lunes 15 de agosto de 2022
Nubes 25ºc | Posadas

Frentes y ciudadanos con agendas diferentes

Los tres frentes políticos nacionales que pretenden dar pelea en el 2023 se enredan en constantes internas. Pero cada tanto se levanta alguna voz que busca retornar a la senda de lo que necesita la gente. Cristina Fernández esta semana volvió a sorprender con críticas, propuestas y una reunión impensada. En Misiones, cuidar el bolsillo del misionero es lo que ocupa al gobierno provincial

domingo 26 de junio de 2022 | 6:05hs.
Frentes y ciudadanos con agendas diferentes

Los frentes políticos nacionales con chances de dar pelea en la elección del 2023 son al día de hoy tres. Dos con grandes chances, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Uno que intenta colarse en la pelea, con tropiezos que le provocan fuertes caídas, Libertad Avanza. Además, en el arco político se observa una gran fragmentación.

Los frentes, por estos días, están en un tire y afloje interno. Todos tienen rencillas internas que día a día van creciendo en tamaño e intensidad. Todos pensando y marcando en su almanaque las fechas para las elecciones del 2023.

Mientras tanto, en el medio está la gente. El ciudadano común que está lejos de empezar a pensar en la elección del año que viene, porque tiene problemas más importantes, como llegar a fin de mes o poder conseguir combustible para seguir trabajando.

El argentino promedio ve sus ingresos licuarse semana a semana por una inflación que, si bien puede estar controlada, sigue en índices muy altos. El campo de la pampa húmeda o la chacra misionera, motores de las economías nacional y regional, viven un momento complicado porque en un tiempo de plena actividad no pueden trabajar de forma normal por la falta de combustible.

La agenda de la gente tiene estos problemas como centrales. Por eso decimos que los tres frentes parecen estar algo desconectados de las necesidades de la gente, más allá de que desde alguno de ellos siempre aparece alguna voz que recomienda volver a la senda de las preocupaciones de los argentinos.

Esta semana la que volvió a copar la agenda del problema de los argentinos fue Cristina Fernández, que otra vez levantó la voz desde un acto público para marcar cuáles son los problemas importantes de la gente. Haciendo esto, volvió a desatar una interna en el gobierno nacional, que terminó llevando la agenda, otra vez, a las internas políticas.

Internas Ardientes
Hace apenas tres semanas atrás, el 3 de junio, y después de mucho tiempo, Cristina Fernández y Alberto Fernández volvieron a compartir un escenario frente a su público. Lo hicieron en medio de una tensa calma y rodeados de muchas expectativas. No derrocharon elogios, pero tampoco se tiraron dardos. Algún comentario de ella sobre el uso de la birome, algún comentario de él sobre su vena hippie, que a Cristina le molesta. Pero nada más, todo el resto fue en buena sintonía.

La paz parecía volver al Frente de Todos y la ratificación de esto pareció ser la decisión del presidente de eliminar de su gestión a Matías Kulfas, un albertista de larga data, cuando tras el acto osó criticar a Cristina.

Mientras esto pasaba en el Frente de Todos, el Juntos por el Cambio la interna escalaba, y aún escala, sobre todo dentro del PRO, donde halcones (el tándem Macri/Bullrich) y palomas (el larretismo) no paran de tirarse dardos e indirectas. Mientras tanto, en el radicalismo, a los codazos, intentan acomodarse, con sus internas aparentemente saldadas, pero sin encontrar la manera llamar más la atención pública que el PRO.

Esta semana, Larreta sorprendió a los halcones desembarcando en el conurbano bonaerense con un acto propio apuntalando la intención de Diego Santilli de ser candidato a gobernador. Esto generó sorpresa y enojo, incluso en el entorno de María Eugenia Vidal, quien parecía ser aliada de Larreta, porque desde allí se apuntala a Cristian Ritondo para la gobernación de Buenos Aires. La respuesta no tardó en llegar, Macri y Vidal aparecieron juntos, 24 horas después, recorriendo el conurbano.

En la semana que comienza mañana, la mesa de conducción de Juntos por el Cambio se reunirá en Córdoba para darle continuidad a la reunión iniciada en abril, en la que acordaron empezar a buscar los mecanismos de funcionamiento interno para definir el armado del año próximo. Con la situación como está, promete ser una reunión de alta tensión.

Estos movimientos que centralizan la agenda de juntos por el cambio en lo referido a la rosca política, también se alejan de las necesidades de la gente cuando se la pasan por los sets de televisión hablando de esto y del avión venezolano-iraní retenido en Ezeiza.

También en los libertarios, que venían en un frenesí de crecimiento de la mano de un Javier Milei que no paraba de crecer, aparecieron las internas. La pelea en redes entre Carlos Maslatón y el entorno de Javier Milei fue recrudeciendo tras el fallido acto del rockstar de la política argentina en Gerli, en la carcha de El Porvenir, en la zona sur del conurbano.

Todo daba a entender que el Frente de Todos pasaría de ser el espacio con más riesgo de quebrar a ser el espacio de la paz. Un espacio en el que las internas pasarían a barrerse bajo la alfombra, para, en un mapa lleno de disputas y posibilidades ciertas de quiebre en sus contrincantes, quedar en pie y volver a tener chances de dar pelea en el 2023. Pero duró poco esa paz. Apenas tres semanas.

Porque el lunes pasado, en el acto del 20 de junio realizado por la CTA, Cristina Fernández volvió a descargar una catarata de críticas contra el entorno del presidente. Esta vez su blanco no fueron ministros que no funcionan. Fue más allá, esta vez les apuntó a las organizaciones sociales, sobre todo aquellas que como el Movimiento Evita tienen funcionarios en el gobierno, como el Chino Navarro y Emilio Pérsico. Cristina cuestionó duramente el manejo de los planes sociales, al punto que pidió sacarlos de la órbita de las organizaciones sociales para trasladarlos a mano de intendentes y gobernadores. Sacar unos punteros para poner otros.

Esto hizo estallar de bronca a las organizaciones, y empujó a Alberto Fernández a contestar, de forma elíptica como siempre. El presidente, en un acto realizado un día después en Casa de Gobierno, le agradeció a las organizaciones sociales el rol de contención que jugaron en la pandemia, y que aún hoy juegan en el difícil momento social y económico que atraviesa el país.

Otra vez, Cristina y Alberto en veredas diferentes de una discusión. La paz duró apenas tres semanas.

Y como si las críticas directas no alcanzaran, Cristina Fernández cerró la semana sorprendiendo a propios y extraños con una reunión de tres horas con uno de los economistas más críticos de la gestión de Alberto Fernández, Carlos Melconian. El cordobés, miembro de Fundación Mediterranea y presidente de la Ieral, viene trabajando hace tiempo en un plan económico “apartidario” que será puesto a disposición de quien gane la elección el año próximo, con el objetivo de hacer un aporte a la recuperación de la Argentina.

Melconian viene presentando su plan en diferentes espacios políticos, siempre con charlas públicas que duran poco más de dos horas. El mano a mano con Cristina fue a puertas cerradas, y tuvo una duración de tres horas. Aseguran desde el entorno del economista que la charla fue amena, no existió nunca un ofrecimiento por parte de la vice al economista para integrar ningún espacio, pero sí hubo muchas preguntas de Cristina a Melconian acerca de su visión actual de la economía y los caminos de salida de la crisis.

Desde el mismo entorno aseguran que el economista planteó allí las mismas críticas y tesis que plantea en cada una de sus presentaciones y en cada salida en los medios de prensa. Por supuesto que los del PRO y los albertistas quedaron descolocados con tamaña reunión, demostrando que Cristina sigue generando hechos políticos que demuestran su peso en el tablero político.

Esperando el Bricsa, apareció La Liga
El presidente no se quedó enredado en la pelea y tras el apoyo a las organizaciones sociales continúo con la gestión, y desde los pasillos de la casona de Balcarce 50 se asegura que volvió a pedir lo mismo que pedía semanas atrás, que nadie responda dichos de Cristina. Esta semana Alberto Fernández participó de un encuentro virtual del grupo Brics, grupo que conforman las llamadas “economías emergentes” como Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. Argentina participó como invitada, la invitación no la realizó Brasil, vecino y gran socio comercial de la Argentina.

Tampoco la hizo Rusia, a la que Alberto le ofreció desembarcar en Sudamérica a través de negocios con la Argentina. La invitación de participar en el encuentro la realizó China, que hoy es el principal socio comercial del país. El presidente chino, Xi Jinping, invitó a Alberto Fernández a participar cuando se encontraron cara a cara en Pekín. Ahora, Alberto Fernández, pidió a los miembros del grupo que se integre a la Argentina dentro del espacio.

Bricsa debería ser la sigla del grupo si Argentina logra ingresar a este espacio en el que dos de sus principales socios comerciales ya son parte, y son parte fundadora.

Mientras Alberto Fernández intentaba meter a la Argentina en este grupo internacional, dentro de la Argentina se conformaba un grupo que sumará presión interna al gobierno nacional. Se trata de La Liga de Gobernadores, que tuvo su fundación en el Chaco, con una reunión de la que participaron 16 provincias, entre ellas Misiones con la representación del vicegobernador Carlos Arce.

Allí los mandatarios, entre los que se encuentran referentes del Frente de Todos como Axel Kicillof, Jorge Capitanich, Gerardo Zamora, Osvaldo Jaldo y Alicia Kirchner, firmaron un documento en el que llamaron a “Defender a los argentinos y las argentinas” y en el que respaldaron el pedido de Cristina Fernández de modificar la administración de los planes sociales y le reclamaron a Alberto Fernández por la situación del gasoil, tanto por la faltante como por los precios dispares que se pagan a lo largo y ancho del país.

Los gobernadores, en resumen, pidieron más federalismo “sin grietas”, que sería algo así como pedir a gritos que se terminen las internas del oficialismo. También pidieron previsibilidad a futuro, para que esto permita generar puestos de trabajo, y allí entraron los planes sociales, con el pedido de que sean transformados en trabajo.

Misiones y la política del ahorro
Esta semana hubo dos noticias en la tierra colorada que ratifican el rumbo del gobierno provincial en busca de darle una mano a los bolsillos golpeados de los misioneros. Una de esas noticias vino desde el Poder Ejecutivo, la otra desde el Poder Legislativo.

El Poder Ejecutivo anunció esta semana la continuación hasta el 31 de diciembre de todos los programas Ahora. Estos programas son una estrategia del gobierno provincial para ayudar, a través de reintegros y cuotas sin intereses, según el caso, al bolsillo del misionero, pero también para incentivar el consumo, activando así la economía y dándole un respiro a los comercios.

Por otra parte, en la Legislatura provincial se aprobó una ley para promover el uso racional de la energía, buscando así ser una provincia más amigable con el ambiente, pero también ayudar a los ciudadanos, con información sobre buenas prácticas de uso energético, a disminuir su consumo. Entre otras cosas, comenzarán a implementar políticas públicas de gestión eficiente de la energía, alentar a los cambios de hábitos y adopción de conductas para el uso racional y eficiente de la energía e informar sobre la forma de reducir la cantidad de energía eléctrica requerida son algunos de los objetivos.

Es un buen momento para esto, sobre todo si pensamos que en los próximos meses irán desapareciendo los subsidios nacionales a la energía, con lo que las boletas del servicio se irán incrementando mes a mes.

La desconexión de las agendas de la política nacional con las de la gente no son cosa nueva en la Argentina, lo venimos viviendo hace tiempo. Y la distancia parece acrecentarse a medida que se acercan las elecciones. No obstante ello, siempre aparecen actores que intentan, desde su lugar, reencauzar esas agendas en busca de que la política se transforme, de una vez por todas, en una herramienta para mejorar la vida, el día a día, de la gente.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias