martes 16 de agosto de 2022
Muy nuboso 16ºc | Posadas

Desde la Defensoría del Pueblo reconocen la problemática

Mejor transporte y seguridad lideran los pedidos vecinales en Posadas

Desde las comisiones vecinales de la ciudad se quejan del mal funcionamiento de los urbanos y de que los hechos delictivos se suceden en cualquier momento del día

sábado 02 de julio de 2022 | 5:30hs.
Mejor transporte y seguridad lideran los pedidos vecinales en Posadas
En Villa Cabello también se quejan de la falta de iluminación en los espacios públicos. Foto. Natalia Guerrero
En Villa Cabello también se quejan de la falta de iluminación en los espacios públicos. Foto. Natalia Guerrero

La inseguridad ligada a los robos y la disconformidad por el servicio del transporte público de pasajeros son las principales preocupaciones y reclamos que tienen los vecinos de la ciudad de Posadas.

Sobre lo primero dan cuenta a diario los medios de comunicación que informan sobre nuevos hechos delictivos: entraderas a casas de familia, escuelas, robos de celulares en la vía pública. Es así que las situaciones de inseguridad obligaron a que los habitantes de los barrios de la ciudad capital crearan grupos de WhatsApp para alertarse sobre cualquier movimiento raro en las casas o bien, la contratación en conjunto de serenos y la instalación de cámaras de seguridad en algunas viviendas.

“Todos los barrios tienen reclamos respecto a la inseguridad y eso nos hizo tener una reunión con la titular del Superior Tribunal de Justicia, Rossana Pía Venchiarutti Sartori, para plantearle la situación de los vecinos y de las denuncias que se hacen, que quizás por tratarse de delitos menores no tienen la misma atención que otros. La inseguridad es uno de los temas más fuertes en los barrios”, coincidió el defensor del Pueblo de Posadas, Alberto Penayo en diálogo con El Territorio.

Añadió que estos hechos generan gran malestar en los vecinos y que al ser robos de bicicletas, sillones, celulares o el cobro de los conocidos “peajes” dentro del mismo barrio, por dar algunos ejemplos, no son tenidos en cuenta de manera urgente y por eso se dejan de hacer las denuncias.

“Trabajamos mucho con la Policía Comunitaria y ellos instan a los vecinos a realizar las denuncias porque van generando una mayor demanda por parte de la Policía y eso hace qye haya una atención más rápida. La demanda de atención de los delitos menores deben ser atendidos con urgencia porque es lo que rompe con la paz y la tranquilidad de los vecinos”, acotó Penayo.

A cualquier hora del día

Jorge Ferreyra, es parte de la comisión vecinal de la Chacra 149 de Villa Cabello y en diálogo con este matutino graficó que los actos de vandalismo y delictivos se dan por la noche y a primeras horas de la mañana. Se encuentran con la rotura de vidrieras de algunos comercios, robo de zapatillas y ropa de las viviendas y “el sábado prendieron fuego una camioneta a media cuadra de la Comisaría Séptima”.

“Para mí son adolescentes y por supuesto por el consumo de diferentes drogas a cualquier hora. Esto sucede bastante a menudo, pero los movimientos raros se dan más los fines de semana. Generalmente la gente es de otras chacras y principalmente del asentamiento atrás del Casino, ubicado sobre la Tambor de Tacuarí frente al Parque Sarmiento”, consideró Ferreyra.

En ese marco, añadió que otra de las inquietudes -y que va de la mano con los reiterados delitos- es la falta de iluminación en las calles, plazas y pasillos de los monoblocks.

“Hay lugares que son bocas de lobo, por así decirlo, al igual que falta de la poda de muchos árboles altos y viejos o ramas que tapan las mismas farolas. Está todo relacionado”, sostuvo.

Y agregó: “Nosotros asumimos en febrero de este año y muchas cosas se van solucionando, pero faltaría que los entes respectivos se hicieran más rápidamente eco ante los reclamos de los vecinos en tiempo y forma”.

Por su parte, Bilma Ojeda, presidenta de la comisión vecinal del barrio Congreso, indicó que afortunadamente los hechos vandálicos mermaron un poco, no obstante, se mantienen en alerta mediante el grupo de WhatsApp que armaron entre vecinos donde se avisan si dan cuenta de que algo raro está pasando en el barrio.

“Entraban a robar televisores y demás artefactos a plena luz del día cuando los vecinos salían a trabajar, también andaban algunos motochorros. El año pasado una banda asaltó a unos vecinos que tienen un kiosco y les pegaron para que les den plata; una vecina actuó con rapidez, sacó foto de la patente y llamó al 911 de esa manera lograron agarrarlos. Lo peor era que no eran de Misiones, se estaban yendo a su provincia”, ejemplificó Bilma.

Mientras que Juan Forés, presidente de grupo de vecinos del barrio Acaraguá, aclaró que trabajan en conjunto con el foro de seguridad de la Comisaría Décimoquinta, cuyo comisario atiende con rapidez cualquier altercado.

“La inseguridad se ha ido incrementando debido a la situación económica y aunque los vecinos se organizan, buscan los mecanismos para protegerse y cuidarse, desde la contratación de serenos, de ponerse cámaras de seguridad, sigue pasando”, lamentó.

En ese marco, comentó que un grupo de vecinas que tiene instaladas en sus casas cámaras de seguridad, se turnan para vigilar a los niños cuando salen a jugar fuera de sus viviendas.

Malestar por el colectivo

Carlo Brunaga, del barrio San Lucas insistió en un viejo reclamo: que los colectivos utilicen las colectoras para el ascenso y descenso de pasajeros sobre la ex ruta 213 y que se mejore la cinta asfáltica en esa zona de la ciudad.

“Los colectivos siguen yendo por el medio y haciendo lo que quieren. Además hay un grave problema con esta gente porque la Municipalidad no le puede exigir nada a la empresa porque ellos llevan a todos los empleados municipales. Entonces los vecinos de 213 no podemos salir tranquilos porque paran en cualquier lado”, se quejó.

Así, Bilma Ojeda, del barrio Congreso, comentó que están con la constante incertidumbre de si los colectivos reducirán la frecuencia por la falta del gasoil así como su malestar por los paros y la suba del pasaje.

Así comentó: “Nos producen muchos problemas los paros de colectivo, la verdad es una tomada de pelo, los constantes aumentos de pasajes y cuando se les ocurre nos dejan a todos sin servicio. Lamentablemente hacen lo quieren y nadie toma medidas, esa es la realidad. La mayoría de los vecinos no está conforme con las medidas que se toman y lamentablemente el usuario es el perjudicado”.

Mientras que Ferreyra, de Villa Cabello, consideró que si bien circulan varias líneas de transporte de pasajeros, necesitan un mejoramiento en las paradas y refugios de colectivo y su iluminación.

Por último, Forés, del barrio Acaraguá, señaló: “La cuestión de los colectivos mejoró un poco la frecuencia pero estamos en la incertidumbre porque dicen constantemente que va a haber reducción de horario por la falta del gasoil, eso produce en todos una histeria, sobre todo porque muchos chicos tienen que volver al barrio de noche porque son estudiantes”.

Para cerrar, sobre la cuestión del transporte, el Defensor del Pueblo, Penayo remarcó que desde la defensoría pueden acompañar las peticiones de los vecinos ligadas al transporte, pero que las demandas deben hacerse al Municipio.

“La ciudad sigue creciendo y si es necesario habrá que repensar los recorridos y las frecuencias de los colectivos acorde a la demanda de los vecinos del lugar.  Hay que elevarlas al municipio que es el ordenador de la manera en la que se va a realizar el recorrido de las distintas líneas y las frecuencias”, concluyó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias