martes 09 de agosto de 2022
Cielo claro 14ºc | Posadas

Sigue internado en Posadas

Operaron nuevamente al cabo del Ejército Michael Verón

Ayer estaba previsto que le coloquen dos prótesis en la columna. En el Regimiento se hizo la reconstrucción del violento bautismo

domingo 17 de julio de 2022 | 6:03hs.
Operaron nuevamente al cabo del Ejército Michael Verón
Los hechos se produjeron el viernes 8 de julio en Apóstoles.
Los hechos se produjeron el viernes 8 de julio en Apóstoles.

El suboficial del Ejército Michel Nathanael Verón (26) seguía grave ayer tras más de una semana de ser internado luego de el supuesto bautismo por el ascenso en el que terminó con la columna comprometida. En la víspera estaba prevista una nueva operación en el sanatorio posadeño ubicado sobre la avenida Mitre.

El proceso incluía la colocación de dos prótesis para estabilizar la columna vertebral para que se pueda avanzar en su movilidad, algo que aún no está garantizado.

“Él me decía ‘moveme las piernas’ y yo le decía ‘te estoy moviendo’, pero él no sentía nada’’, relató su esposa el lunes pasado en diálogo con El Territorio mientras esperaba por su evolución frente al nosocomio.

Por otra parte, también en la víspera se realizó la reconstrucción de lo ocurrido en el Regimiento de Infantería Monte 30 de Apóstoles en el marco de la investigación interna por parte de la fuerza militar. Se trata de una medida clave para avanzar sobre las responsabilidades de los superiores que participaron del tan conocido como polémico ritual.

Por el caso además interviene el Juzgado Federal de Posadas, a cargo de la jueza Verónica Skanata.

Michael Verón tiene 26 años.

Las autoridades judiciales esperarán los informes para luego determinar los pasos a seguir. Como se viene informando, quince militares con distinta jerarquía siguen apartados de sus funciones. Entre ellos se encuentran los integrantes de la cúpula: el teniente coronel Patricio Trejo, el segundo jefe mayor Sebastián Notaro y el encargado de la Unidad, suboficial mayor Ireneo Suárez.

Verón terminó gravemente herido el último viernes 8 de julio, luego de participar de un almuerzo de ascenso. Según reconstruyó su familia, estuvo encargado del asado de agasajo y luego, junto con otros cuatro recién ascendidos, fue obligado a arrojarse a una pileta con agua podrida.

Lo que se sospecha es que en medio de esta práctica recibió una patada o puntapié en la espalda.

El joven fue trasladado en primera instancia al Hospital de Apóstoles, donde se determinó su rápida derivación al Hospital Madariaga de Posadas. De ahí lo llevaron al centro asistencial privado. El lunes debió recibir asistencia mecánica respiratoria porque no podía respirar por sus propios medios.

“Yo y él teníamos miedo de lo que podía pasar esto. Tenía pensado llamarlo para inventar algo y traerlo por lo que podía pasar. Me veía venir esto, yo tenía mucho miedo. Yo sé cómo son las cosas ahí”, dijo Mónica Rosalino, su madre, en declaraciones a este diario.

“En la famosa bienvenida les hacen de todo. Correr, saltar, ranear, todo lo que el soldado tiene que aguantar. Ese es el dicho de ellos: el soldado todo lo tiene que aguantar”, resaltó.

“Él hizo el asado y no lo pudo ni probar, ahí lo obligaban a tomar de todo, porque le dicen que el soldado aguanta. Lo hicieron tomar hasta el chimichurri y al final lo hicieron tirar a la pileta. Ese es el rito que le hicieron cumplir”, amplió exigiendo justicia.

El caso de Verón ocurrió en medio de la conmoción por el fallecimiento de Matías Ezequiel Chirino en la localidad correntina de Paso de Los Libres, en medio de un ritual muy similar ocurrido el 18 de junio.

El joven, oriundo de la ciudad cordobesa de Río Cuarto, falleció tras haber participado junto a sus compañeros y jefes del Grupo de Artillería 3 del Ejército Argentino de una celebración de iniciación en la unidad militar. El fiscal del caso, Mauro Casco, informó autopsia determinó que el deceso se produjo por broncoaspiración.

Dos colegas recién asignados al destino y víctimas del mismo ritual declararon ante la Justicia una práctica muy similar a la que sufrió Verón. Expresaron que fueron obligados a comprar y luego beber gran cantidad de alcohol, que los obligaron a hacer el asado a los superiores -ellos comieron fideos hervidos con la mano- y luego le ordenaron que se tirara a la pileta.  

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias