jueves 11 de agosto de 2022
Cielo claro 20.7ºc | Posadas

La banda de Porto Alegre es la que más presencia en Misiones evidenció

Las causas y los nombres que muestran el avance de Bala na Cara en Misiones

Detenidos con armas de fuego y ropa policial, la venta de droga por parte de Rojas, los hermanos Lopes y el asesinato del kiosquero Díaz, aparecen como alertas.

domingo 12 de junio de 2022 | 0:30hs.
Las causas y los nombres que muestran el avance de Bala na Cara en Misiones
El crimen de Díaz podría ser investigado por la Justicia Federal. //Foto: Federico Gross.
El crimen de Díaz podría ser investigado por la Justicia Federal. //Foto: Federico Gross.

Cuando Fabio Moreira de Oliveira Pereira, José Brink Gutierres, Hemerson Oliveira Machado y José Silva Aguiar fueron detenidos en septiembre del 2019 con una gran cantidad de armas, precintos y ropas truchas de PFA, hubo temor. Los cuatro fueron separados y quedaron a disposición de la Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y la Policía de Misiones en Posadas.

Con la hipótesis firme de que todos pertenecían a una organización criminal del país vecino, todos reforzaron sus guardias con grupos especiales y armas largas. Incluso la Policía Federal trajo un Grupo Especial de Operaciones Federales (Geof) de Buenos Aires y su detenido fue el primero en ser trasladado debido a que un interno que se alojó con él denunció que el extranjero dijo que lo iban a rescatar.

Fuentes que intervinieron en las investigaciones sobre ellos dijeron luego que formaban parte de la organización Bala Na Cara, formada en las calles de Porto Alegre y asociada al PCC en el negocio de la droga en Paraguay. Desde octubre de ese año todos están alojados en Complejo Penitenciario de Ezeiza, de máxima seguridad, donde llegaron tras otro fuerte operativo.

En tiempos donde el debate en la Justicia federal se da sobre el avance de estas organizaciones criminales brasileñas en el país, Bala Na Cara representa el argumento más sólido, con una presencia muy evidente en la provincia de Misiones. No sólo por sus vínculos con Néstor Fabián Rojas, narco y múltiple asesino, sino también por la detención de varios de sus integrantes, como Pereira y sus secuaces.

La organización es la segunda más grande de la capital de Río Grande del Sur, en sus inicios dedicada principalmente, son expertos en el uso de explosivos y armas, pero sus negocios también incluyen el narcotráfico. Ya han cruzado las fronteras y desde más o menos 2015 también están instalados en Paraguay para hacerse su lugar en el negocio de las drogas con epicentro en Pedro Juan Caballero.

El nombre tiene distintos significados según diferentes publicaciones que se han hecho sobre ellos. Uno asegura que los integrantes rematan a su víctima en la cara para que se sepa quien cometió el homicidio. En el mismo sentido, se cree que se hace para destruir el rostro del objetivo para que no pueda ser velado a cajón abierto. Lo sanguinario también es nombrado como una característica.

Los especialistas señalan que se asociaron con el Primer Comando Capital (PCC) en Paraguay, pero en Misiones esas relaciones se concretaron con Néstor Fabián Rojas. Según declaraciones recientes del juez federal Miguel Ángel Guerrero a la cadena brasileña Record, estos nexos se dieron a partir de que Rojas fue detenido y se quedó sin capital.

Las investigaciones de la Fiscalía Federal de Posadas y la Procunar, desde la cárcel de Ezeiza Rojas planeo el asesinato del juez posadeño Fernando Verón y creó el Primer Comando de Frontera (PCF), que traficaba estupefacientes desde Paraguay a Brasil y Buenos Aires.

Justamente los compradores eran Bala Na Cara. Antes de las restricciones por el avance del coronavirus en 2020 la mercadería salía por Santo Tomé y terminaba casi siempre en Porto Alegre. Desde marzo, las rutas de salida fueron generalmente las localidades misioneras de Panambí o San Javier. Un detalle: Bala Na Cara exigía droga premium, de máxima pureza.

Crimen de Díaz

Al parecer también hay actores aislados que no actúan en el marco de relaciones de grandes organizaciones. En mayo fue detenido David Weslley de O. S. (19), oriundo de Porto Alegre y con un importante prontuario por posesión de drogas, tenencia ilegal de armas y asaltos en el vecino país, según los documentos oficiales de su ficha criminal a los que tuvo acceso El Territorio.

El joven está acusado de asesinar a balazos con pistola 9 milímetros Cristian Javier Díaz (31) en el barrio Yohasá de Posadas. Según el intercambio con la Policía del vecino país, el extranjero forma parte de la temida organización, aunque los reportes indican también que perdió drogas en octubre del 2019 y por eso lo buscaban para atentar contra su vida.

Se cree que el crimen del kiosquero se ejecutó en medio de una trama por drogas, debido a una carga de marihuana que incautó Gendarmería en octubre del año pasado frente a una casa donde se alojó David y un cómplice.

Esta hipótesis ubica a Díaz como un informante y como un vendedor de drogas al menudeo en su casa, donde fue asesinado. Por esta razón el titular del Juzgado de Instrucción Siete, Miguel Mattos, se declaró incompetente de investigar el crimen y remitió las actuaciones al Juzgado Federal. Las autoridades deberán decidir sí tomar o no el caso.

Este escenario plantea una problemática aún peor. ¿Cualquiera puede contratar un sicario para saldar broncas con propios o rivales en el submundo del crimen organizado? En Bernardo de Irigoyen hay al menos tres crímenes ejecutados por sicarios en los que es muy difícil llegar a los responsables, aunque allí el trasfondo es el contrabando del vino y por ahora son sólo sospechas de que estas organizaciones estén implicadas.

Los hermanos Lopes

Otros nombres propios de la presencia de esta banda son los hermanos Lopes, Rudinei, alias Gordo y Vanderlei, alias Vando. Luego de una larga estadía en cárceles misioneras, ambos fueron extraditados a Brasil mediante un imponente operativo en 2020. Por seguridad, fueron entregados a la Policía del vecino país de a uno.

Habían sido detenidos en el paraje El Botón, de El Soberbio, en noviembre del 2017 con un arsenal imponente entre armas de fuego, municiones y explosivos. Al parecer, estaban huyendo. Poco tiempo antes, en junio de ese año, Vando fue rescatado del Presidio Estadual de Lajeado, a 400 kilómetros de allí. El operativo incluyó la emboscada de un vehículo en el que era trasladado a asistencia médica por una supuesta dolencia.

La estadía de los hermanos en Misiones generó muchos dolores de cabeza. El 30 de julio del 2018, un grupo de brasileños secuestró a un remisero en la localidad de Oberá y llegó a la cárcel local con armas y dispuestos a liberarlos. Los planes se vieron frustrados debido a que se toparon con el sereno de una obra en construcción al lado del presidio quien se resistió con una picana y gritó fuerte por su vida y para dar aviso a los guardias.

Los hombres desistieron de la empresa y huyeron a los tiros del lugar. Al día siguiente fue detenido Carlos Eduardo Reinicke sobre avenida Italia, en cercanías del Jardín de los Pájaros. El sujeto es oriundo de Vera Cruz y fuentes policiales también indicaron que pertenecía a Bala Na Cara. Tenía un pedido de captura por haberse fugado de una cárcel, donde cumplía condena por más de una decena de asaltos.

Reinicke está alojado en la cárcel de Loreto condenado por ese hecho y espera el avance de su trámite de extradición.

La alerta del juez Guerrero en Rosario

En una exposición a sus pares de todo el país en Rosario, el juez Miguel Ángel Guerrero, titular del Juzgado Federal de Eldorado, advirtió el mes pasado que la presencia de organizaciones criminales extranjeras y transnacionales ya es una realidad y que si no se refuerza la estructura del Poder Judicial "yo creo que en 10 años vamos a tener un problema muchísimo más grave que en la ciudad de Rosario".

Refirió entonces que nueve detenidos en los últimos 45 días en su zona de influencia tienen pedidos de captura internacional solicitado por jueces federales y de la Justicia ordinaria de Brasil vinculados a la "delincuencia organizada transnacional".

"Se habla mucho de Primer Comando de Frontera, Comando Vermelho, Primer Comando Capital y Bala en la Cara y su presencia no es hipotética, las alertas rojas de los nueve sujetos los vinculan directamente con una u otra de esas organizaciones", remarcó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias