jueves 18 de agosto de 2022
Cielo claro 14.7ºc | Posadas

Tras el robo de 16 millones de pesos de la firma Pawluk, de Oberá

Peritarán celulares de policías que custodiaban distribuidora

Se trata de establecer algún tipo de vínculo con los autores del hecho. Los pesquisas no descartan ninguna hipótesis, pero cobra cuerpo la intervención de un entregador local

jueves 30 de junio de 2022 | 6:03hs.
Peritarán celulares de policías que custodiaban distribuidora

Dos datos certeros significaron el éxito del golpe perpetrado en perjuicio de la distribuidora de alimentos asaltada el último domingo en Oberá: los delincuentes sabían que la caja fuerte contenía una millonaria suma de dinero y que en cierta franja horaria no había nadie en el lugar.

Tal como publicó en exclusiva El Territorio en su edición de la víspera, la Policía fue alertada minutos después de las 20 por un efectivo de la misma fuerza que se presentó a cumplir el servicio adicional de seguridad privada en el horario nocturno, circunstancia en la que notó que la puerta de la administración se hallaba abierta.

En ese contexto, un vocero del caso informó que el Juzgado de Instrucción Dos ordenó que se periten los celulares de todos los policías que estaban asignados a la custodia de la firma con sede en Picada Escandinava, en las afueras de Oberá.

Las pericias estarían a cargo de personal de la Secretaría de Apoyo para Investigaciones Complejas (Saic).

Según indicaron desde la Unidad Regional II, alrededor de una decena de efectivos pertenecientes a diferentes seccionales y dependencias iban rotando en las tareas de custodia del lugar, por lo que tenían conocimiento de los movimientos internos de la firma.

La precisión y eficacia del golpe quedó evidenciada en que los autores del atraco obtuvieron un monto millonario, huyeron sin dejar huellas y hasta el momento los investigadores no tienen pistas concretas, más allá de ciertas suspicacias.

Entre las hipótesis sobresale la participación de un “entregador” que brindó la información exacta. En ese contexto, además de los policías que estaban a cargo del servicio adicional, también se investiga a empleados y ex empleados de la empresa.

El golpe en sí habría sido obra de profesionales, tal vez foráneos, lo se deduce del modus operandi desplegado, ya que lograron burlar todas las medidas de seguridad.

Ni una huella

Según denunció el propietario, el atraco se habría registrado entre las 14.30 y las 20 del último domingo, puesto en que ese lapso no había nadie en el lugar.

Luego se estableció que los delincuentes forzaron el acceso con una barreta de hierro y accedieron a la oficina. Una vez en el interior, utilizaron una amoladora para violentar la caja fuerte que contenía la suma de 16 millones de pesos.

Los malvivientes sólo se enfocaron en el dinero, ya que no sustrajeron ningún otro elemento del lugar.

Si bien el predio de la distribuidora está alejado del centro de la ciudad de Oberá y se halla en una zona de chacras, en el exterior y en su interior existe un completo sistema de seguridad por cámaras y alarma, lo que no impidió que los ladrones cumplan con su cometido.

Se cree que en primera instancia utilizaron un inhibidor de alarmas para impedir que suenen y luego sustrajeron los registros de las cámaras, por lo que no dejaron rastros.

Los malhechores no se llevaron ninguna computadora ni tocaron un celular que se encontraba sobre uno de los escritorios, lo que tal vez hubiera permitido rastrearlos. 

Para los investigadores, los autores del hecho tomaron todos los recaudos para no ser identificados y se da por hecho que utilizaron guantes, puesto que luego de realizar el relevamiento fotográfico y un minucioso análisis en todo el lugar, el personal de la División Criminalística no logró identificar ni levantó ningún rastro papilar apto para cotejo.

Es decir que no encontraron ninguna huella dactilar que puede ser identificada.

Asimismo, más allá de la logística puesta en evidencia, también sabían a partir de qué horario ingresaba el policía responsable de la custodia del predio.

Dos versiones sobre las cámaras

Según la denuncia, los 16 millones de pesos estaban discriminados en billetes de mil y eran producto de las cobranzas de fin de mes, dato que no habría pasado desapercibido por los delincuentes.

En cuanto a la presunta participación de alguien allegado a la empresa, no se puede soslayar que en el predio hay perros y no reaccionaron ante el accionar los delincuentes, lo que se desprende del hecho que los animales están ilesos. Tampoco se hallaron rastros de ataque o defensa.

Un vocero de la empresa comentó detalles del hecho y se mostró sorprendido por el grado de profesionalismo de los delincuentes, sobre todo por la tecnología desplegada para anular las alarmas.

“Se nota que tenían el dato preciso de que había plata y conocían los movimientos internos. Estaban muy preparados y deben ser profesionales. Hasta tenían unos discos especiales para la amoladora que usaron para abrir la caja fuerte”, indicó.

“Hace tres años entraron igual que ahora (por el último domingo) y en otra oportunidad nos asaltaron a mano a armada y se llevaron la recaudación. También al padre del dueño lo asaltaron en su casa, que linda con la empresa. El señor luchó y el ladrón lo lesionó con un cuchillo”, lamentaron.

Por otra parte, si bien desde la empresa indicaron que las cámaras fueron desactivadas, desde la UR II contradijeron esa versión y aseguraron que estaban desactivadas desde hacía varios días. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias