viernes 12 de agosto de 2022
Cielo claro 22.7ºc | Posadas

Un misionero en el filme argentino ‘La ira de Dios’

La mano de un misionero en el nuevo gran éxito de Netflix

Como director de fotografía del último éxito de Netflix -sigue en el ranking de las más vistas-, Fernando Lockett habló sobre su experiencia en la película y el nuevo cine surgido a partir del desembarco de la industria streaming

viernes 01 de julio de 2022 | 4:30hs.
La mano de un misionero en el nuevo gran éxito de Netflix

Fernando Lockett trabaja con un perfil bajo, pero marca de manera contundente la nueva era del cine en Latinoamérica.

El misionero, que se desempeña como director de fotografía de La Ira de Dios, uno de los últimos estrenos nacionales de Netflix y con enorme repercusión en el país y a nivel internacional, trabaja en el ámbito audiovisual desde hace más de 20 años. Siempre detrás de cámaras y encargándose de que todo salga según lo planeado y congeniado con el director general de la cinta, destacó que por la sofisticación que la imagen implica en el mundo cinematográfico de hoy, el trabajo es muy riguroso y “apasionante”.

“Se han abierto las puertas para la configuración de otro calibre de películas. La llegada de las plataformas streaming cambió el panorama del cine en Argentina y en todo América Latina”, resaltó en diálogo con Acá te lo contamos, por Radioactiva, apuntando a que la competencia entre las diferentes plataformas y la industria cinematográfica que manejan permite la realización de un cine de mayor calidad.

“Antes, el grueso de las películas que se hacían acá dependían solamente de los fondos de los institutos de cine y eventualmente algún fondo internacional. Con esos fondos se llegaba a confeccionar la película en alrededor de cuatro o a lo sumo cinco semanas, y no mucho más tiempo. Eso no quiere decir que no sean producciones buenas, sino que no cuentan con tanto tiempo de producción porque tampoco poseen tantos recursos”, explicó estableciendo un parámetro del enorme presupuesto que conlleva una realización audiovisual.

‘La ira de Dios’ es el último éxito argentino en la plataforma de Netflix.

Sin embargo, con las plataformas que desembarcan en el país con otra capacidad de manejo de los recursos en cuestión audiovisual, “los rodajes se extienden a ocho, nueve o hasta quince semanas. Se realizan superproducciones, lo cual hace también a otro tipo de resultado. El factor tiempo es importante”, añadió el misionero, resaltando que el streaming “ha revolucionado el mercado”.

Respecto al último éxito de Netflix, detalló que la película se hizo en ocho semanas, lo que equivale a un período estándar. Además, el equipo técnico y de producción comenzó a trabajar con tres meses anticipación, para ajustar detalles e idear los lineamientos de la producción.

Un éxito mundial

La ira de Dios se estrenó el pasado 15 de junio y desde su estreno permanece en el ranking de las más vistas. Fue la película de habla no inglesa más visualizada de Netflix en todo el mundo. En sus primeros días de estreno, la película protagonizada por Diego Peretti y Juan Minujín también se ubicó en la lista del top 10 de Netflix en 47 países, como México, Brasil, España, Francia, Alemania, Italia, Egipto, Taiwán, Israel, entre otros.

La ira de Dios cuenta con la dirección de Sebastián Schindel y un elenco actoral de gran calibre. A los protagonistas se suma la participación de Macarena Achaga, Mónica Antonópulos, Guillermo Arengo y Romina Pino.

La historia del escritor argentino Guillermo Martínez se centra en el personaje de Kloster (Peretti), un best seller que sufre una denuncia de acoso sexual envuelta en un reclamo por trabajo en negro. En medio de ello, su esposa (Antonópulos) y su pequeña hija mueren en una oscura circunstancia. Tras el trágico desenlace, su denunciante (Achaga) comienza a sufrir la muerte de su padre y hermanos, uno a uno, en situaciones que rozan el homicidio.

El personaje de Achaga denuncia ante un periodista interpretado por Minujín que es Kloster quien está detrás de esas muertes, pero al periodista de Policiales no le interesa mucho adentrarse en la verdad, sino en poder tomarse venganza de quien en algún momento fuera un faro en la literatura. 

Sobre su rol en la tira, el misionero destacó que fue el responsable del área visual de la película: “Mi trabajo compete precisamente al área de iluminación y cámara. De alguna manera, me encargo de organizar todos los recursos tecnológicos para generar la atmósfera ideal”. Además, agregó que “gran parte del trabajo tiene que ver con elegir con qué cámaras y lentes filmar, con qué luces se va a trabajar, contratar a los técnicos que van a ir configurando la película, es un laburo apasionante. Desde hace muchos años estoy encaminado en el área de fotografía, un ámbito muy fecundo, muy fértil para mí”.

El fotógrafo, que reside en Buenos Aires desde 1999, ha trabajado en más de 40 producciones -incluido su propio cortometraje- en Argentina, Brasil y otros países.

“Es una tarea que me entretiene mucho,  como director de fotografía puedo desempeñarme en dos, tres o hasta en cuatro producciones por año”, señaló quien tiene en vigencia varios proyectos de la mano de Netflix, así como también Amazon Prime, además de varios proyectos a futuro.


Perfil

Fernando Lockett
Fotógrafo, realizador audiovisual

Nació en Misiones, en 1975.
Aunque su obra se destaca por su labor como fotógrafo, el realizador audiovisual es también escritor, director y editor, labores que desempeñó en su cortometraje documental Historia de una fascinación (2002). Trabajó en más de 40 proyectos audiovisuales en Argentina, Brasil y otros países.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias