domingo 07 de agosto de 2022
Muy nuboso 15.7ºc | Posadas

Es una afección recurrente en la provincia, donde se detectan hasta cinco casos por mes

Un paciente con lupus puede tardar tres años en llegar al diagnóstico

Una enfermedad autoinmunitaria que comparte síntomas con otras patologías y por ello es difícil de diagnosticar. Trae complicaciones cerebrales, en los riñones y más

domingo 17 de julio de 2022 | 6:04hs.
Un paciente con lupus puede tardar tres años en llegar al diagnóstico
Los tratamientos que se dan en el hospital son gratuitos, pero aún así los pacientes los abandonan. Foto: Natalia Guerrero
Los tratamientos que se dan en el hospital son gratuitos, pero aún así los pacientes los abandonan. Foto: Natalia Guerrero

El lupus es una enfermedad autoinmunitaria que afecta a los tejidos y a los órganos de los pacientes, pero como comparte sus síntomas y signos con otras patologías, puede ser difícil de diagnosticar. Por ello, pueden pasar hasta tres años desde que se presentan los indicios de la enfermedad hasta que llega al profesional para un diagnóstico certero.

Así lo sostienen desde el Área de Reumatología del Hospital Ramón Madariaga, de Posadas, donde se detectan por mes unos cinco nuevos casos de lupus.

Si bien no dieron a conocer números específicos, detallaron que en la tierra colorada es alto la cifra de pacientes que la padecen.

Se trata de una patología que no es contagiosa y tampoco tiene cura, pero un tratamiento de por vida controlado puede hacer que la persona lleve una vida lo más normal posible. Esto no es menos importante, puesto que no tratarla puede traer severos problemas a nivel sistema nervioso central, en las articulaciones, riñones y hasta puede llevar a la muerte.

“El lupus no tiene una causa determinada, es multifactorial, es decir que hay una serie de factores que entran en juego y hacen que aparezca la enfermedad. Por ejemplo, el nivel socioeconómico bajo es uno de los factores predominantes, también influyen el calor, el sol fuerte. Asimismo, factores genéticos, la depresión pueden ocasionar esta enfermedad”, indicó, en diálogo con El Territorio, Zaida Bedrán, reumatóloga del área antes mencionada del nosocomio que funciona en el Parque de la Salud.

El lupus es mucho más frecuente en mujeres que en varones, pero en ellos se presenta de una manera más severa y la enfermedad suele ser más resistente a ser combatida.

“A la gente del interior por ahí le cuesta más llegar al especialista, muchas veces son de muy bajos recursos, por lo que no les dan mucha importancia a los síntomas que van apareciendo y llegan en un estado muy avanzado al hospital”, compartió.

Respecto al tratamiento, Bedrán sostuvo que depende de la gravedad del cuadro: corticoides, antipalúdicos, entre otros, que se van ajustando según requiera el paciente y las complicaciones que le vayan apareciendo con el transcurso del tiempo. El tratamiento es totalmente gratuito en el hospital.

“El mayor problema que noté en este tiempo es la deserción, el paciente se cansa, no hace el tratamiento y termina volviendo al hospital incendiado con las complicaciones más graves. Lo importante es que el paciente cumpla con el tratamiento y haga los controles, entonces se pueden tener pautas de alarma para que no llegue con problemas que hasta a nosotros nos cuesta frenar”, lamentó la profesional.

En ese sentido, reconoció que tuvieron pacientes que perdieron la vida por no tener la atención oportuna.

Signos y complicaciones

El signo más distintivo del lupus es una erupción cutánea en el rostro que se asemeja a las alas abiertas de una mariposa en ambas mejillas, aunque no se da en todos los casos.

Pero como signos iniciales, explicó Bedrán, se pueden encontrar la caída del pelo que puede causar alopecia o incluso hay algunas pacientes que quedan calvas. Se le suman la pérdida de apetito y de peso, malestar general y decaimiento.

“También puede causar complicar la parte articular y ocasionar artritis, dificultad para peinarse, para levantarse y hacer cosas comunes. Puede afectar el riñón, tenemos una alta prevalencia de nefritis lúpica en la provincia, es una complicación grave porque la mayoría de los pacientes si no se tratan terminan en diálisis; si son jóvenes se plantea el trasplante”, remarcó.

En tanto, sostuvo que también puede haber compromiso cerebral, convulsiones y estados de psicosis. Aclaró que los síntomas no se dan todos juntos y varían según la persona.

Las del sistema nervioso central y el riñón son las presentaciones más graves. Por eso la importancia del tratamiento y del control para no llegar a estas instancias.

Aumento de fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad nueva que también es difícil de diagnosticar porque, al igual que el lupus, comparte síntomas con otras patologías.

“Consiste en dolores difusos y generalizados, puede estar asociado a una enfermedad autoinmune, pero no siempre. Puede ser que aparezca sola, más bien relacionada a una situación de estrés: una gran depresión, la muerte de un familiar, abuso, situaciones que el paciente viene arrastrando por años y como no se canaliza afecta el cuerpo”, explicó Bedrán, que también atiende estos casos.

Además detalló que se incrementaron los pacientes con esta patología en la post pandemia y ejemplificó que de doce pacientes, la mitad tienen fibromialgia.

“Tiene un tratamiento que consiste en cuatro pautas básicas: el buen descanso nocturno, actividad física, la medicación y la psicoterapia. Tiene que hacer terapia porque ayuda mucho al manejo, que el paciente se amigue con la enfermedad y se conozca, eso es muy importante”, recomendó.

Y agregó para finalizar: “El paciente tiene que poner de su parte para que el médico pueda trabajar porque a veces no quieren hacer el tratamiento, no van a la psicoterapia ni quieren hacer actividad física. En ninguna enfermedad existe la píldora mágica”.


Síntomas que pueden presentarse

Fatiga.
Fiebre.
Dolor articular, rigidez e hinchazón.
Una erupción en forma de mariposa en el rostro que puede abarcar las mejillas y el puente de la nariz o erupción en el resto del cuerpo.
Lesiones que aparecen en la piel o que empeoran con la exposición al sol.
Dedos de los pies y de las manos que se vuelven blancos o azules cuando se exponen al frío o durante situaciones de estrés.
Falta de aire.
Dolor en el pecho.
Ojos secos.
Dolor de cabeza, desorientación y pérdida de memoria.

 

Factores de riesgo

Sexo. El lupus es más común en las mujeres. En menor medida se presenta en varones, en los que suele ser más agresiva y        resistente a los tratamientos.

Edad. Aunque el lupus afecta a personas de todas las edades, con mayor frecuencia, se diagnostica en personas que tienen entre 15 y 45 años.

Raza. El lupus es más recurrente entre descendientes de africanos, de asiáticos y de poblaciones nativas                    americanas.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias