martes 06 de diciembre de 2022
Cielo claro 35.1ºc | Posadas

Ddebate por actualizar la Ley

Misiones, puntapié en el crecimiento del cine nacional

Ante los cambios de consumo, urge modificar algunos aspectos de la ley de cine vigente para expandir los fondos, federalizar y potenciar la industria local.

domingo 31 de julio de 2022 | 5:00hs.
Misiones, puntapié en el crecimiento  del cine nacional
La discusión recién comienza, pero con el crecimiento exponencial de los últimos años, el cine misionero es uno de los primeros actores en sumar su aporte. //Foto: Marcelo Rodríguez.
La discusión recién comienza, pero con el crecimiento exponencial de los últimos años, el cine misionero es uno de los primeros actores en sumar su aporte. //Foto: Marcelo Rodríguez.

La serie más popular, la última película de tal director, el documental que te abre la cabeza y la historia local que de repente cruza el mundo y te llena de empatía y orgullo. Hoy, todo se traduce en términos de contenido y los videos por denominar de alguna manera a todo el universo audiovisual, se canalizan en distintos y nuevos formatos, pero siguen copando las charlas cotidianas y las formas de comenzar a socializar.

Todo ese mundo que se despliega a partir de grandes y pequeñas producciones tiene un origen de gestión y trabajo que cada día crece, se potencia, se profesionaliza y se divsersifica más. Por eso, atentos a los cambios tecnológicos y las consiguientes formas de consumo, desde las organizaciones nacionales audiovisuales más importantes del país se apuntala un proyecto de ley que actualice la Ley Nº 17.741 de Fomento de la Cinematografía Nacional, que por última vez se modificó en 1994.

Tal como reflejó Mario Gimenez, presidente del Iaavim, el mapa de la producción argentina cambió considerablemente en estos casi 30 años y así como Misiones que incrementó notablemte la producción y profesionalización del sector con una ley e institutos propios, también otras provincias tienen iniciativas similares y se necesita legislar acorde a estos cambios. Federalizar, entre otras cosas la distribución de los fomentos, una de las claves.

Por ese motivo, desde el 2020, la DAC (Directores Argentinos Cinematográficos), Apima (Asociación de Productores Independientes de Medios Audiovisuales), PCI (Proyecto Cine Independiente) y Argentores (Sociedad General de Autores de la Argentina) emprendieron la tarea de crear un anteproyecto de ley que pueda sostener y reafirmar los aciertos de la ley nacional de cine vigente, pero también incluir modificaciones para atender las demandas actuales. En este contexto es que representantes de estas importantes organizaciones nacionales decidieron llegar hasta Misiones, para abrir el debate con la industria local.

Si bien no hay una fecha pautada para la presentación de la norma -y entendiendo que la prioridad es hoy asegurar la vigencia de los fomentos a la cultura-, eligieron comenzar el recorrido en Misiones por ser un polo destacado en un extremo del país. También, desde las entidades buscan que el proyecto no se vea teñido por internas políticas y la grieta que divide el poder nacional en dos grandes frentes electorales, por lo que provincias con partidos políticos autóctonos como la Tierra Colorada suponen más libertad de acción y empuje independiente.

"Para nosotros lo que pasó esta semana es una fecha memorable porque realmente se ha disparado aquí, en nuestra ciudad y en nuestra humilde casa, una discusión que se va a dar en todo el país y que va a significar una reconfiguración muy profunda de las políticas públicas en materia del audiovisual", reflejó Giménez sobre la inclusión de Misiones como actor fundamental en el debate nacional.

Con una agenda coincidente,Giménez remarcó la idea de sostener las cuestiones que ya funcionan eficientemente como por ejemplo la estructura objetiva y analítica de los comités de evaluación.

En cambio, la idea es incrementar por ejemplo, las fuentes de financiamiento para el cine argentino ya que -como en el resto del mundo- los dividendos por entradas al cine y tv están quedando obsoletos. Ni hablar de los impuestos que se originaban en videoclubes. "Es necesaria una actualización tecnológica, como en su momento también pasó cuando se agregó el videocable, ahora sería el turno de las plataformas, que hoy son la principal ventanilla de exhibición", reflejó Giménez.

Más allá del traspaso del VHS y DVD al Smart tv, el presidente del Iaavim profundizó sobre otros cambios considerables que se avecinan. "La nueva ley da mayor mayor injerencia al Consejo Asesor, que es un órgano muy bueno de la ley anterior y que en este momento va a tener una coexistencia con el Poder Ejecutivo mucho más fuerte, una real injerencia, aún mayor a la que tiene hoy", graficó dando cuenta de que en ese consejo también estarán representadas las provincias.

"Además es una ley que incorpora la perspectiva de género, que incorpora otros modelos de producción como por ejemplo la producción comunitaria o de bajo costo, es decir que es más amplia y que contiene a mucho más sectores, amén del específicamente industrial concentrado en la ciudad de Buenos Aires", agregó.

En definitiva los dos aspectos principales en juego, a pesar de que el debate está plenamente abierto, son el de incluir los nuevos formatos de difusión para incrementar el fondo nacional y que ese fomento se distribuya de manera federal. En cuanto a presupuesto refiere, la nueva ley propone en su actual artículo 29, que el 25 % del fondo nacional, sea destinado específicamente a las provincias (Fondo Federal de fomento de la industria audiovisual), un 50% a un fondo similar de caracter nacional, un 15 % destinado al Fondo de promoción audiovisual (que incluye concursos especiales, festivales, coproducciones y más), y un 10% al Fondo de fomento de cine y artes audiovisuales de bajo presupuesto, experimental o social. Esto reconfigura la política distributiva actual, incrementa la posibilidad de ingreso a los proyectos provinciales, no sólo porque ese 25 representará mucho más efectivo para las producciones y la promoción sino porque también los otros fondos suponen una federalización de la actividad.

La discusión recién comienza, pero con el crecimiento exponencial de los últimos años, el cine misionero es uno de los primeros actores en sumar su aporte y sentar a la mesa a quienes trabajan en el interior profundo y quienes gestionan desde las grandes urbes, a la par y en pos de un bien común mayor, que expande el séptimo arte.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias