viernes 19 de agosto de 2022
Cielo claro 7ºc | Posadas

Coordinador del área de alto rendimiento deportivo del Cepard

Seró: “Nuestro futuro va a estar muy bueno”

El referente del deporte local se mostró optimista basado en el buen momento de los deportistas juveniles misioneros en las competencias nacionales y sudamericanas

domingo 31 de julio de 2022 | 6:05hs.
Seró: “Nuestro futuro  va a estar muy bueno”
Michel -izq-compartió su mirada sobre la actualidad del deporte formativo.
Michel -izq-compartió su mirada sobre la actualidad del deporte formativo.

“Juventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver!”, son las palabras del conocido poema de Rubén Darío que describe esa edad en la que se viven con intensidad los procesos de desarrollo, cruciales en cualquier persona, y sin dudas es un momento clave para el alto rendimiento.

Complejo y desafiante es lograr que una persona lleve al extremo sus condiciones naturales, algo que sin duda es importante, pero el foco estará puesto en el trabajo constante, a conciencia y con disciplina que a corto y largo plazo será lo que marcará la diferencia, algo que se está plasmando en el foro local.

“Estamos sumamente contentos porque Misiones últimamente está cosechando muchos logros desde el punto de vista deportivo y especialmente en la rama juvenil, lo que quiere decir que nuestro futuro va a estar muy bueno”, compartió esperanzado Michel Seró, coordinador del área alto rendimiento del Cepard, que depende del ministerio de deportes de la provincia.

Sabido es que Misiones genéticamente cuenta con materia prima para el deporte, pero a esta condición hay que darle herramientas para un crecimiento sostenido en el tiempo.

Resultados a la vista

“Hemos tenido resultados muy importantes y mucha participación en los Juegos Odesur de la Juventud en Rosario este mismo año. Es la representación misionera poniéndose la camiseta del país”, apuntó Seró.

Para el reconocido profesor y referente del rugby femenino nacional, el salto para vivir este momento se da de la mano de la infraestructura con la que hoy se cuenta en puntos clave de la provincia y que incluso sea vista como parte del calendario y lugar base de entrenamiento de seleccionados como canotaje, remo y lucha.

“El que recorre un poquito Misiones se da cuenta de que una de las grandes ventajas que tiene la Tierra Roja es su apuesta a la infraestructura deportiva. Hoy tenés un polideportivo y una infraestructura apropiada para que los profesores especialistas, que son muy buenos, puedan desarrollar deportistas de alto nivel de competencia. Entonces, creo que se está dando la conjunción de esas dos cosas para poder desarrollar atletas de nivel competitivo”, apuntó.

La provincia es, desde hace ya unos años, fuente de atletas para los seleccionados nacionales de distintas disciplinas y sobre todo en deportes no tan populares. “En los Odesur juveniles se han destacado deportes como lucha y judo, también brillan en canotaje, squash, entre otros. En lucha, por ejemplo, tenemos chicos que estuvieron en Rosario y hoy mismo -por ayer- se van a Cuba a representar al país. En squash tenemos a una Paula Rivero que está compitiendo  -en el Panamericano- en Cochabamba, Bolivia; en atletismo sumamos campeones sudamericanos y nacionales; en rugby femenino el año pasado fuimos campeones argentinos en categoría juvenil. Además, Analía Zacarías fue al mundial (de ciclismo freestyle), salió sexta y le ganó a la inglesa que es múltiple campeona olímpica. Si ponemos en la balanza todo esto, tenemos un avance muy bueno”, enumeró Michel para comenzar.

Y agregó “ni hablar en deporte motor con un Chicho Grimaldi en karting, en automovilismo lo tenemos a Rudi Bundziak y también brillan en motos, en gimnasia, en ciclismo y si nos ponemos a pensar el bagaje de deportes que ocupa el deportista de Misiones a nivel nacional, es muy amplio y creo que antes no se daba tanto. Hoy tenemos a muchos misioneros que se ponen la celeste y blanca”.

Mismo momento se da en el deporte adaptado con presencia récord en los Juegos Paralímpicos de Tokio con la ciclista Mariela Delgado, el palista Ariel Atamañuk y la atleta Mahira Bergallo.

“Eso quiere decir que realmente dentro de todo tenemos buena estructura. Dentro del ministerio también contamos con el sistema del programa de becas donde hay más de cien atletas becados y que son los dirigentes de las distintas asociaciones y federaciones deportivas provinciales los que analizan y nos proponen para que trabajemos con los deportistas que tienen mayor proyección para poder llegar a competir a nivel internacional y así entran al sistema Cepard”.

“Este sistema hoy te da una ayuda económica como para poder paliar un poquito los gastos de las competencias, que siempre son muy altos; también le damos una contención al atleta en el área nutricional, psicológica y médica, con traumatólogo y kinesiólogo, y un staff de profesores de educación física que colaboran en la preparación en los pedidos que nos hacen los distintos entrenadores. Hoy el atleta tiene ese marco de contención y aspiramos a que le falte lo menos posible para llegar lo más lejos en cuanto a la competencia provincial y nacional, y ya hay muchos que hoy se destacan a nivel internacional”, compartió el profesor.

Herramientas a mano

En cuanto a los períodos importantes para la formación de un deportista, Michel explicó que “el atleta va pasando por distintas etapas. Empieza por el deporte netamente recreativo, pasa luego al recreativo-competitivo en el que entrena tres veces por semana y juega el fin de semana, y después, ante la mirada de su entrenador ve que tiene cierto talento para poder seguir desarrollándose, se pasa a un deporte de mediano rendimiento, en el que entrena todos los días hasta llegar a pasar al alto rendimiento donde sí, ya es parte de  una competencia muchísimo más exigente y ese atleta toma el deporte como una forma de vida, como un hábito”.

Y justamente ahí se entra en una fase en la que los hábitos marcarán la diferencia. 

“Nosotros -los profesores y entrenadores- lo que hacemos en las distintas etapas de formación, de acuerdo al nivel del deportista, es ir apuntalando al chico y formándolo con gestos de deportistas que por lo general son todos hábitos saludables. Cuando hablo de hábitos, hablo en toda índole inclusive hábitos de lo que es la parte social y humana donde tratamos de meter mucho los valores de respeto, la disciplina y el compromiso que son la base de todo éxito de cualquier deportista. Sin eso hoy podrás trascender en un torneo asilado, pero no te mantenés en el tiempo. Es muy difícil seguir progresando sin un  desarrollo físico, mental y técnico”.

Hace unos años para poder ser parte de una elite deportiva, el traslado de un atleta a grandes centros deportivos era un paso excluyente. Hoy, por ejemplo, el Cepard tiene la pista de atletismo, el polideportivo que contiene a distintas disciplinas, las canchas de hockey sintéticas de la federación, las de tenis, la construcción de un centro de deportes de combate y a la espera de la ansiada terminación de la pileta climatizada olímpica; más las infraestructuras de los clubes, hacen que haya repartidos lugares para el desarrollo del  deporte local sin tener que sufrir desarraigo que puede terminar, en algunos casos, con la deserción del deportista.

En cuanto a competencias, el poli Finito Gehrmann es escenario de incontables emociones con el desarrollo de citas nacionales e internacionales. Y luego se suman espacios  deportivos como la cancha de beach vóley, que también tiene cancha en el Finito, y que extiende su juego hasta las arenas de El Brete y la Costanera Sur.

Mismo resultado tuvo el levantamiento del Polo Náutico, sobre la avenida Atlántica a la vera del Paraná, que contiene al crecimiento sostenido del canotaje y la vela.

“Antiguamente el atleta sentía muy fuerte el desarraigo. A los misioneros, la tierra colorada parece que se nos pega en la piel y no nos queremos despegar. Entonces, cuando un chico de 16 ó 17 años tenía que irse al Cenard (en Buenos Aires) a entrenar y seguir sus estudio, le costaba mucho. Hoy el Cepard es un escalón previo y acá va a tener todo. Después obviamente que va a ir al Cenard a hacer concentraciones cuando ya se junta con atletas de otras provincias para representar al país”.

Por otro lado, en cuanto a qué edad es la base para pasar de la parte recreativa al alto rendimiento, para Seró eso va a depender de cada deporte, pero básicamente un atleta se desarrolla y tiene su pico máximo a partir de los 10 años desde el inicio de la práctica del deporte, y ejemplificó: “En gimnasia los atletas tienen su inicio a edades tempranas, hay chicas en gimnasia que empiezan a los 3 y 4 años; por eso a los 14 años pueden llegar al máximo nivel de rendimiento, pero en atletismo u otros deportes la edad madurativa se puede dar más adelante”.


Protagonistas y claves

El profesor Seró explicó que para que haya éxito en el desarrollo íntegro de un atleta, sobre todo en edades formativas, hay que trabajar con un plan que mantenga el equilibrio de un tridente complementario que lo integran atleta, entrenador y familia. “Ahí es donde realmente se forma la fortaleza del desarrollo de un deportista. Nunca podemos trabajar por separado porque por ahí el padre tiene un objetivo, una mirada y una proyección, el entrenador tiene otra y el chico está en el medio y no sabe para donde ir. Por eso siempre se trabaja sobre la base con la familia y con el entrenador, buscando el equilibrio”.

Y para que el general todo termine en éxito, Seró señaló tres ítems a tener en cuenta como pilares: la competencia, la difusión o marketing del deporte y la capacitación.

“Si vos tenés una competencia seductora, el atleta entrena porque sabe que tiene ese desafío. El mayor problema que se tuvo durante la pandemia fue eso, hubo muchos chicos que dejaron directamente de entrenar porque no había competencia y desde que se organizó nuevamente, empezaron a acudir más a los entrenamientos. Después está la en difusión de los diferentes deportes y de la mano la capacitación del recurso humano, tanto de los jugadores como los entrenadores y la dirigencia”.

 

Informe de domingo

El camino hacia la élite

Seró: “Nuestro futuro va a estar muy bueno”

Las Globitas, entre las oportunidades y el sacrificio

Valentino Mattive, con los fierros en el ADN y un futuro prometedor

La ovalada, un motor para las ilusiones de Clarice Kraus

De las playas misioneras a la selección argentina

Eliana Rosa supera obstáculos para ser la mejor atleta

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias