martes 16 de agosto de 2022
Cielo claro 20ºc | Posadas

Integración en las chacras, una de las variantes

Alientan a conformar red de viveros para plantar árboles nativos

Es llevada adelante por empresas, entidades educativas y particulares interesados en la recuperación de la selva. Alientan a que cada productor recupere semillas

martes 28 de junio de 2022 | 8:23hs.
Alientan a conformar red de viveros para plantar árboles nativos
Ricardo Barrios Arrechea, Agostina Le Vraux, Beatriz Eibl y Angelina Fediuk participantes de la Red Verde. / Foto: Sebastián Velozo
Ricardo Barrios Arrechea, Agostina Le Vraux, Beatriz Eibl y Angelina Fediuk participantes de la Red Verde. / Foto: Sebastián Velozo

En el marco del Día Internacional del Árbol, que se celebra hoy, se presentó ayer oficialmente la propuesta de generar la Red Verde, que incentivará la creación de pequeños viveros de árboles nativos en las chacras de productores de toda la provincia.

La propuesta, que ya cuenta con varias entidades y empresas que impulsan su realización, apunta a fomentar que haya patrocinantes que faciliten la entrega de  kits de plantines para que los productores puedan incorporarlos a sus chacras. O también donarlos a escuelas u otras instituciones para su propagación. El proyecto también incentiva el valor de las especies nativas más allá de su utilidad maderable, recordando su aporte como alimento y utilidad a otras producciones.

Uno de los impulsores de la idea de la Red Verde, Ricardo Barrios Arrechea, explicó ayer que esperan que muchas personas se puedan sumar al proyecto.

“Esperamos que haya miles de pequeños viveros. Esto recién lo estamos empezando y todavía estamos definiendo algunas cosas. La idea nació porque venía donando especies nativas a unas escuelas a partir de un pequeño vivero que tengo en mi chacra y se me ocurrió que la experiencia podría expandirse a otras regiones de la provincia para ayudar a difundir las especies nativas”, comentó el ex gobernador.

Detalló sobre el proyecto: “La idea es buscar empresas que hagan de sponsor. Un kit vivero significa un costo de 6.000 pesos, por las macetitas y en el sustrato que es el abono para que arranque la planta. Serían unos 500 plantines en cada kit y los  viveristas serían voluntarios. Un sponsor puede hacerse cargo de un kit vivero o de diez. Pensamos que, por ejemplo, los patrocinadores pueden ser secaderos, aserraderos, comerciantes, profesionales, molinos. Por ejemplo, se podrían tener 100 sponsors con diez viveros cada uno, serían 1.000 viveros, esos mil viveros producirían 500.000 plantines por año. Es una reforestación importante”, evaluó.

Detalló, en tanto, que “los productores podrían elegir dónde poner sus plantines, si los asocian a su yerba mate, al té, si repueblan las galerías de los arroyos, las fuentes de agua o donan los sobrantes a escuelas. Hasta el momento estamos con varios apoyos,  así que creemos que habrá muchos participantes, es un propuesta abierta a todos”, comentó.

Barrios Arrechea apuntó que “en los últimos 35 años se perdió el 30% de la superficie forestal, unas 300.000 hectáreas. Y durante muchos años Misiones, que es el 1% de la Argentina, aportó el 50% de la madera que se utilizaba en todo el país. Hay unas 400.000 hectáreas plantadas de bosques comerciales en Misiones, son 500 millones de árboles que se plantaron,¿por qué no vamos a hacer un poquito de nativas?”, se preguntó.

En tanto, Angelina Fediuk, ingeniera agrónoma y docente, también acompañó la difusión del programa y destacó la oportunidad de utilizar la mayor entrega de plantines para conocer algunas especies nativas no tan conocidas o con otros potenciales usos en las chacras.

“Cada vez se ve una mayor necesidad de contar con especies nativas que ya no son tan frecuentes de ver. Hay algunas, como las pitangas, cerezas de monte, que además de su valor maderable dan frutos y son muy importantes para la biodiversidad, para la fauna. Hay un montón de especies que ni conocemos que se están perdiendo por la tala indiscriminada”, comentó.

La docente del Instituto Agrotécnico Pascual Gentilini recordó que en el establecimiento los alumnos pudieron hacer experiencias con la plantación de árboles nativos y han tenido resultados sorprendentes.

“Los chicos de los últimos años plantaron especies nativas en las plantaciones de yerba mate, hoy esos árboles después de cinco años, tienen más de 3 metros. Es impresionante el impacto que tuvieron porque cambiaron el ambiente del lugar, ahora se ven más pájaros, se mitigó mucho el impacto de la sequía y la yerba tiene hojas enormes, prácticamente ni se sintió el efecto de la falta de agua”, relató.

Por su parte, Agostina Le Vraux, licenciada en Genética, también resaltó la difusión de variedades nativas que apoyará el proyecto. “Vamos a acompañar  la difusión de la propuesta para poder incorporar nuevos voluntarios, para hacer la producción de especies nativas. Sobre todo pensamos en los árboles de nuestra selva. Al tener productores participando en toda la provincia, se podrá llegar a distintos lugares con la recolección de semillas, entonces ahí está la importancia de la variabilidad que se puede encontrar en cada lugar. Así, un productor en Oberá va a poder recolectar las semillas cercanas de algunas reservas a un lugar de producción y luego eso va a ser llevado a una reforestación”, comentó.

Por su parte, Beatriz Eibl, ingeniera forestal e integrante de la Red Nacional de Viveros de Nativas (Revina), resaltó la importancia de difundir las especies nativas. Y de aprovechar todo el valor agregado y biodiversidad que aportan a cada región.

“Tenemos unas 360 especies de árboles y ya llegamos a trabajar con 84 especies diferentes en un programa de reforestación y conservación en chacras de productores tabacaleros. El potencial es enorme si se generan pequeños viveros distribuidos en diferentes regiones de la provincia. Así, cada productor y operador de semilla, podrá acceder a un material genético en su ciudad y eso promoverá que toda la diversidad de especies nativas de la provincia estén resguardadas”, analizó.

Observó, en tanto, que  “hay dos componentes importantes que se promueven, por un lado ver que los productores conservan remanentes de bosques nativos y que esas áreas sean registradas como áreas productoras de semillas. Luego a partir de la cosecha propia tendrán su propio vivero. Y esas plantas las tendrán para uso propio, para venta o para intercambio con otras zonas. Si eso ocurre en toda la provincia, se garantiza el resguardo del material genético y se propicia la multiplicidad en los viveros. Así, al usarlas masivamente, ninguna de nuestras especies se va a extinguir”, consideró.

“Por otro lado -agregó- también se podrá poner bosques donde había y ahora no hay más. Bosques de usos múltiples porque hay  un montón de usos no maderables que se van a generar, para conservación y restauración”.

Explicó que se fomentará también que los productores agrícolas hagan uso de minibosques implantados. “En esos lugares de la chacra donde la agricultura ya no rinde, se pueden pensar minibosques. Pueden tener desde un cuarto de hectárea, media hectárea, o fajas ecológicas. Y ahí se va viendo, en el camino, cómo va siendo una actividad productiva a partir de nuevos bosques generados. Se va a tener una trazabilidad, lo que le va a permitir a ese productor usar un árbol que fue plantado. Podrá cortar ese árbol y llevar a un aserradero. O dejarlos plantados para la fijación de carbono”.

Varios usos productivos

La ingeniera remarcó, en tanto, que “la idea es que los bosques sean productivos y se haga difusión de las especies. Por ejemplo, en la región del Sur hay urunday, que en la región Norte no hay, en el éste hay palo rosa y palmito, se pueden intercambiar semillas y plantines para generar bosques alternativos”.

También recordó que “a veces se puede acceder a la Ley 25.080 (ley de incentivo a bosques implantados), que puede demorar,  pero permite acceder a algunos fondos que sirven para incentivar la plantación. Uno puede plantar con un fin maderable, pero hay especies como el loro blanco, que cuando florece le viene muy bien a los apicultores o  interesa cuando tiene fruta para el alimento de los pájaros. Entonces, el fin es maderable, pero la flor es para la abeja o la fruta es para el dulce, son productos o ventajas que se pueden aprovechar en el corto y mediano plazo”.

Recuerdan la utilidad de los árboles para la producción

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias