lunes 27 de junio de 2022
Cielo claro 26ºc | Posadas

Se fue restaurando el servicio en algunos pabellones: Enfermería, Cocina y Guardia

Por problemas en el suministro de agua, suspenden internaciones en el Carrillo

Autoridades del hospital de salud mental confirmaron que atienden guardias, pero por ahora no se interna a pacientes agudos. Se rompió un caño hace semanas

miércoles 22 de junio de 2022 | 4:00hs.
Por problemas en el suministro de agua,  suspenden internaciones en el Carrillo
Se abastece mediante un camión cisterna a algunos pabellones. Fotos: César Lasso
Se abastece mediante un camión cisterna a algunos pabellones. Fotos: César Lasso

Una situación compleja tanto para pacientes como para los profesionales que allí se desempeñan, se vive en las instalaciones del  Hospital de Salud Mental Doctor Ramón Carrillo, ubicado sobre la avenida Quaranta. Según explicaron las autoridades del nosocomio, la rotura de un caño maestro que abastece el sistema de agua generó problemas en el suministro del vital líquido, lo que obligó a suspender determinados servicios, como la internación de pacientes agudos.

“Lo que está garantizado es la atención, entrega de medicación y asesoramiento ambulatorio. No se interna porque sería agravar más la situación”, sostuvo, en diálogo con El Territorio, Olga Acevedo, directora del nosocomio en reemplazo de la titular, Mirna Susana Corach, que se encuentra en uso de licencia.

“Dentro del Hospital Carrillo tenemos un tanque que es el que abastece el Hospital Pedro Baliña, la Red de Traslados, es como el punto central de abastecimiento, si algo pasa ahí, dificulta a todos los sectores. Los caños son de fibrocemento y tienen muchos años, hubo otras construcciones y aparentemente uno de esos caños se rompió. Se comenzó a hacer los trabajos para identificar la ruptura, pero aparentemente está partido en varias partes, se quería encontrar la parte rota y poner un tapón”, señaló Acevedo, al tiempo que aclaró: “Siempre tuvimos algunos inconvenientes con el agua, pero en esta oportunidad se extendieron más; hace una semana estamos sin agua en algunos sectores”.

El hospital actualmente cuenta con 29 pacientes crónicos, es decir, que viven allí desde hasta hace unos 30 años, y luego dos en el área de internaciones con pacientes agudos.

“Se decidió atender las guardias con medicaciones y el tratamiento e internación en los domicilios; se asegura la atención con asesoramiento, pero es una situación que nos excede”, aseveró.

“El paciente agudo es el que viene a la guardia con alguna alteración, se lo medica y contiene hasta que haga efecto para que después pueda volver a su domicilio junto a su familiar”, comentó.

Consultado sobre este escenario, el subsecretario de Salud Pública, Héctor Proeza, subrayó: “El agua nunca faltó, pero se está gestionando de otra manera, es un desperfecto técnico que nos está llevando más de la cuenta con las incomodidades que esto genera”.

“Se está buscando la solución para hacer un by pass y mientras tanto se busca la manera de llevar agua a todos los pabellones. Hay otra forma de gestionar que es trasladar a los pacientes a lugares donde hay agua para que puedan higienizarse”, insistió el funcionario y detalló: “Se está restaurando el agua: cocina, enfermería y guardia tienen agua”.

Baldes en los baños

“Para la limpieza se saca agua de una cisterna que tenemos, para Enfermería se conectó una manguera de la Unidad de Salud de Inimputables (USI), se van buscando maneras; y desde el Ministerio de Salud nos abastece agua para consumir. Claramente esto nos trae problemas en el uso de los baños, porque tenemos que manejarnos con baldes, pero es algo que nos excede. Estamos hablando de excavaciones de más de tres metros para identificar la ruptura”, contó Acevedo.

El arreglo del caño lleva más tiempo del previsto por lo añejo de las instalaciones.

Destacó que las lluvias demoran las obras de refacción para restablecer la normalidad del servicio de agua.

Se estima que en la semana estaría resuelto el drama que viven pacientes y profesionales.

Acevedo mencionó que otra de las cosas que dificulta la celeridad en los trabajos es la falta de planificación en la estructura del lugar, que tiene casi 70 años.

Con respecto a la posibilidad de trasladar al grupo humano a otras instalaciones hasta tanto se resuelva la situación, indicó: “No se baraja todavía como opción, recordemos que estamos hablando de muchos pacientes añosos, algunos que se mueven sólo en silla de ruedas”.

Médicos indignados

La demanda del Hospital Carrillo es de 29 pacientes internados desde hace años, es decir, crónicos, aparte de aquellos considerados agudos, que ingresan por guardia.

La planta está compuesta por tres médicos, cuatro psicólogos, diez enfermeros, cinco trabajadores sociales y unos 30 administrativos, además de 24 residentes.

“Ahora no se está internando, se atiende todo de manera ambulatoria, se atiende, medica y se los lleva a su casa, y en algunos casos que necesitan inyectable cada ocho horas, tenemos que pedirle al familiar que lo vuelva a traer porque lamentablemente no tenemos móvil, no tenemos un equipo para hacer visitas domiciliarias, entonces es muy restrictivo el trabajo que podemos hacer”, señaló la enfermera y administradora del centro de salud, María Cristina Permuy Rivadavia.

“Desde el grupo médico decidimos, por una cuestión de falta del recurso básico, no internar. El tema está en los pacientes crónicos, los que viven en el hospital. Acá no solamente hay enfermos psiquiátricos, también hay ancianos y gente con retraso madurativo. Gente que no controla esfínteres y no hay agua para la higiene de esos pacientes”, señalaron médicos que prefirieron mantener su nombre en reserva.

Asimismo, relataron lo que viven desde hace por lo menos dos semanas.

“Hay ya algunos pacientes que ya presentan infecciones gastrointestinales, con vómitos y diarrea, que sumadas a la falta de agua, aumentan el riesgo de deshidratación severa. Todo esto sumado a las condiciones ya deplorables del hospital, infestación de alimañas, falta de higiene, falta de ropa de cama, colchones, edificios en rutinas, pozos sépticos abiertos”, denunció el profesional de la salud.

Y remató: “Por otro lado los profesionales que trabajamos acá tenemos que afrontar la jornada laboral sin poder ir al baño, ni siquiera poder lavarnos las manos entre paciente y paciente”.


En cifras

29
pacientes crónicos viven  desde hace años en las instalaciones del Hospital Ramón Carrillo, destinado a atender la población con problemas de salud mental

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias