martes 16 de agosto de 2022
Cielo claro 22.7ºc | Posadas

Túnel en Apóstoles: “Siempre queríamos saber qué pasaba en el sótano, pero no nos dejaban”

María ‘Pilula’ Fiorito, histórica vecina de Apóstoles, fue una de las que más echó luz sobre el misterioso sótano

viernes 29 de julio de 2022 | 8:31hs.
Túnel en Apóstoles: “Siempre queríamos saber qué pasaba en el sótano, pero no nos dejaban”
Foto: Marcelo Rodríguez.
Foto: Marcelo Rodríguez.

Curiosa por lo que sucedía al lado de su casa, María ‘Pilula’ Fiorito, histórica vecina de Apóstoles, se apostó en la vereda mientras veía pasar periodistas y albañiles. De momento nadie había hablado con ella y la mujer fue una de las que más echó luz sobre el misterioso sótano. Consultada por El Territorio, dio más detalles históricos. La mujer es sobrina de Julio Vigneaux, uno de los que construyó el edificio del Club Social, y su padre Humberto fue regente de la institución. Conoce los pormenores del sitio porque allí pasó su infancia, adolescencia e incluso vive hasta ahora en la casa contigua.

Desde la década del 40 hasta los años 80 toda la vida social de la ciudad pasó por ese lugar. Desde fiestas de 15 años, presentaciones de señoritas en sociedad, casamientos, tés, fiesta de la primavera o de egresados, bailes de carnaval y más.

“Eran tiempos hermosos donde para ingresar sí o sí tenías que estar de etiqueta. Los hombres de traje y las mujeres de vestido largo”, contó Fiorito al recordar esos años.

La casona, pese a ser hoy de la Universidad Nacional de Misiones, tiene grabado en su frente la inscripción de ‘Club Social Apóstoles’ y en el interior se conserva el acta de colocación de la piedra fundacional del edificio, que data del 26 de noviembre de 1939, aunque la institución social como tal se creó en 1921. Con piso de damero y grandes salones, al cerrar los ojos aún se puede rememorar tiempos en que allí se hacían los grandes bailes.

Acasuso, Barrios, Bonorino, Debat, Esquivel, Krause, Leal, Losada, Nosiglia y Rovira, son algunos de los apellidos de los 33 socios fundadores a quienes se los homenajea en una placa de bronce en la pared.

 “Venían las grandes figuras de la ciudad a jugar pit o póker”, dijo también Fiorito, que en su juventud fue una reconocida pasista en los carnavales locales. Y puntualmente sobre el pozo, explicó que lo más probable es que sea uno de los dos pozos de agua del lugar. “En esos tiempos se hacían pozos profundos en segunda napa para que no se sequen. El de mi casa, por ejemplo, tiene 27 metros y nunca le faltó agua y están todos interconectados entre sí”, detalló.

Sobre el sótano contiguo a este pozo sostuvo que siempre fue un gran misterio para ella y como en los años en que estuvo activo era una niña, tenía vedado el ingreso.

 “Nosotros los chicos siempre queríamos saber qué pasaba en el sótano, pero no nos dejaban, nos asustaban”, contó cuando se le preguntó si alguna vez logró entrar. Pero aclaró que la entrada original al sótano está en lo que hoy es el patio trasero de la institución educativa. Lo más probable, comentó, es que al estar bajo tierra y cerca del pozo de agua se haya usado para refrigerar y conservar alimentos. Teniendo en cuenta que en esa zona también funcionó la heladería propiedad de su familia.

 “Ahí en el sótano se guardaban cajones de cerveza, soda, bebidas, sillas, todo lo que hace a un club y estimo que por eso los más chicos no podíamos entrar”, finalizó. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias