martes 09 de agosto de 2022
Llovizna ligera 14.7ºc | Posadas

Valentina, rumbo al Mundial de Hungría

La palista Valentina Bogado pasó de la angustia a la felicidad. El viernes, desde la Federación Argentina de Canoas le comunicaron que para ir al Mundial de Hungría, al que clasificó con mucho esfuerzo, debía conseguir 700 mil pesos y tenía hasta hoy para hacerlo. Finalmente, el gobierno provincial la ayudará y su sueño sigue en marcha

miércoles 27 de julio de 2022 | 6:08hs.
Valentina, rumbo al Mundial de Hungría
La palista misionera Valentina Bogado, de 17 años, ya tiene confirmados los apoyos económicos que necesita para participar en agosto en el Mundial Juvenil de canotaje, en Hungría, y ahora ultima su preparación, desbordante de ilusión.
La palista misionera Valentina Bogado, de 17 años, ya tiene confirmados los apoyos económicos que necesita para participar en agosto en el Mundial Juvenil de canotaje, en Hungría, y ahora ultima su preparación, desbordante de ilusión.

Fueron cinco días bravos para la familia Bogado, pero ayer llegó el alivio y la felicidad. Valentina, la mejor palista juvenil que tiene actualmente la provincia, se ganó con sudor su boleto al Mundial Sub 23 de Velocidad de canotaje en la ciudad de Szeged, Hungría, a realizarse del 31 agosto al 4 de septiembre, pero a semanas de la gran cita llegó el balde de agua fría, que (‘alerta spoiler’) se solucionó.

Es que el viernes, la Federación Argentina de Canoas comunicó a los padres de los palistas del equipo que va al Mundial que el giro del dinero por parte de Nación no llegó y deben abonar 700 mil pesos para poder decir presente. Pero eso no es todo, les dieron sólo cinco días para hacerlo -con promesa de reintegro-, ya que deben comprar lo antes posible los vuelos, pagar el alojamiento y la comida, entre otros gastos.

Valentina, junto a palistas del seleccionado argentino de juveniles.

Claramente, en este contexto de crisis y con el tiempo en la nuca, la desesperación se hizo carne en la familia de Valentina, que salió en busca del dinero golpeando puertas y haciendo llamados para que la palista pudiera competir tras tantos años de esfuerzo en un deporte ultracompetitivo como el canotaje.

“Estábamos con ideas locas de qué poder hacer, qué vender, con quién hablar y mi papá (Marcelo) hizo bien en tocar las puertas que tocó”, se sinceró Valentina, que desde la semana pasada se encuentra en la concentración nacional en la pista del Tigre, en Buenos Aires, en la puesta a punto para el desafío mundialista.

Llanto, del bueno…

Como lo viene haciendo desde marzo, Valentina lleva adelante, durante cada mes, 15 días de entrenamiento en Buenos Aires y las otras dos semanas en el Club Río Paraná, y con esos gastos de por medio, afrontar también el de los 700 mil pesos era una locura “es que directamente no teníamos”, relató desde Tigre.

“Estaba nerviosa desde el viernes que nos dieron el panorama y a la expectativa de qué iba a pasar, porque primero -desde la federación- nos dieron tiempo del hasta el lunes para reunir el dinero y después del lunes se extendió hasta el miércoles (por hoy) y ya estaba frustrada”.

Pero ayer el teléfono sonó y Marcelo, su papá, le dijo la frase esperada ‘vas a poder ir al Mundial’.

En el último Sudamericano logró tres podios, con un oro incluido.

“Me largué a llorar de la alegría. Esto me motiva mucho a seguir y fue sacarme un peso de encima por todo el esfuerzo del año y de las concentraciones, poniendo mucha plata para que después quede en la nada, pero gracias a Dios el Ministerio de Deportes y el gobernador (Oscar Herrera Ahuad) nos ayudaron y puedo ir”, detalló Valentina.

El gobierno provincial fue clave para este final feliz y dio una muestra de acompañamiento a una deportista brillante que tiene Misiones.

Desde la federación les dijeron a los padres que la Secretaría de Deportes de la Nación les reintegrará el monto, “ya que es un  expediente que no salió antes por el tema de la crisis, el dólar y esas cuestiones económicas, pero nos van a devolver”, explicó la palista.

Ahora la expectativa se monta en su compañera de bote, la chubutense Candela Velázquez, que hasta anoche aún buscaba recaudar el monto establecido y así poder subirse las al k2, en la prueba de los 500 metros, ante las mejores del mundo.

“Hace tres semanas, en la última concentración nacional, hicimos el mejor tiempo en los 500 metros y nos dijeron que estábamos clasificadas. Ahora resta ver si ella consigue el dinero, hasta hoy (por ayer) estaba en eso”, comentó la posadeña.

Premio a su garra

El esfuerzo es grande. A sus 17 y cursando su último año del colegio secundario, Valentina sacrificó - aunque lo aclara: “Con gusto”- salidas con amigos y el viaje a Bariloche para mantenerse en la selección y poder representar al país como lo viene haciendo fuerte en los últimos años como en el Sudamericano de diciembre, en Uruguay, donde se coronó campeona y también trajo plata y bronce.

“Fueron  muchas cosas las que dejé de lado, que claramente las dejé por algo que me gusta, y ahora todo el esfuerzo y sacrificio valió la pena”, compartió contenta.

Y para finalizar, la actual mejor palista juvenil de la Tierra Colorada mutó la angustia por el enfoque deportivo, como debería ser, y sentenció que está “con más presión que nunca y voy tratar de tener en la cabeza el objetivo de siempre que es dar lo mejor y dejar bien en alto a la provincia y al país”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias