jueves 18 de agosto de 2022
Cielo claro 14.7ºc | Posadas

Yamila: “estoy superfeliz, todo sacrificio tiene recompensa”

Yamila Rodríguez desembarcó en Posadas para compartir con su familia momentos de alegría tras su protagonismo en la Copa América, en la que logró con Argentina el pase al Mundial y fue la goleadora de la cita en Colombia. “No veía la hora de estar acá”, señaló la crack

miércoles 03 de agosto de 2022 | 7:47hs.
Yamila: “estoy superfeliz, todo sacrificio tiene recompensa”
La futbolista misionera Yamila Rodríguez disfruta en su casa familiar del barrio A 3-2 de Posadas el sabor del éxito, tras lograr con la selección argentina el pase al Mundial y consagrarse como goleadora de la Copa América. / Foto: Nicolás Arce
La futbolista misionera Yamila Rodríguez disfruta en su casa familiar del barrio A 3-2 de Posadas el sabor del éxito, tras lograr con la selección argentina el pase al Mundial y consagrarse como goleadora de la Copa América. / Foto: Nicolás Arce

Casi sin escala desde Colombia a Posadas. Así fue la llegada de Yamila Rodríguez (24) a su querido A 3-2 para compartir con su familia la alegría de haber logrado con la selección argentina el pasaje al Mundial y con su figura como heroína, ya que sus goles hicieron la diferencia para remontar ante Paraguay (3 a 1) y la albiceleste alcanzara el ansiado tercer puesto del podio. Pero había más, y como frutilla del postre, fue galardonada como goleadora de la Copa América femenina de fútbol.

“Estoy súper feliz por haber logrado el objetivo. Más allá de mis goles, el equipo llegó a donde tenía que llegar”, compartió con humildad la posadeña.

En su barrio, con su gente, Yamila se mostró todo el tiempo con los ojos brillantes al hablar de este momento de felicidad plena, rememorando sus inicios y sus fortalezas para ser hoy una de las jugadoras más reconocidas y queridas del equipo nacional. “Todo sacrificio tiene su recompensa. A veces mis padres no tenían para darme para pagar el pasaje para ir a entrenar (al Club Huracán) y yo le pedía la bici a mi hermana y me iba. Era lejos, pero me iba porque quería entrenar y Chino (Torres, su entrenador desde sus inicios en el Globo) me decía que él me iba a ayudar si yo no podía; y bueno, todo eso dio frutos para que hoy esté logrando vivir esto”.

Además, la delantera y goleadora de Boca, expresó que este momento lo vive como una revancha después de no haber sido convocada a último momento para al Mundial de Francia pasado, no gambeteó al hablar de la actualidad del fútbol femenino en Argentina, adelantó sus metas para este año y sobre todo se explayó en el amor profundo por su mamá María, a la que le trajo exclusivamente su medalla de bronce.

Ya en tu casa y más tranquila, ¿cómo vivís este momento tan especial de haber logrado la clasificación al Mundial y como protagonista?

Estoy súper feliz por haber logrado el objetivo. Más allá de mis goles, el equipo llegó a donde tenía que llegar y es una alegría enorme clasificar así, directo y sin tener que ir a un repechaje. Ahora disfrutando y celebrando; después ya cambiar el chip para empezar ya con el club (Boca, donde juega en el campeonato de primera división).

Además, la frutilla del postre fue salir goleadora

¡Fue una locura!., cuando estábamos en el aeropuerto mirando la final entre Brasil y Colombia, una compañera me dice ‘en minutos sos la goleadora’ y le contesto ‘¿qué?,  ¿cómo va el partido?, ¿quién hizo los goles?’ y cuando me doy cuenta, me quedé re contenta. Me acuerdo que cuando salíamos del predio le dije a una de mis compañeras, ‘acordate que voy a salir goleadora del torneo’, se lo dije porque me tengo fe y confío en que mi equipo también que me va a ayudar a hacerlo, y se dio.

Siempre soy positiva y también le digo a mis compañeras, por ejemplo, ‘hoy vas a hacer un gol y algo siempre sale’ -risas-. Ese día -en el aeropuerto- justo había gente de Conmebol y le digo, ‘y mi trofeo cuando me lo van a mandar’. Bueno, hace poco me escribieron desde la cuenta de la Copa América que ya el trofeo venía para acá.

En el 2019 habías hecho mérito y no fuiste convocada al Mundial de Francia, ¿lo tomás como una revancha?

Me acuerdo que quedé hasta el último día esperando y quedar afuera la verdad que me dolió muchísimo y la pasé muy mal; pero bueno, más allá de eso, sí es una revancha para mí. Igualmente no voy a estar conforme hasta que vea la lista y esté mi nombre y mi apellido; ahí recién voy a relajarme. Igualmente ahora estoy feliz por lograr que Argentina esté de nuevo en un mundial y terminar de esta forma.

La goleadora de Boca junto a su hermana Karina, que la llevó a Huracán, y sus sobrinos. Foto: Nicolás Arce

 -Luego del Mundial de Francia, ése mismo 2019, Yamila regresó a los meses a la selección  y fue clave para la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Lima y desde allí siempre es fija en el equipo nacional-

Contaste que en tus inicios en el fútbol, a veces no tenías dinero para tomar el colectivo para ir hasta el club Huracán y te ibas en bicicleta para entrenar -queda lejos-. Hoy tenés la posibilidad de ver la otra cara de la moneda después de tanto esfuerzo…

Todo sacrificio tiene su recompensa. A veces mis padres no tenían para darme para pagar el pasaje para ir a entrenary yo le pedía la bici a mi hermana y me iba. Era lejos, pero me iba porque quería entrenar y Chino (Torres, su entrenador desde sus inicios en el Globo) me decía que él me iba a ayudar si yo no podía; y bueno, todo eso dio frutos para que hoy esté logrando vivir esto”.

Y ahora ya compartiendo esto en tierra, casi sin escala, y en familia

Si, no veía la hora de estar acá, de darle esto -señala a la medalla de bronce- a mi mamá,  era lo único que quería. Llegar, verla y decirle ‘de vuelta lo logré’ , esto es para vos, es parte tuya. No me voy a olvidar de dónde salí… realmente tengo miles de lugares para ir, me invitan mucho, pero quiero pasar acá. Mis mejores vacaciones son con mi familia, con la gente que siempre estuvo, en mi barrio y con mi club. Eso es lo que me recarga de energías de vuelta para ir a Buenos Aires y comenzar con todo.

Ante cada logro postéas palabras muy lindas para tu mamá, ¿cómo es ella?

Mi mamá (María) es la ‘uno’ le agradezco por darme la vida y siempre le decía ‘capaz un día vas a estar orgullosa de mí… hoy me vas a retar porque juego a la pelota acá con los varones, pero lo voy a lograr; y así fue. Una de mis hermanas (Karina) me llevó a hacer fútbol femenino al Huracán y ahora está súper contenta.

También le habías regalado una heladera y hubo mucha repercusión por el gesto, debe ser lindo poder recompensarla de alguna manera

Sabemos cómo es acá, a veces hay trabajo a veces no y yo siempre que tengo le digo ‘mamá vos sos mi responsabilidad ahora, todo lo que yo fui o lo que te pedí, me diste así tuvieras o no…y siempre me dabas lo mejor. Bueno ahora yo siento que tengo que darte a vos y no me va a alcanzar la vida para darte todo’. Hace poco le regalé un celular y por lo de la heladera se volvió loca porque fue una sorpresa también y así con pequeños detalles, también arreglándose la casa y ella queda feliz. Sabe que siempre que tenga la voy a ayudar.

Cambiando de tema, ¿sentís que sigue siendo cuesta arriba para el fútbol femenino en Argentina?

Ahora no tanto porque se cambiaron un par de cosas. Nosotras -las jugadoras- vamos trabajando y luchando cada día para que se mejoren muchísimas cuestiones y esto -la medalla- sirve mucho porque teníamos una bolsa llena de problemas y si no ganábamos se llenaba de más cosas y nos íbamos para abajo. En el torneo pensábamos en todas esas nenas que hay en el país y creo que este es un plus para ellas también, ahora van a tener más espacio y más reconocimiento.

¿Sentís que en estos últimos años se dio todo muy rápido en tu carrera?. Fuiste a Boca, equipo de tus amores, a España, a tu vuelta saliste campeona, vestiste la celeste y blanca…

Sí, se dio todo en tanto poco tiempo que a veces digo ‘no puede ser’. Sólo Dios sabe por qué y el para qué me está pasando o por qué me merezco esto. También creo que con sacrificio y humildad vienen solas las cosas y pasan momentos como estos; pero hay que estar siempre con los pies sobre la tierra porque cuando uno sube tiene que bajar…

Para finalizar, ya con el pase en el Mundial en mano, ¿qué queda ahora?

Me voy el jueves  -mañana- y el domingo ya tengo que empezar con Boca en el torneo. Voy a ver si me citan o no, pero yo quiero jugar unos minutos, ya extraño demasiado al equipo. Y de acá a fin de año seguramente vamos a tener fecha Fifa con la selección, la Copa Libertadores con Boca y ya el año que viene pensando en el Mundial que es lo máximo. Era uno de mis sueños, que antes no se me dio, y ahora con la ayuda de Dios lo voy a lograr; siempre y cuando me cuide y tenga la cabeza tranquila.

 

La racha de 19 años que cortó Yamila

Para agendar: hoy habrá agasajo en cancha de Guaraní

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias