viernes 30 de septiembre de 2022
Niebla 13.7ºc | Posadas

Declaró en un juicio contra Carlos Caggiano

Una mujer murió al caer desde el piso 15 de edificio

La mujer de 75 años cayó del decimoquinto piso de un edificio sobre la avenida Roque Pérez en horas de la mañana de ayer. Todo indica que se trató de un suicidio

jueves 04 de agosto de 2022 | 6:05hs.
Una mujer murió al caer desde el piso 15 de edificio
Los vecinos reportaron un fuerte ruido. Foto: Marcelo Rodríguez
Los vecinos reportaron un fuerte ruido. Foto: Marcelo Rodríguez

Alicia Noemí Maskin de Jensen (75), reconocida bioquímica y víctima de secuestro y tortura en el marco de la última dictadura militar, falleció ayer en Posadas luego de caer del decimoquinto piso de un edificio céntrico. Al respecto, las investigaciones preliminares indican que se trató de un suicidio.

Según detallaron fuentes de la Policía de Misiones que intervinieron en la escena, todo ocurrió durante la mañana en el edificio Los Lapachos, ubicado sobre la avenida Roque Pérez, en su intersección con la calle San Luis, de la capital provincial. Vecinos escucharon un fuerte estruendo y cuando salieron a ver, se toparon con el cuerpo.

Los efectivos de la Comisaría Primera fueron advertidos de los hechos cerca de las 10.30 mediante un llamado al 911 y fueron los primeros en acudir. Se preservó la escena y se hicieron las pericias de rigor con la presencia del juez Fernando Verón, titular del Juzgado de Instrucción Tres.

En el lugar también se hizo presente una de las dos hijas de Maskin, quien refirió que su madre se habría lanzado por voluntad propia. Si bien las investigaciones siguen su curso y no se puede descartar nada, esta hipótesis es la que más sustento tenía en la víspera. 

Alicia era profesora e investigadora de la Facultad de Ciencias Exactas Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Misiones. Era esposa de José Ezequiel “Kililo” Jensen, ex diputado provincial, dirigente sindical de Luz y Fuerza y gerente general de Emsa, quien también fue detenido en la última dictadura militar al igual que su hermano.

“La recordaremos como una docente formadora de recursos, comprometida con su trabajo y generadora de múltiples actividades”, fue el recuerdo de sus compañeros de la Unam.

“La compañera Alicia durante  el golpe cívico militar fue secuestrada, torturada y tirada bajo un puente en Posadas. Como millares de familias argentinas, han sufrido la represión genocida de los militares. La muerte de la compañera Alicia es tan trágica como sus padecimientos. Abrazo al compañero Kililo, sus  hijas  y a toda la familia”, escribió por su parte Héctor “Pelito” Escobar en sus redes.

Alicia Noemí Maskin fue secuestrada cerca de las 20.30 en septiembre de 1977 por la calle San Martín de la capital provincial, cuando iba en dirección a su casa. Recién había salido del Sanatorio Posadas, donde se desempeñaba como bioquímica, cuando la abordó un automóvil y la encapucharon.

“No tengo miedo”

La mujer declaró ante el Tribunal Oral Federal de Posadas en el juicio contra Carlos Humberto Caggiano, quien fue el jefe del Ejército Argentino en Misiones desde el 77 hasta el 79. El coronel retirado fue condenado a prisión perpetua el 16 de octubre del 2019 por privación ilegítima de la libertad, privación ilegítima de la  libertad con imposición de tormentos seguidos de muerte (dos hechos) y homicidio calificado (dos hechos) en octubre del 2019.

Ante los jueces, Alicia detalló que fue esposada y metida en la parte trasera del coche y que entonces realizaron un recorrido de más o menos diez cuadras hasta que llegaron a su lugar de detención. La soltaron en una habitación pequeña y con un colchón, donde estuvo varios días.

“Cuando pedía para ir al sanitario, la llevaban encapuchada, una vez la llevaron a otro lugar y le auscultaron a la altura del corazón, de allí la llevaron a otro lugar. Sentía que estaba parada sobre tierra, había pasto, la ataron sobre una cama con elástico de metal y la torturaron con picana eléctrica, cree que fueron dos o tres sesiones, sólo recuerda que convulsionaba y que le aplicaron algo, porque tiene marcas en el cuerpo”, se lee en el documento de la sentencia. 

Refirió que la interrogaban por su esposo José Jensen, quien entonces estaba detenido desde abril de 1976 en la cárcel de Resistencia. El funcionario político estuvo en varios lugares hasta que lo liberaron en La Plata en 1981. 

La mujer dijo que por esas torturas le daban convulsiones “terribles”, que todo el tiempo pensaba que iba a morirse y que los diez o doce días que estuvo allí (no tiene precisión) nunca le dieron de comer ni beber. Por su formación, en el testimonio de Alicia permitió también establecer los fármacos que utilizaban para estas horrorosas prácticas: creen que le aplicaron “el suero de la verdad”, que le dieron valium, un miorrelajante. 

Las torturas fueron los primeros días y después se detuvieron. Estuvo todo el tiempo sin poder ver hasta que la abandonaron en Roque Sáenz Peña y Entre Ríos, luego de avisarles a sus familiares. La familia la halló y llevó al Posadas, donde estuvo internada en terapia intensiva. Con el tiempo huyó a España.

Antes de finalizar su declaración, Alicia dijo que le quedaron secuelas psíquicas por lo ocurrido y que eso la iba a acompañar toda la vida. De todas formas aclaró que no tenía miedo. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias