viernes 19 de agosto de 2022
Cielo claro 6ºc | Posadas

En el primer semestre se hicieron 26 bloqueos por casos febriles sospechosos de dengue

Cada semana se sacan unas 350 cubiertas en desuso de las gomerías de Posadas

Los neumáticos son sitios propicios para que las hembras del Aedes dejen huevos. Señalan que estos días de calor favorecen el proceso de evolución de las larvas

miércoles 27 de julio de 2022 | 6:04hs.
Cada semana se sacan unas 350 cubiertas en desuso de las gomerías de Posadas
En los primeros seis meses del año los agentes municipales juntaron más de 7 mil neumáticos en la ciudad.
En los primeros seis meses del año los agentes municipales juntaron más de 7 mil neumáticos en la ciudad.

El mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue y otras enfermedades, se adaptó a los distintos escenarios que se le fueron presentando a lo largo de los años y hoy crece y se desarrolla rápidamente en cualquier espacio que se le presente propicio. Los criaderos del vector son domiciliarios, es decir, que se encuentran dentro de los hogares, en los patios. Sin embargo, uno de los grandes reservorios de los huevos del mosquito son los neumáticos en desuso y por ello, desde hace un tiempo en Posadas se puso la vista en las gomerías, con el objetivo de retirar aquellas cubiertas que ya no sirven.

Así, según señalaron desde la Dirección de Vigilancia y Control de Vectores de la Municipalidad capitalina, semanalmente se retiran de estos establecimientos unas 350 gomas, aunque ese número varía según diferentes factores.

No obstante, desde enero hasta el mes pasado se juntaron 7.256 de estas piezas, que se llevaron a cabo en 26 operativos en 106 gomerías de la ciudad.

“Las gomerías son consideradas puntos calientes (hot-spots) en los manuales de intervención de dengue, necesitando realizar control focalizado periódicamente, por ser un lugar de acumulación de cubiertas en desuso, que es un criadero efectivo para la cría del Aedes”, versa en el artículo semestral de la Dirección de Epidemiología y Vigilancia de la Salud al que accedió El Territorio.

Es así que en diálogo con este medio, Fabricio Tejerina, al frente  de la Dirección de Vigilancia y Control de Vectores, señaló que los números varían cada semana dependiendo de la zona donde se realizan los recorridos, así como de las condiciones del clima, la capacidad de los camiones, la colaboración de lo propietarios de las gomerías y de si los locales se encuentran abiertos cuando pasan.

“Lo que venimos proponiendo como solución desde el Grupo de Estudios de Mosquito de Argentina y desde la cuestión medioambiental es que tiene que haber una planta de reciclado de neumáticos, donde se reciclen al 100% la goma y el acero”, recomendó Tejerina sobre estos desechos, que traen también otros problemas.

Los sitios propicios y preferidos para que la hembra del Aedes coloque sus huevos son, además, baldes (29%), floreros, macetas y portamacetas, pero también tanques bajos, bebederos de mascotas, piletas, entre otra gran cantidad de reservorios de agua estancada.

Teniendo en cuenta esta gran variedad de objetos que favorecen la proliferación de mosquitos y aumentan la posibilidad de que aparezcan contagios de la enfermedad conocida como ‘rompehuesos’, por lo dolorosa que puede llegar a ser para quien la padece, también es necesario entender que estas semanas de calor en pleno invierno ayudan a los procesos de evolución del mosquito.

“En los insectos el ciclo está regulado especialmente por la temperatura y el alimento, pero esto segundo no es problema porque lo tienen todo el año. El calor lo que hace es activar, apurar el proceso de metamorfosis. El estadío larval que en invierno puede durar entre 20 y 30 días, con esta temperatura no llegan a diez días”, explicó el biólogo.

En esa misma línea, advirtió: “Por esto aumenta la población de mosquitos y siguen poniendo huevos. Probablemente la semana que viene habrá una temporada de frío de nuevo y cae la actividad, pero siempre se encuentran las condiciones biológicas”.

Bloqueos epidemiológicos

Según el mismo informe que elaboró la Dirección de Epidemiología, en la ciudad de Posadas durante el primer semestre del año se realizaron 26 bloqueos epidemiológicos por casos febriles con sospecha de dengue, sin embargo, no detalla en qué barrios ni si los exámenes de laboratorio fueron confirmados o no. Sí precisa que 1.352 casas fueron fumigadas.

El informe explica que el bloqueo epidemiológico “consiste básicamente en la aplicación de una batería de acciones que tienen como finalidad eliminar todos los estadios del mosquito Aedes aegypti. El protocolo impulsado por la OPS/OMS consta de varias etapas de intervención. En la primera se realiza la entrevista al paciente y detección de febriles. En una segunda etapa se realiza la eliminación o tratamiento de los criaderos efectivos y potenciales. Por último, se realiza un control químico peridomiciliar y espacial de la mencionada área de riesgo”.


Temporada sin casos confirmados

Como publicó El Territorio el mes pasado, la temporada de dengue 2021-2022 tuvo en Misiones 503 casos notificados con sospecha, pero ninguno fue confirmado por laboratorio. Los números se desprenden del último Boletín Integrado de Vigilancia Epidemiológica que difunde el Ministerio de Salud de la Nación sobre la enfermedad que transmite el mosquito Aedes aegypti y que tiene cuatro cepas, pudiendo ser muy grave o incluso mortal si la persona se reinfecta o tiene otras patologías.

Autóctonos o importados, desde 2005 el registro de casos de dengue es continuo cada verano en la provincia, con dos grandes brotes en 2016 y 2020.

En detalle, el documento epidemiológico de Nación que reúne datos de todas las provincias desde el 1 de agosto de 2021 hasta el 24 de abril de este año, da cuenta que 23 provincias reportaron notificaciones o casos sospechosos, alcanzando un total de 4.172, pero sólo se confirmaron poco más de   300 contagios.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias