jueves 07 de julio de 2022
Muy nuboso 22.7ºc | Posadas

En Guaraní los vecinos salieron a las calles para exigir seguridad y también justicia para las dos chicas abusadas

"Pedimos que hagan patrullajes, que controlen el consumo de bebidas de parte de los menores, que se los ve tomando y fumando a cualquier hora. No están haciendo su trabajo, la inseguridad va en aumento y pasan cosas aberrantes", lamentó una vecina.

jueves 16 de junio de 2022 | 13:58hs.
En Guaraní los vecinos salieron a las calles para exigir seguridad y también justicia para las dos chicas abusadas
Frente a la comisaría reclamaron seguridad y además, justicia para las chicas violadas en la vía pública en la última semana. //Fotos: Cristian Valdez.
Frente a la comisaría reclamaron seguridad y además, justicia para las chicas violadas en la vía pública en la última semana. //Fotos: Cristian Valdez.

Habitantes de la localidad de Guaraní hicieron sentir esta mañana su reclamo por la falta de seguridad en las calles y en paralelo, expusieron el pedido de justicia para las dos víctimas (una de ellas menor de edad) de abuso sexual cometidos en las última semana, que están siendo investigados por la Policía.

Más de medio centenar de personas, entre vecinos y comerciantes de la comunidad motorizados por jóvenes integrantes de agrupaciones sociales, se concentraron primero frente a la comisaría y luego caminaron hasta el Juzgado de Paz, situado a metros del edificio comunal, mostrando sus preocupaciones en carteles confeccionados a mano.

Frente a la comisaría de la localidad, distante a siete kilómetros de Oberá.

En ambas dependencias públicas entregaron un petitorio para dejar constancia de sus reclamos: "Exigimos protección en las calles frente al problema que se hace notar en estos momentos. Exigimos justicia y detención de los involucrados en el hecho de violación de dos jóvenes del pueblo. Necesitamos la presencia del móvil policial en los barrios más precarios y exigimos que hagan su trabajo", dice la misiva entregada en manos a la jueza de Paz, Myriam Rosciszewski, no así al jefe de la comisaría, Eduardo Giménez, quien aparentemente no pudo recibir a los vecinos.

Diálogo con la jueza de Paz, Myriam Rosciszewski.

En diálogo con El Territorio, Elisa González, explicó que el motivo de la manifestación tiene que ver "con la reciente violación de dos mujeres, una menor, que no es la primera vez que pasa en Guaraní pero no se esclarece porque la Policía no se mueve mucho", y en esa línea lamentó que "siempre que llamas a la comisaría no te atienden y si lo hacen dicen que no tienen móvil pero al pasar por la avenida está a la vista el patrullero estacionado". 

"Pedimos que hagan patrullajes en las calles, que controlen el consumo de bebidas de parte de los menores, que se los ve tomando y fumando a cualquier hora. No están haciendo su trabajo por lo que la inseguridad va en aumento y pasan cosas aberrantes", analizó.

Si bien no llegaron a la Municipalidad, el pedido de acciones concretas también apuntó al jefe comunal, Miguel Vargas: "Hace falta alumbrado público, arreglo en las calles y es todo parte de la seguridad que en Guaraní es inexistente".

"Seguridad y justicia. Eso estamos exigiendo, los habitantes de esta localidad necesitamos vivir seguros y en estos momentos eso no está siendo posible", puntualizó González.

Dos violaciones, una en manada

Tal como viene publicando este matutino, una de las víctimas tiene 15 años y el ultraje fue cometido en un baldío ubicado a media cuadra del edificio municipal. La segunda víctima tiene 21 años y fue abusada en manada, según denunció.

Los casos se entrelazan porque las víctimas dijeron haber sido drogadas por sus agresores mediante el consumo de bebidas alcohólicas, tal como se desprende de las respectivas declaraciones que hicieron en sede policial.

El primer hecho se registró en la madrugada del pasado domingo 5 de junio y el expediente por abuso sexual con acceso carnal se tramita ante el Juzgado de Instrucción Dos de Oberá.

Por el caso fue detenido un hombre de 23 años que coincide con la descripción brindada por la menor. En el lugar donde se produjo el abuso la Policía encontró su billetera con su DNI, lo que complicó su situación procesal.

Esa madrugada, alrededor de las 3, una persona se acercó a un efectivo policial que se encontraba de servicio adicional en un local bailable y le señaló que en inmediaciones al polideportivo municipal había una jovencita semidesnuda y desorientada.

Luego de estar frente a la dependencia policial, los vecinos fueron hasta el juzgado de Paz.

El uniformado constató la situación y la menor le dijo que abusaron de ella, al tiempo que brindó detalles físicos y de la vestimenta del sospechoso.

En cercanías al lugar encontraron el short de la chica y una billetera. Minutos más tarde, sobre ruta nacional 14, detuvieron a un hombre con las características dadas y se constató que se trataba de Alejandro C. (23), coincidente con el DNI hallado en el lugar del abuso.

La misma madrugada del 5 de junio, la menor fue trasladada junto a su madre al Hospital Samic de Oberá para evaluación y tratamiento específico en caso de abuso sexual. Además se hallaba descompensada y desorientada por el consumo de sustancias que habrían puesto en la bebida.

Bebidas con droga

Este último aspecto coincide con el relato de la joven de 21 años que denunció haber sido víctima de una violación grupal el último domingo. Los implicados serían por lo menos seis, entre ellos dos menores de edad. Ninguno está detenido.

En la instrucción los acusados declararon que la chica estuvo con ellos consumiendo alcohol y luego se fue con uno de los jóvenes. Por su parte, en una ampliación de denuncia la presunta víctima ratificó que en un momento de la noche perdió la noción por algo que le habrían colocado en la bebida.

Luego de haber sido sometida sexualmente durante varias horas, aseveró la víctima, dos de los sospechosos la dejaron frente a su casa semidesnuda y cubierta con un cubrecama.

 

Fue asistida por sus padres y trasladada al Hospital Samic donde permaneció en observación debido a los golpes y excoriaciones que presentaba en diferentes partes del cuerpo.

Luego de ser atendida en el centro asistencial y recibir el alta, en horas de la tarde del domingo se acercó con sus padres a la comisaría de Guaraní para radicar la denuncia, en la que mencionó con nombres y apellidos a varios jóvenes: Y. V. (16), E. S. (17), L. F. (19), T. P. (17), su primo D. V. (20) y otros jóvenes de los cuales no conocía los nombres.

Se reúnen las autoridades

En consonancia con lo que está ocurriendo en Guaraní se supo que en las próximas horas se reunirán las autoridades comunales, es decir, concejales, intendente, jefe de la comisaría y jueza de Paz, para "analizar y coordinar trabajos y herramientas preventivas a los fines de terminar con los delitos como los que ocurrieron en los últimos días".

Entre otros temas van a tratar sobre la indiscriminada de venta de bebidas alcohólicas a menores y sobre el avance del consumo de drogas en la localidad.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias