradas esperando a otro colectivo”.

Para María del barrio Cruz del Sur es “un desastre ya que sube el pasaje, sube todo, y el sueldo nada. En mi caso me perjudica porque se ocupa el colectivo de lunes a viernes, en menos de un año dos veces ya subió”.

En Candelaria los vecinos explicaron que el principal problema es la falta de puestos para recargar la tarjeta Sube, además de las pocas frecuencias hacia Posadas.

Iara Cabrera, del barrio Evita de esa localidad, comentó: “Es necesario que haya más frecuencias que se dirijan hacia los barrios que no están en el centro del pueblo, sólo tenemos la línea 55 y pasa dos veces por hora. Los domingos y feriados la cantidad de colectivos baja a uno por hora. Además en el barrio en el que vivo no tenemos lugares para cargar la Sube, si no lo hacemos en las terminales de transferencia después nos quedamos sin opción para recargar el saldo y 100 pesos sin la tarjeta es muy caro”.

 

Exigencia para las empresas

Al firmarse el decreto 280/2022 de actualización tarifaria en marzo pasado, la Municipalidad de Posadas instó a las empresas que prestan servicio en la capital misionera a “garantizar mayor frecuencia horaria, ampliar recorridos, refaccionar y colocar nuevos refugios para pasajeros y ofrecer más lugares de venta de tarjeta Sube”, entre otras mejoras, una exigencia por la que aún esperan los usuarios.

Se requirió a las prestatarias colocar 187 refugios o paradas nuevas en distintos lugares de la ciudad.

Cada compañía fue exigida en base a su participación dentro del Sistema Integrado de Transporte Urbano y Metropolitano de Pasajeros.

También se las obligó a ampliar recorridos y frecuencias que lleguen hasta el Parque de la Salud, colocar cortinas en las unidades y aire acondicionado, entre otros beneficios para los usuarios.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias