martes 09 de agosto de 2022
Cielo claro 14ºc | Posadas

Marcha de los días: Massa a cargo de la botonera económica le da vida al gobierno

El dirigente político se hace cargo de Economía, Producción y Agricultura, Ganadería y de relaciones con organismos internacionales. Concentra poder de decisión, con respaldo de Alberto y Cristina. Genera expectativas y el mercado dio respuesta positiva. Desde Misiones destacan el diálogo fluido con el funcionario. Se elaboró y elevó presupuesto provincial a Diputados.

domingo 31 de julio de 2022 | 3:30hs.
Marcha de los días: Massa a cargo de la botonera económica le da vida al gobierno
Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa.

Sergio Massa, uno de los socios fundadores del Frente de Todos, asumirá esta semana múltiples funciones ejecutivas y de esta manera, se sentará en una mesa triangular entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner para compartir el verdadero poder. Fue el primer punto, donde se pusieron de acuerdo. Se espera que asuma el miércoles para hacerse cargo de manera oficial del superministerio que unificará el de Economía, Producción y Agricultura, Ganadería y Pesca, incluyendo además las relaciones con los organismos internacionales, bilaterales y multilaterales de crédito. Será como una suerte de primer ministro o aún más para gestiones externas, una suerte de ministro plenipotenciario, porque tendrá amplios poderes de decisión en el exterior. En la Argentina, se lo simplifica como un superministro, por las amplias facultades que poseerá para tomar decisiones. No es un desafío menor, ni tendrá un camino fácil pero no deberá lidiar -como sus antecesores- a la falta de respaldo político para tomar decisiones. Estará a cargo de la botonera, para bien o para mal y cuenta con el respaldo de los gobernadores e intendentes fuertes del PJ. Lo cierto es que la jugada descolocó a la oposición que ya había lanzado la idea de adelantar las elecciones, anunciando así un final apocalíptico anticipado de este gobierno. La llegada de Massa genera expectativas, lo cual en política no es un tema menor. Para depositar tanta responsabilidad en una sola persona, es importante conocer la trayectoria en la gestión. El primer punto, es que con la llegada de Massa al gobierno logran recuperar la iniciativa política y salir del precipicio en el que estaban por errores propios, internas y mala gestión económica. Alberto, Cristina y Massa se pusieron espalda con espalda para capear la crisis e intentar recuperar las esperanzas futuras del espacio. Si seguían como venían, terminaban hundidos los tres, por eso es el acuerdo al que llegaron tardíamente. No se logró cuando se fue el ministro de Economía, Martín Guzmán, porque el matrimonio presidencial no se hablaba. Con el tigrense se recupera la política en el adormecido Frente de Todos. Promete traer un poquito más de calidez en el trato con todos los sectores. Representa un aspecto que se estaba perdiendo en la política nacional, en medio de una lucha sin cuartel entre opositores o dentro del mismo gobierno. En los cruces verbales imperaban los gritos, las acusaciones y no las propuestas. Desde Misiones, como lo hizo el gobernador Oscar Herrera Ahuad y el ministro Coordinador, Ricardo Wellbach se le reconoce al tigrense la capacidad de diálogo tan necesario en la política y como nunca antes, casi una cuestión de supervivencia para el gobierno y, en consecuencia, para todos los argentinos. Está visto que cuando le va bien a cualquier gobierno, les va bien a todos los argentinos. Como suele repetir el papa Francisco, de las crisis nadie se salva solo. Pero no es lo que les conviene a los agoreros, quienes intentan mantener tensión y desconcierto, porque es ahí donde sacan mezquinas ganancias y a costa de todos los argentinos como sucedió con los cueveros sacando jugosas ganancias con las corridas provocadas con el dólar blue. La llegada de Massa al Ejecutivo, tras dejar de ser presidente de la Cámara de Diputados trae un recambio de aire en el Gobierno. En eso - se supone- no será gélido ni incendiario, sino más bien cálido para administrar este momento delicado del país, en lo económico y financiero. En el medio, a su vez, se produjeron varios cambios, como la renuncia -se dice forzada- de Gustavo Beliz (estaba en la Secretaría de Asuntos Estratégicos), quien habría complicado negociaciones comerciales con China y en su reemplazo entrará Mercedes Marcó del Pont, quien estaba frente a la dirección de la Afip, cargo que a su vez será ocupado por Carlos Castagneto, muy cercano a Cristina. A pedido de Alberto Fernández, Daniel Scioli deja el Ministerio de la Producción y volverá a ocupar el cargo de embajador en Brasil. Tras la renuncia de Silvina Batakis como ministra de Economía, asumirá como titular del Banco Nación. A su vez, Julián Domínguez deja el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, donde también tendrá intervención el superministro.


En gestión

En cuanto a su capacidad de gestión se le reconoce a Sergio Massa, su buen desempeño como titular de la Cámara Diputados, pero también sus varias funciones, desde haber sido intendente de Tigre, en Buenos Aires, en 2007 (en 2011 volvería a ser reelecto como jefe comunal) hasta reemplazar en forma posterior a Alberto Fernández como jefe de Gabinete del entonces gobierno de Cristina Fernández. En forma previa, fue diputado provincial por Buenos Aires a los 27 años, siendo el integrante más joven del Congreso y, durante la presidencia interina de Eduardo Duhalde, asumió el cargo de director Ejecutivo de Anses. En lo partidario, fue militante de joven en la Unión de Centro Democrático (Ucede), donde llegó a ser -en la década del 90- presidente de la juventud de esa agrupación en la provincia de Buenos Aires para luego sumarse al acuerdo celebrado por la Ucede con Carlos Menem. Como se dijo ocuparía cargos en el gobierno de Cristina (2007-2015), pero en el 2013 tomaría distancia y plantearía serias diferencias con quien vuelve ahora para administrar y compartir poder. En ese tiempo, crearía el Frente Renovador y lograría con ese espacio, escaño propio en representación de la Provincia de Buenos Aires. En 2015, se enfrentaría en la competencia presidencial ante Mauricio Macri y Daniel Scioli. En esa oportunidad quedó en el tercer lugar, pero tal postulación le permitió aumentar su volumen político, para luego volver a formar parte del Frente de Todos y asumir desde 2019 como presidente de la Cámara de Diputados, cargo legislativo que deja ahora para sumarse, mucho más experimentado y con 50 años de edad, al ejecutivo nacional.


Lo que se espera

En las próximas horas estará a cargo de manera oficial del superministerio. En los ámbitos que le tocará administrar, deberá apelar al máximo a su empatía en el trato político tanto para evitar más enfrentamientos o enfriar algunos conflictos en marcha. De hecho, tras conocerse su designación el riesgo país como el dólar bajaron y se tranquilizaron los mercados, a raíz de este cambio de timón importante. Pero lo que viene es todo un desafío, desde reducir la brecha cambiaria, achicar el déficit fiscal, recuperar reservas, hasta frenar el alza de precios sin detener el crecimiento. Algunos economistas indicaron que podría aportar al gobierno primero mayor racionalidad, además de ortodoxia y pragmatismo. Se espera que mañana presente a sus colaboradores y las primeras acciones y, el miércoles, un paquete de medidas. Trascendió que como eje de su plan estará un programa de exportación, no solo basado en el agro sino además en otros rubros como la economía del conocimiento y de energía. Es decir, como urgente, el ingreso de divisas. Ello sumado a medidas como el alivio fiscal en Ganancias y a monotributistas, entre otros. Por lo tanto, el primer paso que se espera en la semana, es que anuncie un plan económico creíble que logre estabilizar la economía.


En Misiones

Sobre la reestructuración llevada a cabo en el gobierno nacional, se planteó en Misiones como un paso necesario para afrontar este momento delicado en lo económico, social y financiero del país. A su vez, desde el Gobierno de la provincia adelantaron que servirá para volver a reiterar todos los reclamos históricos que se viene planteando a la Nación. Es lo que adelantó el gobernador Oscar Herrera Ahuad, quien mañana tiene previsto en Buenos Aires concretar la firma de un convenio, pero a su vez, su viaje servirá para empezar a monitorear de cerca la evolución de los efectos del cambio en el gabinete nacional. El mandatario provincial planteó que, con la llegada de Massa, se renuevan las esperanzas y anhela que se cumplan con las expectativas que se le deposita, porque es alguien que conoce en detalles los reclamos que se viene planteando desde la tierra colorada. Desde la zona Aduanera Especial, el Artículo 10 de las Pymes, las deudas previsionales que tiene la Nación con la provincia y hasta cuestiones presupuestarias. Efectivamente se destaca que el Frente Renovador de Misiones mantiene, desde hace muchos años, una excelente relación con Sergio Massa, con diálogos fluidos tanto con Herrera Ahuad como con el presidente de la Cámara de Diputados, Carlos Rovira.


Estimaciones presupuestarias

El gobierno de Misiones terminó de elaborar y elevar en tiempo y forma, esta semana, el cálculo de recursos y gastos que asciende a 468,3 mil millones de pesos para el próximo año. Esto representa un 53% más respecto del presupuesto vigente. Desde la administración provincial se destacó que se trabajó en un presupuesto muy racional y cumplible para el 2023, basado en lo que representa el posicionamiento de la provincia, tanto en el orden económico como financiero y productivo. De nuevo el norte, es el fuerte apoyo a la inversión social, que ronda en torno al 67 por ciento, para cubrir las áreas de salud, educación y bienestar social. En lo que representa el mensaje de apertura del escrito elevado a los diputados de Misiones, se resaltan aspectos positivos para Misiones, ya que la provincia viene mostrando indicadores sumamente positivos, en todos los rubros de su economía como se viene planteando, de la mano de la construcción pública y privada, ventas en supermercados a patentamientos y la notable recuperación del turismo, que derrama recursos a hoteles con una ocupación promedio superior al 90%, restaurantes y actividades vinculadas, como comercios y otros servicios. A su vez, en el presupuesto 2023, se estiman importantes recursos para dar continuidad a los programas productivos, apoyo a emprendedores, promover el desarrollo industrial, entre otros. Ello además de la obra pública, que se indica es la actividad económica que mayor efecto multiplicador tiene sobre la economía y genera la mayor ocupación de mano de obra en la provincia. En estos momentos se nota el buen momento de las pymes y comercios, favorecidos por el tipo de cambio con países de la región. También es verdad que hay algunos nubarrones a raíz de los cupos limitados establecidos por Nación, en cuestiones como gasoil que tienen sus efectos en el flete hasta en las limitaciones para acceder al gas en garrafas en muchos municipios. Desde la provincia se plantea, el equilibrio fiscal de las finanzas públicas misioneras y la robustez de su economía y se cuestiona a quienes insisten con dejar a la Provincia sin recursos bajando los impuestos provinciales. Desde la administración provincial, recuerdan que con estos recursos se logran hacen frente a cuestiones como el boleto gratuito, la atención de la salud gratuita y de alta calidad, hasta los programas Ahora que favorecen con descuentos a los misioneros. Del mismo modo se destacan diversas asistencias a los sectores más débiles de la cadena de producción sumado a la apuesta a la innovación. En igual sentido, se critican los planteos que hacen desde las tribunas, tanto desde la derecha como de la izquierda, pero en los hechos terminaron dejando, por ejemplo, al Gobierno nacional sin presupuesto, razón por lo cual debió manejarse por decreto en la actualidad.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias