jueves 30 de junio de 2022
Cielo claro 10.1ºc | Posadas

Sobrevivió a seis puñaladas y múltiples cortes en el cuerpo: "Estaban decididos, me iban a matar frente a mi familia"

Luis Marcelo Gabur (40) reconoció que está vivo "de milagro" tras ser atacado por dos hermanos en el barrio San Miguel de Oberá, la semana pasada. Del lado de los sospechosos, dicen que fue una "pelea entre amigos". En un allanamiento incautaron cuchillos y una camioneta.

martes 21 de junio de 2022 | 14:08hs.
Sobrevivió a seis puñaladas y múltiples cortes en el cuerpo: "Estaban decididos, me iban a matar frente a mi familia"
Gabur se recupera en su casa luego de la brutal agresión que sufrió en el barrio San Miguel de Oberá. //Fotos: Cristian Valdez.
Gabur se recupera en su casa luego de la brutal agresión que sufrió en el barrio San Miguel de Oberá. //Fotos: Cristian Valdez.

"Estaban decididos, me iban a matar enfrente de mi familia. Mi hija iba a ver cómo el papá moría. El domingo (día del padre) me reía y lloraba pensando que gracias a Dios estoy vivo, aunque apenas puedo moverme por los cuchillazos que me dieron. Pese a eso, admito, tengo miedo porque nadie me asegura que no van a regresar para terminar de hacer lo que pretendían". Con lágrimas en los ojos, Luis Marcelo Gabur (40) reconoció que está vivo "de milagro" y por delante le espera un largo proceso de recuperación.

En la madrugada del último viernes fue atacado por dos hermanos (a quienes en la denuncia policial identificó con los apodos de Nene y Tily B.) cuando salía de la casa de una familia conocida en el barrio San Miguel de Oberá, donde horas antes había ido a cenar junto a su pareja y la hija de ambos, de apenas cuatro años. 

La víctima, de profesión constructor, declaró que cuando pretendían regresar a su domicilio fueron emboscados en la calle y recibió las agresiones de cuchillo que casi terminaron con su vida, ataque relacionado aparentemente con un antiguo desencuentro con un familiar de los acusados, que permanecen en libertad en razón de que escaparon de la escena.

"Hace alrededor de dos años tuve una discusión con un hermano de ellos (por los atacantes) pero después hablamos, solucionamos las diferencias y continuamos bien con el hombre; pero parece que se quedaron con esa bronca y cuando estaba con mi familia me atropellaron", lamentó Gabur en diálogo con El Territorio, recordando que "ya tenía mi auto en marcha para volver a casa cuando apareció Tily con su camioneta -Chevrolet Blazer S10- y se atravesó en medio de la calle, cerrando el paso y al instante un Volkswagen Golf frenó atrás. No podía avanzar para ningún lado".

En ese contexto, de acuerdo al relato de Gabur, pidió "si podían dejarme salir y la respuesta de Tily fue 'de acá no vas a salir hasta que no arregles el problema que tuviste con mi hermano'. Le dije que no había ningún drama porque hace rato habíamos solucionado nuestras diferencias y respondió 'vos arreglaste con él pero no conmigo' y pegó una patada en la puerta de mi auto. Cuando bajé me agarró Nene desde atrás, me tiró al suelo y entre los dos se abalanzaron sobre mí".

Puntazos, cortes y excoriaciones

De acuerdo al informe médico, Gabur recibió, además de golpes de puño y patadas, seis puñaladas de distinta profundidad que sumados a varios cortes superficiales demandaron 30 puntos de sutura en diferentes partes del cuerpo: cabeza, mano derecha, espalda, tobillo y pierna izquierda. "La puñalada que me iba a matar porque iba directo al pecho pude frenarla agarrando a tiempo la hoja del cuchillo, el filo me rebanó los dedos; después recibí otro puntazo en el muslo izquierdo que rozó la vena femoral, según el médico y otra puñalada en la espalda estuvo a punto de perforar uno de los pulmones", detalló, acotando que "esas tres fueron las más riesgosas pero me hincaron por donde pudieron, no sé cómo aún estoy vivo. En un momento creí que me mataban".

Según su declaración, los hermanos abortaron el ataque a instancias de la intervención de un grupo de personas que estaba festejando un cumpleaño en una vivienda cercana al sitio donde fue agredido.

"No sé cómo hicieron pero me salvaron la vida. En medio de ese tumulto y las piedras que lanzaban los vecinos para evitar que me sigan apuñalando llegaron dos policías en un patrullero, pero no detuvieron a los agresores que estaban todavía en el lugar, sinó que se quedaron mirando y en el hospital, cuando cuestioné eso, me dijeron 'no podemos arriesgar al personal', lo que me generó mucha indignación. Por nuestros propios medios tuvimos que buscar asistencia en el hospital y recién intervino la comisaría Tercera, cuando me estaban suturando las heridas".

Paralelo a su salud, la preocupación mayúscula de Gabur tiene que ver con que los hombres a quien acusó no fueron detenidos hasta el momento. "Pueden venir a mi casa y terminar el trabajo que empezaron. No tengo seguridad. Mi familia está en serio riesgo mientras siguen en libertad", alertó el hombre, haciendo foco en lo que consideró "una peligrosa lentitud de la policía" porque "está visto de lo que son capaces, ya tienen antecedentes, son violentos y estaban decididos a matar".

Sumario por lesiones leves

El sumario 197/22 que se instruye en la comisaría Quinta fue caratulado "lesiones leves por el uso de arma blanca", con intervención del Juzgado de Instrucción Dos de Oberá.

En el marco de la investigación ayer a la tarde una comisión policial realizó un allanamiento en la propiedad del apodado Tily, en el barrio 100 Hectáreas, donde secuestraron la camioneta Chevrolet Blazer S10 que habría utilizado durante el hecho e incautaron cuchillos ante la esperanza de detectar, mediante pericias, si entre ellos está el utilizado. 

"Fue una pelea entre amigos"

Posterior al operativo policial El Territorio escuchó la versión de la familia de Tily, uno de los acusados de atacar a Gabur. La esposa del sospechoso explicó que "fue una pelea callejera entre amigos, nada más" y en paralelo hizo notar su disconformidad con la actuación policial de la víspera: "¿Tantos días pasaron y recién vienen a llevar la camioneta?", cuestionó y en esa línea acotó que "encima cuando fui a buscarla al barrio San Miguel, poco después de la pelea, estaba toda rota a piedrazos y no me quisieron tomar la denuncia".

Sobre el paradero de su esposo o su estado, afirmó: "No sé donde está, pero el otro hombre está en la casa, tranquilo, yo fui a hablar con la señora y me confirmó que estaba recuperándose, que estaba bien".

Finalmente plantó sus dudas porque "en el patrullero trajeron a los testigos para el allanamiento, ni siquiera sabemos de dónde son" y confirmó que "tres cuchillos llevaron para hacer pericias". La investigación continúa.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias